De la Hoya sí se enfrentará a McGregor

El exboxeador va "en serio" con el reto contra el irlandés y señala que "le noqueará en dos asaltos".

 

Por Rigo Cervantez

A sus 44 años de edad y a casi nueve años desde que se retiró del boxeo, tras ser derrotado por Manny Pacquiao en diciembre de 2008, Oscar de la Hoya asegura que podría volver a los cuadriláteros, para enfrentar al estelar combatiente de la MMA, el irlandés Conor McGregor.





“Yo, todo lo que necesito, son dos rounds. Uno para calentar, y el otro para noquear”, dijo.

¿O para caer?

“¿Para caer?…No…!Pero, si pasa de los dos asaltos, entonces, [hay un problema]”, aseguró este sábado el popular ‘Golden Boy’, como se le conociera en su etapa de pugilista al ganador de la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, y quien además tuvo en su poder ocho títulos mundiales en seis categorías diferentes, como boxeador profesional.

¿Entonces, va en serio lo de tú regreso a los cuadriláteros?

“Es algo muy serio. Tan serio, que aunque nadie lo sabe, ya tengo cuatro meses entrenando y me siento mejor que nunca, muy bien. Y si se puede dar la pelea con McGregor, pues, muy bien. Si no, pues, no pasaría nada…’’, agregó Oscar, entrevistado por ESPN Digital, durante la 21ra entrega de pavos, con motivo del Día de Acción de Gracias, que se aproxima, en la comunidad donde el boxeador creció y se impulsó a la fama.



“No hay nada firmado, todavía, ni existe fecha. Yo simplemente le dije, te reto… y él no ha contestado, todavía. No ha respondido y yo no lo voy a seguir, porque no necesito nada”, reveló De la Hoya, cuya fortuna asciende a los 200 millones de dólares, de acuerdo al portal CelebrityNetworths.com.

“La edad no te perdona”, advirtió Joel de la Hoya, quien tiene a su cargo los destinos boxísticos del prospecto Diego de la Hoya, su sobrino.

El hermano de Oscar, agregó que él considera que el supuesto pleito con McGregor, no es una propuesta seria.

“Posiblemente, se trata de alguna trama publicitaria, o promocional, que Oscar trata de proyectar”, especuló Joel, hablando con ESPN Digital. Todo esto sucedía mientras Oscar y un grupo de boxeadores pertenecientes a su empresa, Golden Boy Promotions, entregaban unos 700 pavos, a 600 familias del Este de Los Angeles.

“Yo vivía por aquí, en este barrio, a unas cuantas calles. Entrenaba en este mismo lugar, donde nos encontramos, en un gimnasio que se llamaba de La Resurrección. Ahora, ya es una escuela que fundamos, que construimos”, evocó Oscar de la Hoya, recordando su infancia y su adolescencia.

Fuente: espndeportes.com




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*