Exgrandesligas de regreso a Cuba: ¿Clases sociales dentro de la Serie Nacional?

¿Estarán estos peloteros dispuestos a compartir un cuarto de hotel de baja categoría, estarán conformes con la alimentación, se trasladarán en los mismos ómnibus de sus compañeros y bajo las mismas condiciones de los demás?

¿Estarán dispuestos a compartir un cuarto de hotel de baja categoría, estarán conformes con la alimentación, se trasladarán en los mismos ómnibus de sus compañeros y bajo las mismas condiciones de los demás?
¿Estarán dispuestos a compartir un cuarto de hotel de baja categoría, estarán conformes con la alimentación, se trasladarán en los mismos ómnibus de sus compañeros y bajo las mismas condiciones de los demás? Web Screen Shot tomado de la cuenta de Instagram de Erisbel Arruebarruena

Por Pablo Pichardo

El regreso a Cuba de varios peloteros que jugaron en circuitos profesionales, incluyendo algunos que vieron acción en las Grandes Ligas, marcará un hito en la historia de las Series Nacionales.

Atletas que escaparon por diferentes vías en busca de materializar sus sueños y lograron pisar los terrenos de las Mayores como Yuniesky Betancourt, Leslie Anderson y Erisbel Arruebarruena, unidos a otros que no tuvieron la mejor de las suertes como Yoirlan Cercé, Lerys Aguilera y Yusmel Velázquez, entre otros; vestirán los colores de equipos provinciales en una liga que ha ido decayendo su nivel con el paso del tiempo, llena de problemas organizativos e inundada de carencias de todo tipo.

La nostalgia de ellos y la desesperación de la Comisión Nacional por hacerle un guiño a los directivos de la MLB y por tratar a toda costa de levantar pasiones, se han unido para materializar el hecho despertando un interés extra en los aficionados, que sin dudas acudirán a los estadios movidos por la curiosidad y alimentados por leyendas urbanas.

¿Podrán adaptarse esos jugadores a las condiciones imperantes en la serie nacional cubana y a su sistema deportivo?

Las dudas son muchas, ellos han regresado con su mejor disposición, sumidos en la añoranza y en la buena fe, pero no creo que las cosas sean tan fáciles ni este cuento tenga los finales felices garantizados.

Sistemas de entrenamiento diferentes, costumbres arraigadas, barriga llena y corazón contento, son solo algunos puntos que pudieran dar al traste con sus deseos a medida que avance la temporada.

¿Tendrán privilegios dentro del conjunto al que pertenecen cuando en sus bolsillos pudieran estar las soluciones de pequeños problemas internos?

¿Estarán dispuestos a compartir un cuarto de hotel de baja categoría, estarán conformes con la alimentación, se trasladarán en los mismos ómnibus de sus compañeros y bajo las mismas condiciones de los demás?

Estamos hablando de un jugador como “Rikimbili” que se mantuvo nueve temporadas en las Grandes Ligas y ganó un estimado superior a los 15 millones en salario o de Arruebarruena que firmó un contrato de 25 millones de dólares con los Dodgers de los Ángeles, por poner dos ejemplos.

Aunque estos peloteros han tenido que repatriarse para poder jugar en la serie nacional, tienen residencia en el exterior, ¿estarán cerca de cinco meses sin regresar a su casa en el extranjero?

¿Podrán viajar por cualquier motivo en medio de la temporada?

Son muchas las interrogantes, lo cierto es que los aficionados están expectantes por ver a estas luminarias otra vez en los terrenos y están ávidos por comprobar si todavía tienen “gasolina en el tanque” para rendir a este nivel de béisbol.

La Comisión Nacional tiene un reto por delante con estos jugadores con el surgimiento de estas clases sociales dentro de su campeonato. ¿Cómo reaccionarán ante los primeros obstáculos? Por ahora no hay respuestas, estaremos atentos.

10 Comments

  1. No tengo ningún temor a estas interrogantes, pues la disciplina a establecer en el béisbol de Cuba lo rige la FCB y la Comisión; ellos tendrán que ajustarse a la nueva vida, de lo contrario, perecen en el camino, si los hombres que dirigen esas instituciones se respetan. Espero que esas personas al tratar de integrarse de nuevo al béisbol cubano, estén consciente de su rol en esta nueva película; y como dije en ocasiones anteriores: Que no vengan a VIVIR DEL CUENTO, pues para eso está Pánfilo y el colectivo de actores. A darlo todo en el terreno, como dijo un Grande, Carlos Tabares, ejemplo de deportista y como persona.

  2. Estan como melchora, no le acomoda nada. Si lo dejan jugar lloran y sino tambien. Me refiero a los que se hacen pasar por periodista que lo unico que hacen es criticar y no estra de acuerdo con nada, esperen que sucedan las cosas para que cuestionen y evaluen objetivamente.

  3. Buenas tardes para todos. La verdad q cualquiera quiere hacer periodismo. Se cuelgan de cualquier historia para hacerse sentir. En este caso, seguro estoy, que ni saben las motivaciones que hicieron regresar a esos peloteros para jugar beisbol en su pais de origen. Periodismo significa investigar, estudiar, promover el conocimiento desde una base objetiva, no sobre supuestos. No imaginen mas cosas ni mas nada solo para tratar de figurar y que alguien los lea. No politicen mas las cosas. Ninguno de esos muchachos regresaron pensando en politica, ni tan poco estan tan ajenos a la realidad cubana como alguien pudiera creer. Que jueguen pelota en su pais, de donde salieron algun dia y ahora decidieron regresar. Y no inventemos mas ni le busquemos mas la quinta pata al gato. Esto era todo lo que queria comentar. Gracias.

  4. Siendo sincero, considero que la reflexion del periodista es objetiva… El tiempo le dara la razon…. Nadie con dinero se ajusta o adapta a baja gama.
    Las posibilidades de estos pelotero le abrira diasporas que atentaran contra el orden y la disciplina,… Sino, visite los estadium y veran las mejores caza fortunas.
    Por ultimo.
    Jugaron en la MLB,… Pero ninguno es una super estrella….. Otra cosa podriamos decir de Cespedes, Pito, Gourriel o Puig.

  5. Todos esos jugaron con esas interrogantes , se hicieron en estos terrenos, con esas reglas, con esos o menos salarios, con todas las restricciones de nuestras Series Nacional al igual que las otras estrellas que están en las Grandes Ligas, dígase Abreú, Gourriel o Puig, a que se adapten o no es problema de ellos, si quieren una oportunidad tendrán que hacerlo. Todos están de regreso y no digo porque volvieron sino porque están en su recta final, o la toman o la dejan, y esto no quiere decir que no tengan oportunidades, sino que tienen que ajustarse a esas disciplinas que imponga nuestras Series Nacionales, que no son las más perfectas pero son las que tienen… Otros vendrán por que allá cuando ya no rinden los desechan, algunos quedan con dineros otros se lo tragan o se los hacen tragar, ejemplos hay muchos, no solo en el béisbol

  6. Me he leído varios artículos de este sitio que consulto en ocasiones -admito no ser asiduo de este- y me percato que la gran mayoría de los estosreflejan una intensión marcada a denigrar tanto a la SNB, los directivos del INDER, como a los entes locales incluso -y lo que más me molesta- a los propios peloteros quienes «se merecen» al menos sean objetivos y no especulativos cuestión estoy viendo en los artículos de esta página. Favor me sumo a otras opiniones de lectores en reclamo de hacer un periodismo objetivo y no especulativo dado dejan bastante que desear. Le pido -y termino mi opinión- que no pongan más el parche antes que salga el hueco.

  7. Me parece que debemos darle fé a la acción..volvieron por voluntad propia.. seamos francos.Si alguno de ellos tuviera gasolina aún para jugar al más alto nivel…no estarían aquí..y como dice el refrán.El buen hijo siempre regresa a casa..Son los primeros pero seguro estoy que no serán los últimos!!! Saludos..

  8. Estoy d acuerdo con que regresen y jueguen es lo único que saben hacer y señores yo soy seguidor de la mlb y en esa liga no hay ningún cubano extraclase lo más semejante es césped de ahi en fuera los demás lo han echo más menos bien no nos engañemos

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*