Equipos históricos en MLB: Cardenales de San Luis, generación dorada de los años 40

Con el título de 1946 la época dorada de los Cardenales tocaba fin, habrían de pasar casi veinte años para lograr otro anillo de Serie Mundial

Con el título de 1946 la época dorada de los Cardenales tocaba fin, habrían de pasar casi veinte años para lograr otro anillo de Serie Mundial
Con el título de 1946 la época dorada de los Cardenales tocaba fin, habrían de pasar casi veinte años para lograr otro anillo de Serie Mundial (web screen shot)

Por Alexander García

Resulta una sentencia casi absoluta que el béisbol es pasión en Cuba; una pasión que trasciende fronteras más allá de las Series Nacionales, pues el fanático cubano ama la pelota donde quiera que se juegue.

En este oportunidad, para deleite y por respeto al aficionado, desde el Parque Central, pasando por el Parque John Lennon y llegando a la Plaza de Marte, en Cuba se debate y comenta de béisbol, de buen béisbol; entonces aquí, por ganas de comentar, de debatir, de recordad siquiera, intentaremos traer a colación, sucesos, fechas históricas y peloteros famosos que hicieron época en las Grandes Ligas… Aquí va:

Cuando escuchamos en el universo beisbolero, los nombres de Marty Marion, Enos Slaughter, Mort Cooper, Walker Cooper, Stan Musial, Max Lanier, Whitey Kurowski, Red Schoendienst y Johnny Beazley, remitimos el pensamiento a los años 40 del pasado siglo para reivindicar una vez más el legado de los Cardenales de San Luis.

Esta pléyade de peloteros, todos convertidos en inmortales de las Grandes Ligas fueron parte de una generación dorada de los Cards que llevaron al club hasta el sitial de honor que ocupa hoy; segundo en títulos ganados con 11.

Si la era iniciada en los años 20, fue de excelencia, con Roger Hornsby como estrella y esa mítica Serie Mundial de 1926 como momento cumbre; señores, pasadas dos décadas, la escuadra dirigida por Billy Southworth registra al día de hoy, una de las mejores marcas históricas, con un porcentaje de victorias de más de 600, más de 900 juegos ganados y tres anillos de campeonato.

Cuarta Serie Mundial

En 1942, los Cardenales de San Luis tuvieron un paso arrollador durante toda la temporada al ganar 108 juegos y aventajar a los campeones de 1941, los Dodgers de Brooklyn.

Con un promedio de edad de 26 años, los pájaros rojos no pararon hasta llegar  a la Serie Mundial frente a los Yankees de Nueva York.

Tras perder el partido inaugural, los Cards ganaron los otros cuatro juegos de manera consecutiva para llevarse la victoria 4-1.

Ya era un hecho…los patirrojos venían en serio.

Quinta Serie Mundial

Luego de caer antes los Yankees de Nueva York en una especie de serie revancha en 1943, para 1944 los Cardenales, tras ganar su octavo campeonato de la Liga Nacional, regresan a discutir el título, en esta ocasión ante un equipo de la misma ciudad, el San Luis Browns.

La Serie terminó en seis juegos, con balance de 4-2 a favor de los Cards, con destaque para el lanzador Ted Wilks.

Sexta Serie Mundial

En 1946, los Cardenales de San Luis, volvían al ruedo en busca del título y tras dura porfía con los Dodgers de Brooklyn, incluido play off de tres juegos, logran avanzar a la Serie Mundial ante los Medias Rojas de Boston.

Para esta oportunidad, los dirigidos por  Eddie Dyer, contaban con Stan Musial en pleno apogeo, líder de bateo en la temporada regular con 365 pero la estrella de la Serie, fue el lanzador, Harry Brecheen, quién ganó 3 de los 4 partidos para los Cards, sosteniendo un promedio de limpias de 0.45.

Al final, San Luis venció 4-3.

Con este último título, la época dorada de los Cardenales tocaba fin, habría de pasar casi veinte años para lograr otro anillo de Serie Mundial.

No obstante los nombres de esta generación están ahí, guardados con celo, como parte de lo más valioso que tuvo el béisbol en esos años.

Cuando al día de hoy, la franquicia se alza con toda la gloria en la Liga Nacional, pocos recuerdan que la historia, como atestiguan cronistas y entendidos, bien pudo comenzar unos ochenta años atrás.

Nos vemos a la vuelta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*