ESPECTACULAR triunfo de Boston los mandó por el Banderín y eliminó a Tampa

October 11, 2021
Los Medias Rojas de Boston derrotaron 6x5 a los Rays y certificaron su pase a la Serie de Campeonato de la Liga Americana

Gian Franco Gil / @Gian_Gil98

Los Medias Rojas de Boston, en otro desafío disputado, derrotaron 6×5 a los Rays de Tampa Bay y certificaron su pase a la discusión del Banderín de la Liga Americana. En el encuentro, los Medias Rojas estuvieron liderados por el bate de Rafael Devers y los lanzamientos de Eduardo Rodríguez.

Las primeras dos entradas y medias del desafío pasaron a la historia “sin penas ni glorias”, salvo por los 16 lanzamientos realizados por el abridor de los locales a Austin Meadows. Con esa dinámica, el equipo visitante entró al segundo tercio sin conectar imparables. Mientras, los de Boston pisaron el plato en oportunidades.

En tanto, durante la parte baja del tercer episodio el equipo de casa aprovechó para asestar un golpe de autoridad en el encuentro y, por tanto, en la Serie Divisional. Los bateadores comenzaron a producir y fabricaron cinco anotaciones, comandados por el poder ofensivo del Rafael Devers.

Fiel a su estilo, en esa entrada, el director del conjunto de la Florida sustituyó Collin McHughn, quien mantuvo controlada la alineación de Boston en los primeros innings. Shane McClanahan, el serpentinero encargado de amarrar los bates rivales tuvo relevo incierto, solo pudo conseguir dos outs y se marchó del juego, luego de permitir cinco imparables e igual número de anotaciones.

Christian Vázquez abrió fuego en ese capítulo con imparable al centro del terreno. Luego, el monticulista alternó par de elevado a los jardines con un boleto de libre tránsito. De esa forma, le tocó enfrentar a la tanda medular de la alineación con dos corredores en circulación y par de jugadores fuera en la pizarra.

Rafael Devers disparó su segundo cuadrangular de la postemporada para inaugurar el marcador en el “Fenway Park”. De un golpe, el equipo de casa anotó tres carreras y la Serie de Campeonato parecía cada vez estar más cerca.

No conforme con esa diferencia, los Medias Rojas continuaron en su afán por ampliar la ventaja, llegando a conectar cuatro imparables más, consiguiendo un total de cinco consecutivos. Xander Bogaerts fue el encargado de seguir la fiesta y los próximos tres bateadores se plantearon el objetivo de derrumbar el “Monstruo Verde”. Nunca antes los aficionados alabaron tanta esa idea.

Alex Verdugo impulsó al torpedero de Boston con doble al izquierdo, con una línea que llegó pronto a la pared. Asimismo, J.D: Martínez colocó la quinta carrera en el pizarrón, con otra conexión a la banda de Meadows y que anotó Alex Verdugo. Ese estacazo decretó la salida del relevista y la entrada de JT Chargois. Hunter Renfroe también estrelló a la reina de las 108 costuras contra la pared, pero Christian Vázquez cedió el último out por la vía del ponche.

Los Rays de Tampa Bay no bajaron la guardia. En la apertura del quinto inning comenzaron la producción para intentar remontar el choque. Austin Meadows impulsó la primera carrera del conjunto floridano. Mientras, Jordan Duplow después de abrir el capítulo con doblete al izquierdo fue el encargado de pisar el home plate.

El prospecto dominicano, Wander Franco recortó aún más la ventaja, con su segundo vuelacercas de la Serie Divisional. El novato de los Rays enfrentó al relevista Tanner Houk, quien sustituyó al abridor Eduardo Rodríguez. Con la conexión de Franco, también anotó Kevin Kiermaier.

Desde el inicio del sexto capítulo el encuentro no había sufrido variaciones. En la apertura del octavo inning, los visitantes salieron dispuestos a extender el playoff a un quinto encuentro. Ryan Brasier sustituyó a Josh Taylor con la misión de acomodar el desafío para llegar al último episodio. Ese intento falló.

Mike Zunino y Kevin Kiermaier se combinaron y, con par de biangulares, colocaron el conjunto de Tampa a una carrera de lograr la igualdad. Entonces, llegó a la caja de bateo Mr. Octubre. El cubano que saltó a la fama en la postemporada del 2020. Randy Arozarena respondió a la hora buena y con sencillo al jardín derecho colocó el marcador de cinco carreras por bando.

En la novena entrada, propia de un juego de octubre, los nervios se apoderaron de los jugadores de Tampa. Los visitantes fueron retirados sin problemas en la parte alta. Los tres bateadores que llegaron a la caja de bateo regresaron al banco sin poder alcanzar una almohadilla.

En cambio, los de casa enfrentaron al cerrador J.P. Feyereisen. Christian Vázquez fue el primer hombre en visitar la caja y llegó al primer cojín con un indiscutible a la pradera izquierda. Su tocayo, Arroyo se sacrificó para que avanzara hasta la intermedia.

Con un out en la pizarra y corredor en posición anotadora, Alex Cora colocó a Travis Shaw como bateador emergente.
El zurdo conectó un roletazo lento por la antesala, que el cubano Yandy Díaz atacó y lanzó hacia la inicial en movimiento, con tan mala suerte que enterró la bola y el inicialista no pudo levantar. En ese momento todo parecía definido, casi era cuestión de tiempo que se concretara el avance de los Medias Rojas a la discusión por el título de la Americana.

Entonces, Enrique Hernández elevó un batazo al jardín izquierdo, válido para remolcar a Danny Santana desde la antesala, que minutos antes había sustituido a Vázquez, como si Alex Cora hubiese predicho lo que iba a suceder.

En dicho encuentro, Randy Arozarena extendió la racha de partidos en playoff bateando de hit a nueve encuentros. Además, alcanzó la cifra de 18 partidos embasándose, lo que significa un record para la organización y los cubanos que se han desempeñado en la postemporada de la MLB. También, ligó par de imparables en cuatro turnos, con un remolque. Por su parte, Yandy Díaz falló en cuatro oportunidades.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba