Por Boris Luis Cabrera

Según algunas fuentes internas, después de la victoria de los Leones capitalinos del pasado viernes a costa de los Leopardos de Villa Clara para cerrar el calendario clasificatorio, la dirección del equipo llamó a la Comisión Nacional para conocer de manera oficial sus opciones en el cruce de los comodines, puesto que el choque entre los Gallos espirituanos y los Leñadores tuneros aún no había comenzado.

La respuesta, fue que había que esperar por el resultado de ese partido para definir posiciones, pero de ninguna manera, los Industriales se enfrentarían a Granma en dicho cruce, por lo que la dirección del equipo, pensando que no tenía que hacer ya un viaje tan largo, decidió regresar a la capital para al otro día trasladarse a Matanzas o a Sancti Spíritus en horas de la mañana.

Después de la victoria tunera que proporcionó un cuádruple empate en los puestos del 5to al 8vo, y luego de varias confusiones con respecto al reglamento (que nunca habla de buscar al ganador de la serie particular a la hora de desempates), se llegó a la conclusión que los azules tendrían que buscar su boleto en Bayamo contra los Alazanes por haber quedado ubicados en la sexta plaza y ellos en la séptima.

Por supuesto que esto generó una propuesta por parte de la dirección de los Industriales (según afirman estas fuentes) al alegar que ahora llegarían tarde en la noche a esa provincia después de un largo viaje y esto pudiera debilitar el rendimiento de sus jugadores, solicitando que trasladaran el partido para las primeras horas del lunes o en caso que se pudiera por la disponibilidad de la provincia, jugar en horario nocturno ese mismo domingo.

La Comisión Nacional, corta de tiempo y presionada por la cercanía del Juego de las Estrellas y la selección de los refuerzos, y previendo que las inclemencias del tiempo pueden todavía alargar más la celebración de estos partidos, no estuvo de acuerdo alegando que había que jugar el domingo en la tarde a pesar de estos inconvenientes.

El resto de la historia ya es conocida. El ómnibus que trasladó al equipo a esa provincia tuvo problemas con las gomas de unas de las ruedas llegando a Las Tunas (hay fotos que lo demuestran) y los Leones arribaron a Bayamo cerca de las tres de la madrugada, casi cinco horas después de la hora señalada y no quedó más remedio que posponer el juego para el lunes en la mañana.

¿Cómo es posible que pasen estas cosas en nuestra Serie Nacional?

¿Por qué tanta confusión con el reglamento del campeonato?

¿Está mal redactado o es que hubo mala interpretación por algunos directivos?

Lo cierto es que un equipo, ganando la serie particular a todos los otros que están empatados con ellos, según el reglamento, no tiene ventajas y he ahí el motivo de todas estas confusiones a todos los niveles.

En la siguiente fase del campeonato, puede darse la posibilidad de dos equipos empatados en la última fecha del calendario y uno de ellos haberle ganado la pugna particular a otro 2-1, 2-1, 0-3 y quedar eliminado de los play off porque su rival, aunque perdió dos series de tres, acumuló más victorias al barrer en una ocasión (5) ¿Es esto justo o hay que cambiar el reglamento?

10 comentarios en “Buscamos culpables: ¿Por qué se suspendió el juego de comodines Industriales vs. Granma?”

  1. Nuestro pasatiempo nacional de la forma que se está llevando está condenada a desaparecer, demasiados problemas con la comisión, los jugadores y las estructuras del campeonato. De mal a peor. Veremos mucho «soccer» en el futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba