Aníbal Sierra: «No he pensado en regresar a Cuba»

Fueron tres temporadas las que jugó Aníbal Sierra (26 años) con Santiago de Cuba en la Serie Nacional

Fueron tres temporadas las que jugó Aníbal Sierra (26 años) con Santiago de Cuba en la Serie Nacional
Fueron tres temporadas las que jugó Aníbal Sierra (26 años) con Santiago de Cuba en la Serie Nacional

Por Darien Medina

Fueron tres temporadas las que jugó Aníbal Sierra (26 años) con Santiago de Cuba, la última fue la 2014/2015. Se desempeñó mayormente como torpedero, tuvo 151 veces al bate, un promedio ofensivo de 238 mientras que a la defensa la dejó fijada en 968, tras nueve errores en 278 lances.

Luego de su salida de Cuba Sierra radicó en República Dominicana en la búsqueda de una firma, que llegaría en el 2016, sería un acuerdo de liga menor con los Astros de Houston.

Tras el acuerdo Sierra comenzó a presentar problemas de visión, por lo que se vio obligado al uso de lentes de contactos, un proceso de adaptación que tuvo que compartir con el juego diario, justo cuando se enfrentaba a un nivel de béisbol completamente diferente.

Ha participado en el sistema de ligas menores de Estados Unidos desde el 2016, el pasado año terminó jugando en AAA con el Round Rock Express.

En la actualidad participa en el Spring Training con los Astros en la búsqueda de ese puesto que lo haga debutar en las Grandes Ligas. Sobre sus recuerdos del béisbol cubano, su estancia en República Dominicana y planes futuros conversó SwingCompleto con el jugador santiaguero.

¿Qué recuerdos guardas de la pelota en Cuba?

Jugué tres temporadas con Santiago de Cuba, fue una etapa muy bonita y de mucho aprendizaje, creo que los recuerdos más gratos que me dejó fue el de haber jugado con muy buenos peloteros que habían en ese tiempo como Alexei Bell, Héctor Olivera, Luis Miguel Navas entre otros.

¿Cuánto te aportó como persona y jugador el béisbol cubano?

El béisbol cubano me aportó mucho, ahí fue donde aprendí muchas cosas de este hermoso deporte, estoy orgulloso de haber jugado allí y más con un equipo como Santiago de Cuba, que exigía el máximo como atleta siempre.

¿Por qué la decisión de abandonar Cuba luego de una paso tan breve en nuestra pelota?

Bueno, creo que como la mayoría de los deportistas que salen de Cuba fue por motivos económicos, además de que me fue muy bien en el sub 23 ese año y creí que era mi oportunidad.

Estuviste en República Dominicana cerca de 8 meses. ¿Fue un periodo difícil o siempre tuviste la certeza que obtendrías la firma?

Fue un período difícil en el que estaba lejos de mi tierra, de mi familia, de mis amigos pero gracias a Dios con las personas que estuve en República Dominicana me acogieron como uno más de su familia y estoy muy agradecido por haber estado en sus manos, cuando uno sale de Cuba va preparado para esas cosas.

¿Cómo transcurrió tu etapa en ese país?

Yo llegué decidido y enfocado en lo que quería, con la ayuda de los entrenadores que tenía, me levantaba a las 6:30 de la mañana para ir al terreno a coger rolling y batear como hasta las 12, luego almorzaba, descansaba y a las tres iba al gimnasio a las pesas y luego a las seis a la pista para la velocidad.

Varios equipos estuvieron interesados en tus servicios ¿por qué te decidiste por los Astros?

Me decido por ellos porque desde un principio mostraron gran interés en mí y además tenían varios latinos en el equipo.

La firma llega en el 2016. ¿Qué fue lo que más te afectó en el proceso de adaptación?

Al principio me impactó un poco porque los entrenamientos son más fuerte, la competencia es dura también y sobre todo el idioma, tuve que empezar a pensar diferente en algunas cosas.

Ya has tenido un largo recorrido por el béisbol de Estados Unidos. ¿Cuáles son los mejores y peores momentos en estos años?

Bueno, lo peor ha sido lidiar con el problema de la vista y la adaptación a los lentes, lo mejor, jugar y entrenar con jugadores de experiencia en las Grandes Ligas.

¿Crees que ya merecías haber tenido una oportunidad en las Grandes Ligas?

El equipo es quien decide eso, solamente pienso en trabajar y enfocarme en hacerlo lo mejor que puedo, creo que todo el que firma tiene el talento y las habilidades para jugar en ese nivel, yo las tengo, solamente espero la oportunidad.

¿Dónde has enfocado más tu trabajo en estos años?

Me enfoco en trabajar en todos los aspectos, pero mi mayor enfoque es en el bateo y en mi físico.

¿Cómo ha transcurrido el trabajo hasta el momento en el Spring Training?

El trabajo ha sido muy bueno y productivo, siempre trabajando fuerte para mejorar.

¿Proyección para la próxima temporada?

Este va a ser mi mejor año con la ayuda de Dios, entrené bien en el offseason y me siento bien física y mentalmente.

Formas parte de un equipo que tiene varios cubanos en su nómina ¿cómo es la relación entre ustedes?

La relación entre nosotros es buena, somos cubanos, venimos de la misma tierra, nos ayudamos y nos aconsejamos bastante para echar para adelante todos.

¿Sigues al béisbol cubano y a Santiago de Cuba?

Si a veces cuando tengo tiempo veo los juegos, me hace recordar de dónde vengo, tengo muchos amigos que todavía juegan.

¿Has valorado la opción de regresar?

Hasta ahora no he pensado en regresar a jugar a Cuba.

Licencia de Creative Commons
Este obra cuyo autor es https://swingcompleto.com/ está bajo una licencia de Reconocimiento 4.0 Internacional de Creative Commons.

 

2 Comments

    • No existe baseball revolucionario sr. Sergio xq no existio revolucion( la unica revolucion en Cuba como republica independiente fue la que derroco a G. Machado. El sistema de Cuba es el mismo desde 1952( un Golpe de Estado a la Constitucion Soberana) Dejen de repetir disparates .

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*