Por Yasel Porto

Muchos peloteros y deportistas cubanos en general han tenido que buscar diferentes oficios después de retirarse de la vida atlética. Incluso algunos se han visto obligados a alternar su desarrollo en el mundo del músculo con oficios que económicamente le han permitido otras garantías sumamente necesarias.

Plomeros, policías, custodios, artesanos y hasta sepultureros son solo una parte de la amplia gama de funciones laborales asumidas por un gran número de figuras del deporte más o menos conocidas. Pero mucha gente ignora que en el listado también hay que incluir el trabajo como bailarín o modelo en un club para público femenino.

Se trata de un jugador que llegó a estar entre los mejores prospectos de la capital cubana a mediados de la primera década del actual siglo, Norberto Acosta Pomares, quien estuvo a un paso de llegar a la Serie Nacional. Personalmente nunca entendí que solo se le diera la oportunidad en la Liga de Desarrollo con Constructores, pues su ofensiva en la Serie Provincial con el Cerro, amén de sus condiciones, era suficiente para haber llegado por lo menos a los Metropolitanos.

Bateador zurdo que jugaba primera base y los jardines, Acosta fue parte de una generación a nivel municipal que desgraciadamente quedó frenada en su mayoría con el paso del tiempo. En ese mismo equipo del Cerro había buenos prospectos como Alexander Barrios, Pavel Galas, Kiansy Vallina, Roberto Carlos Ramirez, José Yoslén Fernández, Ismaily y Yaser Alberto Borges, más los lanzadores Reinier y Rafael Bermúdez, por solo citar algunos ejemplos.

Norberto llegó a ser uno de los motores fundamentales de aquella selección y por ello fue incluido en la Liga de Desarrollo en la que también dio su aporte al título conseguido por los Constructores de José Luis Bos.

Te puede interesar: Varios peloteros de Grandes Ligas aprovecharon apertura de fronteras de Cuba

En su etapa previa a la categoría de mayores había integrado en varias ocasiones la escuadra nacional, propiamente como infantil. Héctor Olivera fue uno de sus compañeros de equipo en aquel momento.

Pero el jugador decidió apartarse del béisbol tras desencantarse por ciertas decisiones que lo marginaron de demostrar sus potencialidades en la Serie Nacional.

Dejó el deporte por la música y durante varios años actuó como representante de regatonearos bien conocidos como El Uniko, el Yonky y Señorita Dayana.

Hace cuatro años decidió emigrar a Alemania y fue en ese país que comenzó a desempeñarse en una profesión que hasta ese momento no había contado con ningún exponente del béisbol cubano, y quizá hasta del deporte de la Isla de forma general.

Acosta empezó su carrera como modelo incluyéndose su trabajo como bailador en un importante club nocturno para mujeres en Berlín. Allí su éxito ha sido rotundo, incentivado también por el atractivo que resulta para muchas europeas los hombres con las características físicas del exjugador habanero. También se desenvuelve como profesor de Zumba en el tiempo que no tiene función en el “gogó”.

Según mi intercambio con él, asume ese trabajo con total profesionalidad y no se siente para nada incómodo por ello. En realidad, la ausencia de lugares como estos en Cuba hace que la mentalidad del cubano con oficios como éste sea sumamente cerrada y prejuiciosa. Eso es algo normal en los países occidentales y no necesariamente tiene vínculo directo con la prostitución.

También consideró que fue demasiado apresurada su determinación de dejar el béisbol, pues aquello sucedió cuando tan solo contaba con 21 años de edad.

Tal vez si hubiera tenido un poco más de paciencia hubiera triunfado como atleta y hoy no tuviera la exclusividad de ser el único expelotero cubano que ha trabajado y aún lo hace como stripper.

12 comentarios en “Dejó la pelota cubana, representó reggetoneros y hoy triunfa de modelo y bailarín en popular club para mujeres”

  1. Richel Pérez Páez

    La triste realidad del cubano , tiene q abandononar su tierra para poder crecer como persona , en este infierno de país , apoderado por una dictadura llena de hipócritas q le mata los sueños a la juventud q ve como se le va la vida y no tienen más futuro q hacer colas y pasar trabajo cada día

  2. Lo conoci personalmente yo era seguridad, cuando EL era representante de «La señorita Dayana»
    Y es un exelente muchacho, que bueno saber que triunfa en otro pais, de la manera que sea mientras sea legal no importa.
    Mis saludos y mis felicitaciones.

Responder a Addys Carcasés Velázquez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba