En el día de la Caridad, jonrón de Jorge Alomá guía Industriales sobre Matanzas

Jorge Enrique Alomá, el hijo pródigo que regresa a casa, una vez más deja tendidos en el terreno a sus rivales, pero esta vez su traje es azul y tiene una letra gótica encima del corazón
Jorge Enrique Alomá, el hijo pródigo que regresa a casa, una vez más deja tendidos en el terreno a sus rivales, pero esta vez su traje es azul y tiene una letra gótica encima del corazón (Foto: Boris Luis Cabrera)

Por Boris Luis Cabrera

La bola se va elevando y se pierde por encima de los colchones del jardín izquierdo rechinando contra el graderío de concreto. Más de 10 mil aficionados se unen en un rugido gigante que se siente varios cientos de metros a la redonda del coloso del Cerro. Jorge Enrique Alomá, el hijo pródigo que regresa a casa, una vez más deja tendidos en el terreno a sus rivales, pero esta vez su traje es azul y tiene una letra gótica encima del corazón.

Unos minutos antes había errado un lance que alborotó a la manada de Cocodrilos y le abrió de par en par las puertas del plato a tres de ellos para empatar el choque. Pero no quiso el jugador más valioso de la pasada campaña irse con la cabeza baja en el día de la Caridad del Cobre y le regaló esta ofrenda a su “Cachita” al final del noveno episodio, con dos outs y las almohadillas vacías, para poner 4-3 el marcador y pulverizar con un swing las aspiraciones yumurinas.

Marcos Fonseca logró mantener a los peligrosos saurios dentro de sus cuevas sin permitirles imparables durante seis episodios hasta que en el “Lucky seven” Jefferson Delgado y Yasiel Santoya le ligaron un par de ellos de forma consecutiva y lo mandaron a las duchas bajo una fuerte ovación de ambas fanaticadas reunidas en el estadio.

Antes, un cañonazo remolcador del “Torito” Barcelán en la cuarta entrada y doblete impulsador de Oscar Valdés en el sexto, habían estropeado el trabajo del zurdo Irandi Castro para darle ventaja a los Industriales, y cohetes irrespetuosos de Dayron Blanco y Yhosvani Peñalver frente a los envíos del relevista Yaniel Blanco habían dejado el marcador 3-0.

En medio de la vorágine del octavo capítulo, cuando los visitantes mezclaron la pifia con cuatro sencillos y lograron igualar las acciones maltratando al dúo de Héctor Ponce y Eddy Abel Garcia, otra vez el “Rey” Anglada pidió un deseo al genio del bull-pen y apareció Andy Rodriguez para retirar a cuatro adversarios (dos de ellos por la vía del ponche) y anotarse su cuarto éxito de la temporada.

Con esta victoria los Leones capitalinos además de asegurar la serie particular contra los Cocodrilos, se colaron en el séptimo puesto de la tabla de posiciones y ya están en zona de comodín a solo un juego y medio de diferencia de Santiago de Cuba, ocupante de la cuarta plaza del torneo.

Por Industriales:

Dayron Blanco (4-2)

Yhosvani Peñalver (4-1, 1CI)

Yordanis Samón (5-2, 2b)

Lisbán Correa (4-2)

Jorge E. Alomá (5-2, 2b, HR, 1CI)

Yoandry Urguellés (3-0)

Wilfredo Aroche (2-0)

Jorge L. Barcelán (2-1, 1CI)

Frank Camilo (1-0)

Oscar Valdés (3-1, 2b, 1CI)

LANZADORES

Marcos Ortega (6.1EL, 2H, 0CL, 3K, 2BB)

Héctor Ponce (1EL, 3H, 3C, 0CL)

Eddy Abel Garcia (0.1EL, 1H)

Andy Rodriguez (1.1EL, 1H, 0CL, 2K)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*