CONFESÓ José Ibar ENORME CIFRA de millones que le ofrecieron, Yankees incluidos

Por Yasel Porto

Cuando se hable de grandes lanzadores que han pasado por Series Nacionales la figura de José Ibar es infaltable. Simplemente porque el ex lanzador natural de Songo la Maya y que hizo toda su carrera con los Vaqueros de La Habana, hizo gala de su grandeza con sus condiciones y resultados.

Además de esa temporada fantástica de 1997-98 en la que dejó récord irrompible de 20 victorias, “Cheo” acumuló cifras que al término de su salida del béisbol lo dejaron en la élite del pitcheo cubano. Y a eso adicionar algunas actuaciones en eventos internacionales que ya contaban con la presencia de peloteros profesionales.

Pero faltó la guinda a ese pastel de méritos, que para muchos bien pudiera ser el ingrediente más importante de ese dulce y que según el propio Ibar podía hacerse conseguido si hubiera tomado otra decisión en el momento oportuno.

Te puede interesar: SAY WHAT? Gente de Zona y Maels Rodriguez comenzaron relación a 100 MpH

Los resultados y talento natural del legendario número 36 de los equipos habaneros y nacionales incentivó a que muchos scouts y agentes se le acercaran en distintos momentos para negociar su ruptura con el béisbol cubano y un eventual contrato de Grandes Ligas.

El propio Ibar me comentó en exclusiva para el show nocturno del canal de YouTube de Swing Completo que fueron varias las ofertas para firmar.

“Muchas veces se me acercaron y me hicieron propuestas cuando salía con el equipo Cuba. De los varios equipos que lo hicieron estaban los Yanquis de Nueva York y los Medias Rojas de Boston, dos de los más importantes que hay en las Grandes Ligas. Sinceramente yo no tenía un favoritismo por un equipo en particular. Daba lo mismo sobre todo ya después cuando me decidí irme”.

A la pregunta del total aproximado en esas propuestas que le llegaron al extraclase ex jugador no vaciló en hablar de cifras. “Entre 20 y 25 millones de dólares por tres o cuatro temporadas. Por ahí andaban los números que me dijeron la mayoría de las veces”.

Lógicamente que no faltó el tema de lo que dijo “Cheo” ante una proposición bien impresionante, quien no fue hasta 2002 que decidió intentar irse de Cuba cuando ya había superado los 30 años de edad.

“En ese momento que hablaron conmigo, que fue sobre todo a partir de 1998 yo tenía más incertidumbre de tomar la determinación de irme de Cuba sobre todo por lo que dejaba atrás, y el temor de separarme de mi familia por un buen tiempo, y lo que podía pasar con ella. No di el paso cuando debió darse y quizá ya después era demasiado tarde, no porque se frustró mi salida ilegal sino porque cuando me suspendieron yo tenía 32 años. Igual hay muchos ejemplos de cubanos firmando con una edad similar como Contreras o Yulieski Gurriel. Reconozco que debí aprovechar antes y posiblemente la realidad hubiera sido totalmente distinta”, confesó el único pitcher que ha ganado 20 partidos en una misma Serie Nacional.

Como Ibar, hubo otros lanzadores de su generación que tenían el talento para emular con figuras como René Arocha, Orlando “El Duque” Hernández, Rolando Arrojo, Liván Hernández, Osvaldo Fernández o Ariel Prieto, quienes llegaron a Grandes Ligas en esa segunda mitad de la década del noventa tras destacarse inicialmente en el béisbol cubano.

Nombres como Pedro Luis Lazo, Norge Luis Vera, Omar Luis Rodríguez, Maels Rodríguez, Faustino Corrales, Eliecer Montes de Oca, Vicyo Odelín u Ormari Romero, entre varios más, incluyendo al mismo Contreras antes del 2002, pocos dudan que hubieran lanzado al menos en el mejor béisbol del mundo. Y seguro estoy que algunos de ellos hoy tendrían estadísticas y momentos para admirar de verdad.

Al final José Ibar fue sancionado tras su intento infructuoso de salir por vía marítima de su país en el año 2003 y nunca más pudo regresar al montículo. Ni en Cuba, ni en Estados Unidos. Salió del país de forma legal muchos años después y hoy reside en una localidad bien sureña del condado Miami Dade sin ningún vínculo oficial con la pelota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba