Por Jerry Díaz

   El equipo Cuba de béisbol y el anhelo de contar con los mejores es un tema recurrente en las publicaciones deportivas relacionadas con nuestro país. Hace muy poco tiempo publicamos aquí, en SwingCompleto, Un Cuba con todos y para el bien de todos, sin repatriados ni excluídos, desmintiendo a la Federación Cubana y pidiendo el cese de la discriminación con nuestros peloteros.

   El 1º de junio dimos a conocer la nueva intención de la Federación que se ratificaría en el programa Bola Viva de Tele Rebelde justo al día siguiente. La FCB abriría las puertas de la selección nacional a varios peloteros cubanos sin necesidad de pasar por esa aberración jurídica y moral que ellos llaman “repatriación”. Esta medida excluye a los grandesligas y quienes hubiesen “abandonado delegaciones en el pasado”. Sin dudas sigue siendo discriminatoria.

   En ese sentido ya algunos peloteros se han pronunciado, otros brindaron declaraciones a SwingCompleto aunque pidieron no revelar sus nombres para evitar arremetidas de la Federación contra ellos.

   Uno de los escollos es el señor Higinio Vélez y el rencor que guardan algunos a su persona. Otros piensan que no es justo tener que ganarse un puesto en la preselección, pues su calidad está probada y además tienen que cumplir con sus contratos.

   Henry Urrutia hizo público su deseo de jugar por Cuba pero siempre que se le respete y no sea obligado a ninguna politiquería. Otros casos, como Odrisamer Despaigne, descartan la posibilidad, jugar bajo el amparo de la Federación no es una opción para ellos.

   Sin embargo, la posibilidad de que MLB desconozca a la Federación Cubana está dejando de ser una utopía para convertirse en un reclamo de los protagonistas: nuestros peloteros.

   Recientemente Raisel Iglesias fue invitado al programa de Jorge Ebro y Vikingo Martell en el Real Café. Allí tocó varios temas neurálgicos de la pelota cubana, entre ellos el Equipo Cuba.

   La FCB es la entidad que prohíbe a nuestros peloteros participar con la selección. La cara más visible actualmente es su presidente, el mencionadísimo Higinio Vélez. Aunque no es el artífice del problema (antes de Higinio también existía la prohibición), sí es el de otros, sobre eso Iglesias dejó saber su parecer.

   «Muchos se han quejado de Higinio. César Valdés, Nelson Díaz, atletas, árbitros, directivos se han ido del béisbol en Cuba a causa de él. Muchos peloteros que han tenido gran rendimiento en una Serie Nacional y estando fijos en el Equipo Cuba los han mandado a equipos B y C. Pasó con Yoenis Céspedes. Las personas no conocen los bochornos que pasó, yo los vi mientras estaba en Cuba. La decisión de salir, Céspedes la tomó por causa de Higinio y los dirigentes de la pelota. El béisbol en Cuba está como está porque los atletas se van, pero tienen que irse por las malas condiciones para el deporte y en la vida».

   El pinero de 30 años también se cuestiona las razones por las que la Federación no les permite estar en un Clásico, muestra su desacuerdo claramente y nos brinda soluciones.

   «Es complicado que suceda pero yo no entiendo por qué tenemos que depender de lo que diga la Federación Cubana. Pienso que la Asociasión de Peloteros (MLBPA) y Major League Baseball (MLB) que son los organizadores del Clásico deben tomar cartas en el asunto. Federación Cubana de Béisbol no es un nombre para impedir a los atletas cubanos estar en un evento como ese. Todos los que estamos aquí en Grandes Ligas, AAA, AA tenemos nivel suficiente y deseos de participar. Con la cantidad de jugadores, directivos y personas dispuestas a representar a Cuba que tenemos aquí no necesitamos ningún autorizo de la Federación», aseguró Iglesias.

   Incluso se atrevió a hablar más allá de los jugadores: «Euclides Rojas es el entrenador de pitcheo ideal para ese equipo y el Duque Hernández el gerente general».

   El cerrador de los Rojos de Cincinnati exige a la prensa juegue su papel en este asunto. «Si los medios hacen un poco de ruido y apoyan estas opiniones que proponemos podemos lograrlo. Es como sonar una lata y luego siguen sonando, llega el momento que se hace el ruido suficiente».

   Raisel Iglesias, el autor de 98 juegos salvados en Grandes Ligas, tiene razón. La única forma de lograr el Equipo Cuba “Con todos y para el bien de todos” es uniendo fuerzas, haciendo el ruido suficiente entre los aficionados, la prensa y los propios peloteros. La Federación no es tan poderosa como pensamos.

   A continuación, le dejamos las palabras de Iglesias, uno de los mejores lanzadores cubanos de la actualidad.

35 comentarios en “Grandesligas cubano: «Con lo que tenemos aquí NO NECESITAMOS el autorizo de la Federación»”

  1. Una pregunta : cual a sido desde siempre el objetivo de los team Cuba en todas las competencias después dl 1959? Respuesta . Demostrar que políticamente el gobierno revolucionario era capaz de tener un equipo capaz de vencer en la arena amateur internacional. NUNCA FUE LA SANA INTENCIÓN DEPORTIVA de competir cordialmente y así estrechar los lazos humanos entre los países del mundo. ENTONCES POR QUE ESPERAREMOS AHORA QUE ELLOs( LA FEDERACION CUBNA DIRIGIDA POR EL GOBIERNO DE CUBA CON LA FEDERACION AL FRENTE DE UN TÍTERE, HOY HIGINIO VÉLEZ ANTES OTROS TÍTERES)van a adoptar medidas que contribuyan a que haya béisbol de alta calidad acequible al pueblo y que los jugadores puedan actuar libremente y aceptar las propuestas monetaria y deportivas sin está condicionados por el gobierno totalitario y hegemónico de Cuba. Gracias

  2. Pueden formar todo el ruido q quieran. La MLB no va a desconocer nunca a la FCB. Si se habla de ser justos y no desconocer los derechos de nadie ( de los peloteros cubanos q juegan y viven en EUA). Como entonces van a excluir a los q juegan y viven en Cuba? Por sus rencores con el Federativo van a violarle los derechos a los de acá? Se les va la rosca.

  3. No me parece descabellada la idea… tenemos suficiente material técnico para hacer un equipo con todas las de la ley incluyendo mánager y cuerpo de dirección… y estoy seguro que el pueblo los seguiría igual en cada presentación. Total, la FCB está moralmente desacreditada…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba