El Balón de Oro, ¿el talismán de CR7?

El portugués, al recibir el Balón de Oro, siempre consigue marcar goles para su equipo.

Por José I. Pérez

No hay mejor vitamina para Cristiano Ronaldo que un Balón de Oro.Proteína estimulante. O el talismán dorado que nunca le falla al portugués. Es recibir el galardón y crecerse. Si no está en su mejor momento, como esta temporada, se reencuentra consigo mismo y con el gol y si atraviesa por una buena racha, la mantiene. Así es.



Las cuatro veces (2013, 2014, 2016 y 2017) que ha recibido el prestigioso trofeo como jugador del Real Madrid ha marcado (seis goles en total) en el siguiente partido que ha disputado y, además, el equipo ha ganado. Con la curiosidad añadida de que no ha encajado ni un solo tanto.

Así ha sido desde el primero que ganó de blanco en el año 2013 hasta el último hace apenas unos días. Porque si contra el Betis, allá por el 18 de enero de 2014, los madridistas se impusieron 0-5 en el Villamarín con goles de Cristiano, Bale, Benzema, Di María y Morata, ahora los de Zidane le han endosado otra manita al Sevilla esta vez en el Bernabeú con un doblete de CR7 y los tantos de Nacho, Achraf y Kroos.

Cristiano Ronaldo y el Madrid tras los Balones de Oro

  1. Balón de Oro 2013 Betis 0-5 Real Madrid (Cristiano un gol)
  2. Balón de Oro 2014 Getafe 0-3 Real Madrid (Cristiano dos goles)
  3. Balón de Oro 2016 Real Madrid 5-0 Granada (Cristiano un gol)
  4. Balón de Oro 2017 Real Madrid 5-0 Sevilla (Cristiano dos goles)



Exactamente lo mismo que sucedió la pasada temporada cuando el Granada se llevó otra goleada en el feudo blanco el día en el que Cristiano ofreció su cuarto, por entonces, Balón de Oro a los aficionados del Real Madrid. Los andaluces recibieron un 5-0 y ahí estuvo el portugués, fiel a su cita con el gol, para celebrar el galardón con otro tanto. El marcador lo completaron Benzema, Casemiro e Isco, este último con un doblete.

La otra ocasión en la que Cristiano ha jugado tras ser coronado como el mejor del mundo fue el 18 de enero de 2015. Y ahí, en el Coliseum Alfonso Pérez contra el Getafe, el luso hizo un doblete para redondear la semana en la que había recibido el Balón de Oro y ayudar a que el Real Madrid se impusiera a los azulones: 0-3 con Bale sumándose a la fiesta anotadora del portugués.

Con el United, victoria sin gol

La tradición de lograr la victoria en el siguiente encuentro tras recibir el Balón de Oro se mantiene en el Manchester United, equipo en el que ganó su primer trofeo en 2008, pero en esa ocasión Cristiano no marcó. Los reds devils se impusieron al Sunderland (1-0), pero el tanto fue obra de Berbatov.

Fuente: www.marca.com