ESCÁNDALO: Maikel Cáseres y el hedor de la injusticia

October 4, 2019
Si ahondamos un poquito siquiera en el tema, la sombra pérfida de los favoritismos rodea la no inclusión de Maikel, o quizás como política de estado habría de dar un toque inclusivo, un aire de cambio y se decide llevar a Arrebarruena y a Pavel Quesada

Por Alexander García Milián

Si hay algo que me sigue dando vueltas en la cabeza y no entiendo, son los criterios de selección para un equipo Cuba; pues hace mucho tiempo creo que es el mayor reflejo del mal hacer en la Federación, la Dirección… en fin, donde sea.

En este punto no esgrimo de culpas a nadie, ni tampoco me centro en esta arista para conversar respecto al tema traído a colación esta vez por la nómina de la  preselección cubana rumbo al Premier 12.

Ahora pienso en eso, por ende pienso en ausencias- ¡Tronco de injusticia!- me digo al resaltar la no presencia de un hombre como Maikel Cáseres, más aún al percatarme que la segunda base a priori es el hueco de ese lista dada a conocer hace días.

  • Cuando termine la fase clasificatoria descansaré, no aceptaré desde ya ir como refuerzo – alegó palabras más, palabras menos el holguinero hace unos días en el Latino. El antesalista desde su regreso a la Isla ha rendido un mundo, incluso el año pasado los Indios del Bóer de la Liga de Nicaragua lo llamaron para la recta final de la temporada, puede que este año se repita y no se trata del gran equipo ni del súper contrato pero bueno es un hecho que legitima bastante el talento de Cáceres.

El tedio, el morbo, dos elementos que siempre andan maquillando el día a día de la pelota cubana; los mismos que dibujaban aquel día ante las cámaras un hastío total en el rostro de Maikel, ¿Cómo no sentirse mal?, ¿Cómo no esbozar  frustración?

No es menos cierto que pesan otras ausencias también, como las Carlos Benítez y Jorge Aloma- los dos últimos capitanes del equipo Cuba, pero señores a Maikel había que llevarlo siquiera a la preselección, por su experiencia, por su calidad, por sus resultados.

Es el mito de Sísifo que se repite una y otra vez, subimos la piedra hasta arriba, llegamos ahogados,  la piedra rueda hasta abajo de nuevo y – ¡Pumm!- a empezar de cero. En la pelota cubana es así y ejemplos sobran, pero hoy cuando las carencias están por las nubes, darse el lujo de dejar a peloteros de buen nivel como Maikel Cáseres es una soberbia burrada.

Si ahondamos un poquito siquiera en el tema, la sombra pérfida de los favoritismos rodea la no inclusión de Maikel, o quizás como política de estado habría de dar un toque inclusivo, un aire de cambio y se decide llevar a Arrebarruena y a Pavel Quesada, dos tipo con un perfil similar al del holguinero y entonces aquí se jodió la cosa.

Las interrogantes crecen, la injusticia, la mala gana contra Cáseres es lo que queda y es algo que al parecer no tiene remedio.

Sobre el tema, como siempre volveremos, este es solo el comienzo.

Nos vemos a la vuelta.

1 comentario en “ESCÁNDALO: Maikel Cáseres y el hedor de la injusticia”

  1. El equipo Cuba no es reflejo del nepotismo ni de la defachatez de la Federacion. En realidad tanto la Federacion como la seleccion nacional son reflejos del proceder de un regimen ineficiente y caduco que ha arruinado todo en la isla. Por eso, «los criterios» de la federacion son fruto de los intereses del verdadero poder que eligio a Higino o a Vento.

    No importa si incluyen (haciendo justicia) a Caceres o a Benitez. Tampoco si sustituyen a Anglada por Borroto. El resultado sera el mismo: un nuevo papelazo que a fuerza de repiticion se va haciendo costumbre. Una reafirmacion de que el beisbol de la isla esta extincion porque los mismos bandidos que se propusieron (y lograron) aniquilar la agricultura, la industria, el transporte y los valores, tambien lo hicieron con el pasatiempo nacional.

    No se puede hacer nada diferente (ganar campeonatos internacionales) con los jugadores actuales, los que son el resultado de anos de un pobre trabajo en la base, de escasez de implementos, de dejar a un lado a los buenos entrenadores y de un aislamiento que prefiere poner en la tele los goles y entrevistas a Ronaldo o a Leonel que la extraordinaria labor de los peloteros cubanos en GL, los que un dia decidieron renunciar a la igualdad social, a los diplomas, a la piña y a la vigilancia.

    Lo que pueden hacer esos jovenes peloteros y tambien los veteranos, seleccionados o descartados, es aprovechar la primera oportunidad que tengan para escapar y buscar oportunidades lejos de aquella finca en ruina, aunque despues decidan regresar («repatriarse»), pero habiendo previamente asegurado un futuro digno para ellos y su familiares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *