BRILLÓ A MEDIAS: Aledmys Díaz destacó con su versatilidad en otro año de lesiones

Por Juan Páez

Los infortunios relacionados a las lesiones no paran de golpear a Aledmys Díaz. En una temporada 2021 en la que el utility cubano ayudó en grande a los Astros de Houston, otro percance físico de gravedad le restó tiempo de juego a Díaz, más específicamente casi la mitad de la ronda regular. Una fractura en la mano izquierda fue la causa más grande por la que solo vio acción en 84 desafíos.

Sin embargo, Díaz no solo demostró lo que puede hacer a la defensiva, sino también con el madero. Ofensivamente, tomó 319 apariciones al plato y 294 turnos legales al bate, con 76 hits, 19 dobles y ocho cuadrangulares conectados. También fabricó 45 carreras para la causa sideral, anotó en 28 ocasiones, recibió 16 bases por bolas y cayó por la vía del ponche 62 veces. A su vez, dejó una línea de .259/.317/.405, con OPS de .721.

Díaz, quien recibió tres millones de dólares este año, aportó en grande con el guante. En un año en el que los Astros jugaron la mayor parte de la etapa eliminatoria sin Alex Bregman, su tercera base titular, Díaz cubrió 30 veces en la esquina caliente, 15 en el jardín izquierdo, 13 en segunda base, 12 en la inicial y una en la pradera derecha.

Para demostrar la valía defensiva de Aledmys, fue uno de apenas tres peloteros con al menos 10 juegos en cada una de las siguientes posiciones: primera base, segunda base, tercera base y jardín izquierdo. Los otros dos fueron Jace Peterson, de los Cerveceros de Milwaukee, y Marwin González, quien comenzó la temporada con los Medias Rojas de Boston, pero terminó siendo compañero del antillano en los Astros.

Díaz comenzó la zafra de buena manera. De hecho, para el 5 de junio, al momento de sufrir la citada lesión, bateaba para frecuencias de .278/.341/.435. Fue entonces cuando debió salir de ese encuentro ante los Azulejos de Toronto, luego de recibir un pelotazo en la mano izquierda. El isleño perdió poco más de siete semanas de acción (casi dos meses) y volvió al terreno de juego el 27 de julio.

Fue precisamente cuando comenzó el mejor periodo ofensivo en la temporada del versátil defensor. En sus primeros 25 juegos desde su regreso de la lista de incapacitados, Díaz ligó para promedios de .330/.360/.509/.870, gracias a 35 imparables en 106 viajes legales al box. En tal cantidad de chances válidos, conectó siete dobles y sacó cuatro pelotas del parque, con 20 impulsadas, 11 anotadas y cuatro boletos.

Lo negativo ocurrió tras el regreso de Bregman de la lista de lesionados y la adquisición de González por parte de Houston. Aledmys vio mucho menos tiempo de acción y sus números ofensivos mermaron en grande. En los últimos 25 compromisos de su campaña (16 como titular), Díaz dejó una línea de .123/.220/.205 y se ponchó 22 veces en 73 oportunidades oficiales.

En 2022, Aledmys entrará al último año de contrato con los Astros, antes de buscar un nuevo chance como agente libre previo a la temporada de 2023. Su principal objetivo será mantenerse saludable en toda la campaña e intentar participar en la mayor cantidad posible de encuentros, pues en las últimas tres zafras solo ha aparecido en 170 de 384 duelos totales (el torneo de 2020 tuvo 60 juegos).

Para no perderse los resúmenes de los peloteros cubanos que vieron acción en 2021 tanto en Grandes Ligas como en las Ligas Menores, haga clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba