A 412 PIES: PANORÁMICO JONRÓN de Yasmani Grandal contra Twins

May 13, 2021
Fue un batazo hermoso, a 412 pies de distancia y con una velocidad de salida de 107.8 MPH, su cuarto del año y el 153 de su carrera en la MLB

Por Robiel Vega/@RobielVega

Después de un inicio controversial, con un pésimo average, llegando a ser último en toda la MLB, y un porcentaje de embasado al nivel de un bateador de 300, Yasmani Grandal está encontrando la ruta de su bateo, y sobre todo de su poder, llevándose la cerca por segunda jornada consecutiva.

Antes de los dos últimos partidos, varios datos muy curiosos arrojaba el rendimiento de Yasmani, sobre todo en los 10 enfrentamientos precedentes:

Yasmani tenía una línea ofensiva de 000/636/000 en sus últimos 5 juegos jugados (7-0/14BB/SF). Su OBP fue el más alto jamás logrado en un lapso de 5 juegos sin un hit con un mínimo de15 CB.

Entre los 204 bateadores con más de 90 CB hasta ese momento, ocupaba el lugar 204 en AVE y el 32 en OBP. Realmente increíble. Para finalizar, en sus últimos 10 juegos, Grandal bateaba para 045 (22-1), pero con un OBP de 463 y un SLU de 045. Ese era el OBP más alto en un lapso de 10 juegos por un jugador con un average inferior a 050 en toda la historia.

Estos números mostraban dos caras de un jugador completamente contradictorias, aún así, prevaleció la confianza en su calidad ofensiva y sobre todo, su capacidad impresionante de entrar en circulación.

Ya en la jornada del 11 de mayo las cosas comenzaron a cambiar, con su tercer jonrón de la campaña se sacudió del slump y remolcó sus carreras 11,12 y 13 de la temporada, llegando a 152 vuelacercas en toda su carrera.

Así afrontó Grandal el partido de este 12 de mayo, con el objetivo principal de demostrar que aquella racha había pasado y que podía comenzar a combinar sus dos mayores virtudes ofensivas, la paciencia en el Home y su extraordinario poder.

En su primer turno, en la propia primera entrada, falló en fly a las manos del primera base. Ya en la cuarta entrada, inning grande para los White Sox con 5 carreras, Yasmani abrió la llave como mejor sabe hacerlo, negociando un boleto, para luego anotar remolcado por el primer jonrón en Grandes Ligas del joven prospecto Andrew Vaughn.

Una entrada más tarde, nuevamente abriendo tanda, el receptor cubano, en conteo máximo de 3 bolas y 2 strikes, le disparó un panorámico y enorme cuadrangular al relevista Shaun Anderson, ante una recta a 91.6 MPH a la altura de las letras que Yasmani no perdonó.

Fue un batazo hermoso, a 412 pies de distancia y con una velocidad de salida de 107.8 MPH, su cuarto del año y el 153 de su carrera en la MLB, acercándose a 12 de Yoenis Céspedes, en busca del 8vo lugar entre los jonroneros históricos cubanos en Las Mayores.

También significó su remolcada 14, la 457 de por vida, igualando a Yunieski «Riquimbili» Betancourt, aunque Grandal lo logra con más de 700 CB menos, colocándose en el lugar 18 histórico, a sólo 14 de Zoilo Versalles (471) y a 43 de convertirse en el cubano número 17 en empujar 500 o más carreras en la MLB.

En lo que restó de encuentro, Grandal se las arregló para negociar otro boleto y anotar otra carrera, para llegar así a 29 y a 16 respectivamente. Con esas dos bases, el cubano pasó a comandar la Liga Americana, superando en una al dominicano de los Reales, Carlos Santana, pero con una diferencia de 51 VB menos.

Igualmente llegó a 516 boletos de por vida, ocupando el noveno lugar histórico entre los cubanos, pero con una particularidad, es el único del top ten que no supera las 5000 CB, de hecho, Grandal tiene 3586, y el que menos tiene, de los 8 que lo superan, tiene 7402, Leo Cárdenas, quien es, además, su más cercano objetivo, pues está a sólo 6 boletos de igualarlo.

No los demoro más, les dejo disfrutar de este espectacular batazo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *