De lanzadores importantes en Industriales a peligrosos rivales desde un mismo equipo

Por Yasel Porto

Las nóminas para la 61 Serie Nacional de la pelota cubana están casi definidas (la confirmación final será como siempre en el Congresillo Técnico) con lo cual se materializan, entre otras cosas, las permutas entre equipos que tanto dilema dejan por todas partes.

Industriales ha sido por costumbre uno de los que siempre está en el ojo del huracán por los jugadores que recibe o que al menos intentan vestirse de azul, pero también por los que no le interesa tener en su roster. Ese es el caso de dos lanzadores con vasta experiencia en el béisbol cubano incluso hasta con resultados que los convirtieron en algún momento en figuras protagónicas en la escuadra con más títulos dentro de los clásicos cubanos surgidos el 14 de enero de 1962.

El anuncio de la plantilla de los Huracanes de Mayabeque incluyó a los diestros Antonio Baró y Adrián Sosa, quienes en teoría deberán ser de los principales monticulistas en el plantel vinotinto. Baró como abridor y “El Brujo” en su tradicional función de relevista.

La duda en muchos aficionados, especialmente los seguidores de los Leones, es si e realidad estos hombres no están a la altura o por encima incluso de algunos de los que integrarán el cuerpo de pitcheo de la tropa dirigida por el liseño Guillermo Carmona.

Recientemente salió a relucir la versión de Baró Flores de por qué no iba a estar con Industriales, y todo partía de la falta de interés inicial por parte de la dirección de los Leones. Ya cuando se interesaron en ver cómo andaba su forma física, según contó el propio lanzador de Marianao había iniciado su proceso para insertarse con los Huracanes.

“Tonito” llegó a estar catalogado como uno de los mayores prospectos del pitcheo capitalino al salir de las filas juveniles hace alrededor de una década, pero nunca logró la estabilidad suficiente por diversas razones. Incluso en medio de todo eso hay que sumar su estancia en Dominicana y Japón para tratar de negociar un contrato profesional.

Nacido en 1993 en la capital cubana, en cinco temporadas (debutó en 2010-11) Baró tiene registro de 12-8 en 50 salidas al box de las cuales 40 han sido como abridor. Su mejor campaña fue la 2011-12 con Metropolitanos (equipo habanero ya extinto) en la que dejó registro de 5-2 y efectividad de 3.88.  Hacía dos temporadas que estaba fuera de este nivel, toda vez que su última justa fue en 2018-19 cuando apenas trabajó en seis juegos con los Leones de Rey Vicente Anglada.

Te puede interesar: Resultados de Antonio Baró en Series Nacionales

´La historia con Sosa es un tanto diferente, aunque la misma ha estado marcado por sus contradicciones con autoridades en La Habana y determinadas direcciones de equipo. Hace tres años hubo una polémica considerable cuando no querían darle la baja para jugar con Matanzas por insatisfacciones del atleta con el tratamiento que había recibido por los entrenadores. Así lo manifestó el propio monticulista en entrevista a este periodista.

Entre 2011-12 a 2021-21 Adrián Rajiv tiene una foja positiva de 27-12 con un PCL de 4.22 en un total de 195 presentaciones. Trabajó en la contienda más reciente con el uniforme de los Cocodrilos pero ahí apenas tuvo 3.1 inning de labor. De sus 10 temporadas 6 han sido con Industriales y las otras con Matanzas, por lo que tendrá su primera aparición con Mayabeque. Con los Leones su mejor momento fue en 2012 cuando contribuyó a que los azules llegaran a la final contra Ciego de Ávila, aunque el 2015 con los yumurinos fue su año más importante luego de un excelente desempeño (7-2, 2.77) que lo llevó a su única participación internacional en el torneo de Holanda.

Te puede interesar: Resultados de Adrián Sosa en el béisbol cubano

El destino dirá si la dirección de Industriales se equivocó o no al dejar a estos dos lanzadores experimentados para una temporada que tendrán que afrontar con las situaciones habituales con el inestable pitcheo, las cuales pudieran agudizarse más con las ausencias de los estelares Brian Chi y Andy Rodríguez.  

Pero más allá del argumento de inestabilidad en su rendimiento conozco que algunos miembros del equipo de dirección de los giraldillos tienen un criterio poco favorable en el aspecto personal de estos dos lanzadores que ahora quizá tengan una dosis mayor de estímulo cuando rivalicen contra el equipo de su vida.

Un detalle a aclarar y tiene que ver con el titular. El hecho de señalar de importantes a Baró y Sosa no equivale a que hayan tenido un rendimiento positivo o estable con Industriales. En este caso se refiere a hombres que tuvieron responsabilidades y que por una u otra razón no pudieron aprovechar mejor. Baró estuvo en la rotación de los Leones or 3 años y Sosa fue uno de los relevistas con más uso en casi todas sus 6 campañas vistiendo el uniforme azul. O sea, tuvieron presencia protagónica al margen de sus resultados irregulares. Quizá sea una cuestión de apreciación pero a mi criterio ser importante no es directamente proporcional a ser bueno. Un jefe, director o administrador de algo es una pieza importante en eso que dirige y no por ello quiere decir que tenga calidad en lo que hace.

1 comentario en “De lanzadores importantes en Industriales a peligrosos rivales desde un mismo equipo”

  1. Bárbaro Hernández Rodríguez

    Estoy de acuerdo, ésto a sucedido en varios equipos en nuestras series nacionales,e incluso en el Cuba, mucho que ver con la especialización de los lanzadores.Todos no pueden ser abridores o relevistas y hasta de una entrada como el caso de Moinelo, por ejemplo: Camagüey que tiene un hospital y todos con calidad, si los especializan creo que les pueden sacar mejor provecho y estabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba