REGRESÓ EL MVP: Afición de Atlanta detuvo el partido para reconocer a Jorge Soler

Por Gian Franco Gil

La afición de los Campeones de la Serie Mundial de 2021, los Atlanta Braves, recibió en el Truist Park con una gran ovación al cubano Jorge Soler, jugador más valioso del último Clásico de Otoño de las Grandes Ligas.

Antes de iniciar el encuentro, el propio jardinero antillano confesó a la prensa norteamericana el apoyo que recibió de los fanáticos desde el primer día que vistió el uniforme de los Bravos. Dicha admiración aumentó aún más cuando disparó el jonrón decisivo del sexto choque frente a los Houston Astros.

“Se siente fantástico regresar a Atlanta”, fueron las primeras palabras de Jorge Soler, previas al encuentro de esta tarde entre los Miami Marlins y los Atlanta Braves. “Todavía no ha llegado el momento de estar en el cajón de bateo, pero será muy emocionante para mí”, expresaba “El Crudo” minutos antes de consumir su primera comparecencia al bate con la chamarreta de los Marlins en el Truist Park”.

También te puede interesar: EMPEZÓ LA REMONTADA: Andy Ibáñez puso a los Rangers en el marcador con enorme doblete

Soler alineó como tercer hombre y jardinero izquierdo en la novena de los Marlins. En su primera visita al rectángulo de bateo el choque se detuvo por unos segundos. Los presentes se levantaron de sus sillas y comenzaron a aplaudir ininterrumpidamente. En agradecimiento, el de Cuba se quitó el casco y señaló hacia las gradas.

Luego, se concentró en el turno ofensivo. El patrullero hizo lo que mejor sabe. Sin esperar mucho, el antillano inauguró la casilla de los imparables en el desafío, con línea al jardinero central. Curiosamente, al territorio de otro cubano, el matancero Guillermo Heredia.

En la pasada postemporada de la Gran Carpa, Jorge conectó ocho incogibles en 33 visitas oficiales al rectángulo de bateo, incluidos seis extrabases, de ellos tres biangulares e igual cifras de batazos de vuelta completa. A su vez, remolcó seis compañeros y pisó el plato en cinco oportunidades. En tanto, sus frecuencias ofensivas fueron las siguientes: .242/.342/.606 (AVE/OBP/SLG).

Durante el inicio de la presente contienda, su primera en Miami, exhibe estadísticas todavía discretas, atendiendo a su calidad como bateador. En 46 veces al bate acumula siete hits, incluidos par de dobles y un bambinazo. A su vez, ha remolcado solamente dos carreras. Su línea ofensiva es de .152/.250/.261 (AVE/OBP/SLG).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba