FIRMÓ PROSPECTO cubano con los New York Mets

Por Aliet Arzola Lima

Cada vez son más los talentos del béisbol cubano que logran firmar contratos profesionales en las franquicias de Estados Unidos, prueba de que existe confianza en el crecimiento y desarrollo de los prospectos que salen de la Isla. Muchos de ellos desconocidos para la mayoría de la afición antillana, los chicos –casi niños en algunos casos– dejan atrás su país para perseguir el sueño de jugar en Grandes Ligas.

Perfectamente ajustada a dicha línea encontramos la historia del santiaguero Yordis Perera Bridón, quien salió de Cuba en el 2019 siendo todavía un juvenil y ahora ha logrado firmar su primer gran contrato con los New York Mets, según reporte de Francys Romero.

Declarado agente libre por la Oficina del Comisionado desde principios de marzo, Perera se suma a la organización neoyorquina, una de las que menos jóvenes cubanos tienen. De hecho, antes de la firma del indómito solo figuraba en las listas el receptor Ariel Yera.

Perera jugó dos ediciones del Campeonato Nacional juvenil entre 2018 y 2019, en los que dejó línea ofensiva de .288/.375/.441, con 10 extrabases (dos jonrones) en 118 turnos oficiales. El antesalista pegó 24 imparables en ese lapso, con 19 anotadas, 20 impulsadas y 21 ponches.

Te puede interesar: ÚLTIMA HORA: Hubo acuerdo, tendremos temporada de Grandes Ligas 2022

Cuando Perera causó baja del Nacional juvenil para salir de Cuba en el 2019, bateaba .368/.381/.737, con par de dobles, un triple y un cuadrangular en solo 19 veces al bate. Ya en ese momento daba la impresión de dominar totalmente la liga, al punto de impulsar casi la mitad de los corredores que encontró en posición de anotar y remolcar en cuatro oportunidades el empate o la ventaja.

Antes, en la edición del 2018 del torneo doméstico de la categoría 15-16, Yordis Perera había ya mostrado sus dotes con un extraordinario rendimiento. En 149 comparecencias bateó .344/.430/.582, anotó 21 carreras y dio 16 extrabases (nueve dobles, un triple y seis jonrones). Fue líder en empujadas (37), en slugging y en cuadrangulares. carreras. Pero lo que más llama la atención es su oportunidad, pues remolcó al 31.8 % de los corredores que encontró en posición anotadora, y en nueve ocasiones trajo el empate o la ventaja.

Todo eso no fue más que una continuación de su primer año en la categoría 15-16. En el 2017 dejó línea ofensiva de .351/.431/.559, con 36 impulsadas, 28 anotadas, ocho dobles, tres triples e igual cantidad de vuelacercas.

Perera es un pelotero de mucho poder, con capacidad para jugar en los jardines y en primera base, las posiciones que más ha cubierto en su paso por los distintos niveles del béisbol cubano.

Te puede interesar: OTRO ESCAPADO: saltador cubano se impulsó demasiado lejos y abandonó la selección nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba