“El Rey” se concentra para seguir la racha triunfadora

Los Cavaliers llevan cuatro victorias al hilo y LeBron James no quiere romper esa "buena suerte".

Por Dave McMenamin

Los Cleveland Cavaliers se sobrepusieron a una desventaja de 15 puntos para vencer a los LA Clippers, 118-113, en tiempo suplementario el viernes, extendiendo su mejor racha de victorias en la temporada a cuatro juegos y mejorando a 9-7 su balance general, siendo esta la primera vez que han estado dos partidos por encima de .500 desde su comienzo de 3-1.



La racha vuelve a colocar a los Cavs en la imagen de los playoffs. Si la temporada terminara hoy, Cleveland sería la séptima cabeza de serie en la Conferencia del Este. Sin embargo, una racha de cuatro victorias empalidece en comparación con lo que está haciendo el equipo No. 1 del Este, los Boston Celtics.

Boston venció al campeón defensor Golden State Warriors, 92-88, el jueves para extender su racha de victorias a 14 juegos, mejorando su récord general a 14-2.

Los Celtics están dirigidos por Kyrie Irving, por supuesto. Luego de la victoria de los Cavs sobre los Clippers, le preguntaron a LeBron James sobre lo qué estaba haciendo su antiguo compañero de equipo en Beantown y no estaba muy interesado en opinar sobre el inicio de los Celtics.

“¿Huh?” James dijo después de conseguir 39 puntos, 14 rebotes, 6 asistencias, además de 6 pérdidas de balón en 46 minutos contra los Clippers. “¿Quieres que comente sobre eso? Nah. Tengo mucho de qué preocuparme por aquí ahora mismo, tratando de hacer que nuestro barco vaya en la dirección correcta. Vi el juego [el jueves] por la noche. Era un juego de la Conferencia Este”.



“No hay muchas veces en que Golden State no llega a los 120. Boston solo tuvo un buen ritmo del juego. Ninguno de los equipos pudo realmente hacer esos tiros. Fue un juego de tiros libres en el último cuarto. Pero no voy a… No presto atención a mucho de lo que está sucediendo más allá de su registro y las cosas que han estado haciendo. Pero están jugando bien en este momento”.

Una de las dos derrotas de los Celtics fue contra los Cavs por 102-99 en la noche de apertura en un juego marcado por la horrible lesión de tobillo que terminó con la temporada de Gordon Hayward en el primer cuarto. Después de ese juego, sin embargo, Cleveland tropezó, perdiendo cuatro partidos seguidos, con varias de las derrotas contra los equipos elegidos para terminar casi al final de la conferencia.

En el mes que ha transcurrido desde la noche de la inauguración, la narrativa que rodea a los Cavs se ha transformado de una profunda colección de talentos que estará en la cuarta final consecutiva de la NBA a una lista envejecida y defectuosa que podría tener problemas durante todo el año.

LeBron James dijo que deben seguir jugando bien y no preocuparse por cómo lo están haciendo equipos como los Celtics líderes de la Conferencia Este. AP Photo/Tony Dejak

El armador de los Warriors, Stephen Curry, llegó a decir que los Celtics son los favoritos para representar al Este en las Finales de este año.

“Es muy, muy probable, ¿verdad?” Curry comentó. “Están jugando mejor ahora en el Este, y obviamente, hasta que venzan a Cleveland, quien lo ha hecho durante tres años seguidos, así que ya veremos, pero he escuchado que el clima es excelente aquí en junio”.

James no se vio afectado por ninguna de las charlas que dudan de su equipo.

“Escucha, hombre, al final del día tenemos que aparecer como profesionales y ser lo mejor que podamos ser todas las noches”, apuntó James. “A mí, ya sabes, no me importa lo que diga la gente”.

“Estoy mucho más allá de eso. No me importa lo que diga la gente. Al final del día, tenemos que mostrarnos y ser lo mejor que podemos para este equipo en este momento. Estamos jugando bien, y vamos a continuar en eso”.

Para respaldar su punto, James llamó a sus dos hijos que estaban en el vestuario después de los juegos de los Cavs para preguntarles si alguien prestaba atención a las críticas sobre su padre en la casa de James. LeBron Jr., de 13 años, respondió incrédulo a la pregunta. “¡¿Qué?!” dijo. Bryce, de 10 años, fue más moderado pero igual de desdeñoso. “Nah, hijo”, exclamó.

Dwyane Wade apuntó que las remontadas de los Cavs son parte del maquillaje del equipo. Cuando el juego sube y baja al principio, ellos tienen dificultades, dijo. Pero cuando las posesiones importan más tarde, ellos brillan.

“Somos un equipo que está construido -somos el equipo más viejo de la liga, uno de los equipos más viejos-, no estamos construidos para todo esto”, señaló Wade, moviendo su dedo hacia adelante y hacia atrás para imitar equipos corriendo arriba y abajo de la cancha. “Estamos diseñados para cuando el juego se ralentiza. Y más tarde en los juegos es cuando el juego se ralentiza. Y eso es donde estamos bien, así que para eso estamos hechos”.

“Desafortunadamente, hemos estado en esa posición mucho. Podemos continuar estándolo. Pero definitivamente estamos hechos para eso”, concluyó Wade.

La victoria sobre los Clippers fue otro ejemplo de los Cavs necesitando salir de un agujero. Derrotaron a los Hornets por ocho puntos, los Knicks por 23 y los Mavericks por 10 en su actual racha de victorias.

“Así es como se juega el juego para nosotros en este momento de la temporada”, remarcó James. “Es bueno saber que estamos construyendo carácter y construyendo resiliencia, y puedes hacerlo con un nuevo grupo, y eso definitivamente nos puede ayudar a largo plazo, así que no podemos decir que deseamos no lo hacerlo, pero es lo que es. Así es como se juega el juego, y nos ajustamos a él”.

Fuente: espndeportes.com




Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*