Los altibajos de Ariel Miranda en la campaña del 2017

En algunos tramos de la temporada 2017 Ariel Miranda lució como un hombre dominante sobre la loma, en otras ocasiones, deslució tremendamente y fue así como cerró la campaña.

Por Juan Páez
En algunos tramos de la temporada 2017 de las Grandes Ligas, Ariel Miranda lució como el lanzador que los Marineros de Seattle esperan que él sea: un hombre dominante sobre la loma, un zurdo con la capacidad de poner ceros en la ofensiva contraria y guiar a su equipo al triunfo. En otras ocasiones, deslució tremendamente, fue todo lo contrario y se vio como un pitcher del montón. Para su mala suerte, fue así como cerró la campaña.
——————————————————————————————————————————-


Incluso en los días finales de la zafra perdió su puesto dentro de la rotación de abridores de los navieros. De hecho, sus últimos dos trabajos fueron saliendo desde el bullpen, algo que tampoco estuvo del todo bien para el nacido en La Habana.

Miranda no tuvo un comienzo malo. Al contrario, en sus primeras 17 aperturas dejó estadísticas bastante aceptables para uno de los últimos iniciadores de un staff de cinco serpentineros: récord de 7-4 y efectividad de 3.82, permitió 78 imparables y 42 carreras limpias en 99.0 episodios de trabajo, en los que los contrarios le batearon para .214 de average.

Lo que siguió fue terrible, pues en sus siguientes 14 apariciones (12 como abridor) dejó promedio de rayitas merecidas de 7.23, producto de 49 anotaciones en 61.0 entradas de labor. Sus rivales dejaron un OPS enorme de .924 ante sus envíos. En total, los Marineros perdieron 16 de los 31 juegos en los que participó.




Su mayor enemigo 

Lo que más afectó a Miranda fueron los cuadrangulares. Permitió 37 en toda la ronda regular, segunda cifra más alta en toda la Gran Carpa, solo por debajo de los 38 que concedió el derecho Rick Porcello, de los Medias Rojas de Boston. Tuvo 13 presentaciones en las que le sacaron la pelota del parque dos o más veces, máxima cantidad en las Mayores.

Solo 54 lanzadores en la historia del big show han permitido un mayor o igual número de vuelacercas. Cinco cubanos aparecen en esa lista, que les mostramos a continuación. Quienes están en negrita, lideraron su liga en ese año:

Rk Jugador HR Año Equi
1 Pedro Ramos 43 1957 WSH
2 Orlando Peña 40 1964 KCA
3 Pedro Ramos 39 1961 MIN
4 Pedro Ramos 38 1958 WSH
5 Ariel Miranda 37 2017 SEA
6 Liván Hernández 37 1998 FLA
7 Luis Tiant 37 1969 CLE
También se convirtió en el segundo escopetero de Seattle en aceptar más de 35 bambinazos, junto con Jamie Moyer, a quien le dieron 44 bombazos en 2004.

Si se reúnen sus estadísticas globales, da como resultado total ocho victorias, siete derrotas y efectividad inflada de 5.12. Lanzó 160.0 actos de 140 indiscutibles y 91 carreras limpias, con 37 jonrones, 63 bases por bolas y 137 retirados por la vía del tercer strike. ¿Qué pasará con él en la próxima temporada? ¿Estará como abridor o relevista? ¿Comenzará en las menores o en Grandes Ligas? Los entrenamientos primaverales ofrecerán un buen panorama para responder esas incógnitas.

 

Números de Ariel Miranda en su carrera en Grandes Ligas: 
Año Edad Equi W L ERA G GS SHO SV IP H R ER HR BB SO WHIP
2016 27 TOT 5 2 3.88 12 10 0 0 58.0 47 28 25 12 18 44 1.121
2016 27 BAL 0 0 13.50 1 0 0 0 2.0 4 3 3 0 0 4 2.000
2016 27 SEA 5 2 3.54 11 10 0 0 56.0 43 25 22 12 18 40 1.089
2017 28 SEA 8 7 5.12 31 29 0 0 160.0 140 93 91 37 63 137 1.269
Total:     13 9 4.79 43 39 0 0 218.0 187 121 116 49 81 181 1.229

 




 

Be the first to comment

Leave a Reply

Your email address will not be published.


*