El Guante de Oro, ¿llegará para Adeiny Hechavarría o José Iglesias?

Ambos torpederos cubanos son unas joyas a la defensa, pero el premio de la MLB les ha sido esquivo.

Por Juan Paez
Si algo no puede discutirse de las habilidades de Adeiny Hechavarría y José Iglesias como peloteros, es la defensa de cada uno. Sus bates, aunque igualmente no arrojan números impresionantes, quedan por debajo en cuestión de calidad si se comparan con sus aptitudes con el guante, defendiendo las paradas cortas.

Al ver a diario el alcance del que gozan y las escandalosas jugadas que protagonizan en la posición número seis al campo, surge la interrogante de si alguna vez podrán ganar el Guante de Oro de la Liga Americana en el shortstop.
Lo primero que sale a relucir es el principal rival de cualquiera que aspire a obtener ese galardón en el joven circuito: Andrelton Simmons.
El campocorto de los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim parece estar uno o dos pasos adelantado a cualquier otro que ocupe tal puesto del terreno, al menos en esa liga. Sus números a la defensiva son de antología, notablemente superiores, y amenazan con que será él quien reciba esa distinción por unos cuantos años más.


En 2017, nadie salvó más carreras entre los shorstops de todas las Mayores que Simmons (32). La estadística Defense, extraída del portal web FanGraphs.com, también lo deja como el mejor parador en corto: 22.6. El segundo en esa casilla es precisamente “Candelita”, con 14.3.
Iglesias parece ser el que tiene, aunque ligeramente por encima de Hechavarría, mayores probabilidades que Adeiny, cuyos guarismos avanzados no parecen ser muy inflados por sus innumerables joyas con el guante.
En Detroit tuvo un gran mentor para lograr su propósito: Omar Vizquel, ganador de 11 Guantes de Oro, nueve de ellos de manera consecutiva entre 1993 y 2001. Incluso ya fue uno de los tres finalistas al premio en 2016, aunque pasó sin pena ni gloria.



Tras la huella
Para los torpederos cubanos no ha sido llevarse la distinción de mejor fildeador en el campocorto. De hecho, hasta ahora solo tres nacidos en la isla tienen mencionado galardón en sus vitrinas: Leo Cárdenas, Zoilo Versalles y Rey Ordóñez.
Versalles fue el primero en hacerlo, con los Mellizos de Minnesota en 1963 y 1965. Le siguió Cárdenas, con los Rojos de Cincinnati en 1965. Ordóñez lo ganó entre 1997 y 1999 con los Mets de Nueva York.


Alexei reaparece
Alexei Ramírez no estaba muerto, estaba de parranda. Pese a no jugar béisbol de Grandes Ligas desde 2016, los Diablos Rojos de México anunciaron la incorporación del también parador en corto para la próxima temporada de la Liga Mexicana de Béisbol.
En nacido en Pinar del Río tiene 36 años y jugó en la Gran Carpa por última vez con el uniforme de los Padres de San Diego y los Rays de Tampa Bay, luego de pasar nueve zafras en el big show. De por vida, pegó mil 387 hits, 249 dobles, 17 triples, 115 estacazos de vuelta completa y dejó promedio al bate de .270. Fue a un Juego de Estrellas, ganó dos Bates de Plata y quedó segundo en la votación del premio al Novato del Año de la Liga Americana de 2008.
“Dios me puso en el camino la posibilidad de jugar en México y bienvenido sea, a mí no me importa dónde, lo que yo quiero es jugar béisbol”, dijo Ramírez, quien terminó segundo en la votación del premio al Novato del Año en 2008. “A mi edad estoy como si fuera de 15 años”.
Los Diablos Rojos, el club más ganador de ese torneo, no dieron los detalles económicos de la negociación.



Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*