DEMASIADO Arozarena para Boston, empató el juego y alargó RACHA HISTÓRICA

October 11, 2021
Para Randy fue su tercer remolque de la Serie Divisional y el número 17 en partidos de postemporada

Por Robiel Vega/@robielcuba87

Cuando se trata de Randy Arozarena y el mes de octubre, a veces las palabras parecen acabarse y los adjetivos repetirse. El romance de este grandísimo y joven pelotero pinareño parece no tener final. Para los que creían que lo ocurrido en 2020 fue obra de la casualidad, esta temporada ha sido la confirmación de que lo del cubano es calidad en estado puro.

En un partido decisivo, que por momentos se tornó cuesta arriba por completo para los Rays, cuando los Medias Rojas tomaron amplia ventaja de 5×0 en la tercera entrada, Randy era uno de los pocos que siempre se vio ajustado al bate; con un turno fallido tras una gran atrapada de  Hunter Renfroe y un cañonazo al derecho en la alta de la cuarta.

Poco a poco los Rays fueron descontando, sobre todo con un cuadrangular de dos carreras de Wander Franco en la parte de arriba de la sexta. Ya en la octava, el inning lo abrió Mike Zunino con doblete al recién ingresado relevista Ryan Brasier y luego Kevin Kiermaier lo imitó para poner el choque 5×4 y Arozarena al cajón de bateo.

El hoy jardinero derecho y hombre proa de los Tampa Bay Rays, en conteo de una bola y un strike, le empujó por la banda opuesta una recta a 95.3 MPH que siguió rumbo al derecho, imparable y le abrió las puertas del plato a Kiermaier con la carrera del empate para los actuales campeones de la Liga Americana que se juegan el todo por el todo.

Para Randy fue su tercer remolque de la Serie y el número 17 en partidos de postemporada, además de alargar dos rachas históricas, la primera de nueve partidos consecutivos bateando de hits en juegos de play offs y la segunda de 18 encuentros en estas instancias, también de manera consecutiva, embasándose.

Con la primera de ellas iguala el récord de la franquicia, que ahora comparte con B.J. Upton y Ben Zobrist y se pone a uno del récord para un cubano, que está en poder de Yoenis Céspedes con 10, entre 2012 y 2013 y de paso iguala a Bert Campaneris, con la segunda mejor marca cubana en play off, lograda entre los años 1972 y 1973. En cuanto a la segunda, constituye récord histórico tanto para los Rays como para Cuba.

Randy deja su línea ofensiva en (333/474/600/1074) (AVE/OBP/SLG/OPS) y sigue demostrando por qué es llamado el Míster Octubre cubano. Sin más, disfruten del batazo y recuerden que pueden ver todos los videos de los peloteros cubanos siguiendo este enlace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba