¡CUBA PA’RRIBA! Puesto 14 del medallero, Pichardo impresionó, el boxeo produjo, cubano de Israel imparable. Resumen Olímpico

August 3, 2021
Dos medallas de oro y una de bronce fue  la cosecha de la delegación, que culminó la jornada en el puesto 14

Por Franco Miguel Allvariño

En la madrugada de este martes, 3 de agosto, el archipiélago de Cuba volvió a temblar, incluso, sucedió en par de ocasiones. La razón: los atletas cubanos que compiten en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Dos medallas de oro y una de bronce fue  la cosecha de la delegación, que culminó la jornada en el puesto 14 del medallero, con cuatro de oro, tres de plata y cuatro de bronce, para ubicarse como el segundo mejor país de América, superando a los Comité Olímpicos de Canadá y Brasil.

La canoa dorada

Desde el “Canal Sea Forest” de la bahía nipona llegó la primera alegría. Serguey Torres y Fernando Dayán Jorge consiguieron la primera medalla de oro de la canoa bi-plaza a 1000 metros bajo los cinco aros. En una regata electrizante, en la que los criollos tuvieron que desbancar a la dupla china, registraron tiempo de 3.24.995, lo que representó la mejor marca olímpica para la disciplina.

El boxeo produjo

Las otras dos preseas llegaron por intermedio de la escuadra cubana de boxeo, que presentó cinco púgiles en el último cartel efectuado. Con saldo de tres victorias, dos derrotas, un metal dorado y otro de bronce, bajaron del cuadrilátero los “Domadores”.

El primero en subir al área de pelea fue el experimentado Yosvany Veitía, quien fue eliminado de la competencia, tras perder con el británico Galal Yafai, en la división de los 52 kg. Veitía no estuvo en su mejor combate, perdiendo dos de los tres asaltos que disputó, para que finalmente los jueces botaran 4-1 favorable al europeo.

Lázaro Álvarez sufrió la segunda derrota de la cartelera y la tercera del equipo, aunque aportó el cuarto metal bronceado de la comitiva olímpica y la primera presea de su deporte en la cita estival. Álvarez perdió en semifinales frente al ruso, Albert Batirgaziev, en un pleito perteneciente a la división de los 57 kg. El ruso se mostró impetuoso desde el inicio y terminó con victoria dividida en el pareo.

Después de esos reveses, apareció en la “Arena Kokugikan”, Andy Cruz, con el objetivo de conseguir su boleto a la semifinal de los 63 kg. El cubano se midió al brasileño Walter de Oliveira, a quien derrotó por decisión dividida de los jueces 4-1. Cruz, que representa una de las principales esperanzas de medalla de la escuadra garantizó el bronce, pero buscará en el próximo combate el pase a la final de su división.

El cuarto en entrar al ring fue el capitán, Julio Cesar la Cruz, para enfrentar al brasileño, Abner Teixeira, en la discusión del boleto a la gran final de los 91 kg. La Cruz dispuso de su rival por criterio dividido de los árbitros 4-1, logrando su clasificación a la discusión de otro metal áureo.

Luego de nueve años, el dueño de la división de los 69 kg en Cuba, Roniel Iglesias, regresó a lo más alto del podio olímpico, tras vencer por decisión unánime al púgil británico Pat McCormack.

De esa forma, Roniel aportó la cuarta medalla de oro a la delegación y la primera del boxeo, que espera subir al podio en tres oportunidades más, contando las actuaciones de Julio Cesar, Arlen López y Andy Cruz, este último es el único que no tiene su boleto a la final todavía.          

Esperanzas en el atletismo

En tanto, en la jornada del atletismo vieron acción tres cubanos formados en la isla, uno de ellos compitiendo bajo otra bandera. Christian Nápoles dio tres saltos seguros –en el primer intento- para convertirse en el primer clasificado de la competencia del triple salto, con marca de 17.08. A su vez, Pedro Pablo Pichardo, quien representa a Portugal en la cita bajo los cinco aros, logró 17.71, el mejor salto de la clasificatoria.

Mientras, la corredora de 400 metros planos, Roxana Gómez, consiguió cómodamente su clasificación de la semifinal, al llegar segunda en su heat e igualar su marca personal de 50.76, dejando la impresión de poder superarla en la próxima instancia competitiva.

Las penas de la lucha

En el colchón de competencia del “Makuhari Messe Hall” dos cubanos compitieron en otra jornada de la lucha grecorromana. El luchador de los 67 kg, Ismael Borrero, fue sorprendido por el georgiano, Ramaz Zoidze, para marcharse a casa temprano luego de caer 3×2 en un disputado combate.

Por otra parte, Daniel Grégorich perdió frente al egipcio, Mohamed Metwally, en cuartos de final de los 87 kg, y quedó fuera de posibilidades luego de su rival no lograra acceder a la final.

Voleyball olímpico

En los partidos de cuarto de final del voleyball de sala, Yoandy Leal, Wilfredo León y Osmany Juantorena volvieron a liderar sus respectivos equipos, aunque solo el primero de los antes citado pudo avanzar a la siguiente fase de la competición. 

Leal consiguió 16 puntos en el encuentro, 15 de ellos por ataque en 22 intentos, para una efectividad de 68.18. Con el liderazgo del cubano, Brasil derrotó a los locales tres sets por cero. Juantorena, por su parte, no pudo evitar la victoria de Argentina en el tie break, aunque llegó a su cuarto partido con 20 puntos o más. En tanto, Wilfredo León también se despidió del certamen, con la derrota de su equipo 3×2 ante Francia: El santiaguero marcó 29 puntos en el encuentro.

Béisbol olímpico

Mientras, en el béisbol olímpico, la República Dominicana dejó al campo a la selección de Israel, al anotar dos carreras en la novena entrada y dibujar marcador de 7×6 en la pizarra. En el encuentro, Danny Valencia disparó un jonrón en cuatro turnos legales, impulsó dos carreras y recibió un ponche,

1 comentario en “¡CUBA PA’RRIBA! Puesto 14 del medallero, Pichardo impresionó, el boxeo produjo, cubano de Israel imparable. Resumen Olímpico”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba