Chicago White Sox y las luces del regreso a la postemporada

Cuando hace unos meses comentábamos sobre la posibilidad de regresar a postemporada, parecía una ilusión, hoy que ya es un hecho consumado, las sensaciones encontradas permiten pensar en la opción de un nuevo anillo de Serie Mundial.

Cuando hace unos meses comentábamos sobre la posibilidad de regresar a postemporada, parecía una ilusión, hoy que ya es un hecho consumado, las sensaciones encontradas permiten pensar en la opción de un nuevo anillo de Serie Mundial.
Cuando hace unos meses comentábamos sobre la posibilidad de regresar a postemporada, parecía una ilusión, hoy que ya es un hecho consumado, las sensaciones encontradas permiten pensar en la opción de un nuevo anillo de Serie Mundial. (Web Screen Shot)

Por Alexander García 

   Que las Medias Blancas de Chicago avanzaran a la postemporada de las Grandes Ligas era una posibilidad real, que lo hicieran así, asegurando el boleto antes de finalizar la temporada regular y por encima de los Cleveland Indians y los Minnesota Twins, eso pocos o casi nadie lo esperaba. 

   Lo que muchos califican como magia, puede tener su toque de verdad, más cuando Lucas Giolito tiró casi un juego perfecto ante los Piratas de Pittsburgh, pudiera ser así, medio idílico, pero no, creo que ese era un equipo compacto, con un as en su rotación, Dallas Keuchel y una sólida ofensiva comandada por varios peloteros cubanos como José Dariel Abreu, Yoan Moncada y Luis Robert Moirán. 

   Aquí en este punto, el tema de la presencia criolla en la escuadra de la ciudad de los vientos vuelve a ser centro, pues si algo ha revitalizado las aspiraciones de la franquicia ha sido el empuje de Abreu, la entrega de Moncada y la proyección descomunal del enaltecido Luis Robert. 

   Antes de que iniciara la temporada, buena parte de los focos mediáticos estaban puestos sobre los White Sox y los jugadores cubanos; hoy, concluida la etapa regular es un hecho que la realidad supero a la ficción, pues desde el comienzo, Luis Robert, Moncada, Pito y Yasmani Grandal dieron de que hablar. 

   En SwingCompleto llegamos a proyectar incluso el regreso de este equipo a los playoffs, apoyándose en el trabajo de los cubanos y en algo de mística insidiosa, pues en 2005, los Medias Blancas alcanzaron la gloria al ganar la Serie Mundial, con encomiable labor de José Ariel Contreras y Orlando Hernández. 

   Las analogías vuelven a emerger y en un momento así todo es posible, ya que el equipo ha sabido ganar juegos cerrados, además de mostrar el enfoque necesario para imponer sus dinámicas en el diamante. 

   Más allá de José Dariel Abreu y su posible premio de jugador más valioso, más allá del cubano se realza la figura de Rick Rentería, pues si este era a todas luces un tipo desconocido que solo contaba con el aval del béisbol mexicano y del Clásico Mundial, hoy es un hombre respetado que ha logrado aglutinar un excelente team work. 

   Cuando hace unos meses comentábamos sobre la posibilidad de regresar a postemporada, parecía una ilusión, hoy que ya es un hecho consumado, las sensaciones encontradas permiten pensar en la opción de un nuevo anillo de Serie Mundial. 

   Nos vemos a la vuelta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*