¡Cubanos en alza! Negrín, Urrutia y Ravelo dan victoria a Lara en Venezuela

Yoanner Negrín tuvo su primera gran salida en la presente temporada.

Por Juan Páez / @jmanupz
Los cubanos de los Cardenales de Lara tuvieron una jornada dominical para el recuerdo en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional. Yoanner Negrín, Henry Urrutia y Rangel Ravelo se crecieron a tal punto que fueron los artífices del triunfo de los pájaros rojos 8-2 ante los Tigres de Aragua.
——————————————————————————————————————–

Desde la loma, Negrín fue el abridor del conjunto crepuscular, que jugaba en casa. Tuvo su primera gran salida en la presente temporada, al trabajar por espacio de 6.0 episodios en blanco, en los que permitió únicamente cinco imparables. Dio una base por bolas y retiró a cuatro contrarios por la vía del tercer strike. Ganó por segunda vez en la campaña para dejar su récord en 2-2 y 2.25 de efectividad.
La apertura del derecho, quien superó un primer inning con un boleto al primer bateador, representó la segunda presentación de un iniciador de Cardenales con al menos 6.0 capítulos en lo que va de ronda regular. Solo el venezolano Raúl Rivero, en dos ocasiones, había logrado la difícil marca en ligas invernales.
“Esa base por bolas (al primer rival) me hizo pensar. Cómo era posible que yo comenzara así el juego”, dijo el serpentinero al canal televisivo IVC. “Después localicé mejor los pitcheos y las cosas salieron mejor. Lo que hice fue atacarlos y mantener la zona bajita, eso resultó un éxito importante”.
Tranquilidad
Estando un cubano en el morro, los dos que estaban en la alineación se tenían que lucir. En la parte baja del quinto tramo, con los larenses ganando 2-0, Urrutia se encontró con las bases llenas frente al abridor del equipo felino, Tommy Collier. Lo que siguió fue un bombazo a la banda contraria, el primer grand slam para el jardinero en la LVBP y el cuarto que se conecta este año en el torneo.


“Para dar batazos así es que estamos trabajando. Hay que salir y ayudar a nuestros lanzadores, más alegría para mí si se trata de un cubano más”, expresó el patrullero, que también conectó un bambinazo el sábado, contra los Leones del Caracas, la organización que lo despidió en la 2016-2017. “Siempre he sido un bateador que utiliza todo el terreno de juego, no siempre halo la pelota. Por eso no entendí mucho la formación especial que me presentó el Caracas el sábado, pero mejor. Ojalá las cosas sigan saliendo bien. Seguimos trabajando duro. No hay descanso”.
Urrutia no para de batear en su regreso a Venezuela. En sus 27 encuentros hasta ahora, el de Las Tunas liga para .352 (91-32), con ocho dobletes, un triple y dos estacazos de vuelta completa, más 18 empujadas y 20 anotadas. También, suma 17 boletos, por eso su promedio de embasado de .459, el cuarto mejor del circuito y el primero en su equipo.
También hizo lo suyo
Así como Henry, Rangel Ravelo sacó la bola del parque sin gente en las bases, en lo que fue su segundo vuelacerca del año. Para el inicialista fue uno de dos incogibles en tres turnos legales, parte del tórrido bateo que mantiene desde su incorporación a los pájaros rojos.
La conexión Ravelo-Urrutia, ayer tercer y cuarto bates (respectivamente), le está dando frutos a los larenses. Este domingo se combinaron para tres indiscutibles en seis oportunidades oficiales, con dos jonrones y cinco producidas de las ocho que registraron los bates del conjunto dirigido por José Moreno.
En total, en lo que va de temporada, tienen average colectivo de .375, gracias a 48 inatrapables en 128 idas legales a la caja de bateadores, además de 11 dobletes, un triple y cuatro conexiones de cuatro esquinas. Suman 23 fletadas y 27 vueltas al cuadro. Ambos comparten un solo objetivo: llevar a Lara al título que no consigue desde la temporada 2000-2001.



Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*