Las Grandes Ligas de béisbol: el regreso más esperado

Este 23 de julio, desde las 7 de la noche, buena parte del planeta centra su atención en lo que sucederá con el Opening Day.

Este 23 de julio, desde las 7 de la noche, buena parte del planeta centra su atención en lo que sucederá con el Opening Day.
Este 23 de julio, desde las 7 de la noche, buena parte del planeta centra su atención en lo que sucederá con el Opening Day. (Web Screen Shot)

Por Alexander García 

   Max Scherzer contra Gerrit Cole; el actual campeón de las Grandes Ligas contra uno de los eternos candidatos al título; la mística de la capital de Estados Unidos contra la gracia y la magnanimidad de Nueva York. Desde que Yankees y Nacionales salieron al diamante este jueves, una nueva y peculiar temporada de MLB dio inicio y con eso la vida de millones se sumerge por completo y, lo hará durante unos tres meses, en el béisbol, todo sabrá mejor, volver a soñar, renovar viejas esperanzas siquiera, será posible. 

   Si hubo un momento donde parecía que no habría pelota en el Big Show y, tras el acuerdo entre el sindicato de jugadores y el comisionado, muchos dudaron, lo cierto es que poder ver acción al primer nivel en una campaña de al menos 60 juegos, sabe bien. 

   Ya durante la nueva pretemporada: Aaron Judge ha dictado sentencia, Gerrit Cole se ha visto intransitable, un lanzador de condiciones como el dominicano César Valdez ha mostrado su calibre con los Orioles y pudiera ser sorpresa; todo va pintando de maravillas en pos del entretenimiento. 

   En Cuba y con Cuba, las cosas no pueden ser diferentes y si la opción de que Yasiel Puig quede fuera de la temporada es real, el regreso de Yoenis Céspedes con los Mets llena de expectativas a todos los fanáticos. 

   Más allá, con el retorno por todo lo alto de Yoan Moncada tras dar positivo al coronavirus, y las buenas vibras que ha dejado Luis Robert Moirán, ambos en los Medias Blancas de Chicago, más allá de las malas caras, la ilusión parece volver a brotar. 

   Este 23 de julio, desde las 7 de la noche, buena parte del planeta centra su atención en lo que sucederá con el Opening Day, pues según el criterio de varios analistas, este duelo inicial entre Washington Nationals y Nueva York Yankees, bien puede ser una antesala de la Serie Mundial en octubre

   Por su parte, y regresando al contexto beisbolero de la Isla, las interrogantes vuelven a emerger respecto a la posibilidad de ver o no partidos de la temporada. ¿Regresarán a la parrilla los domingos por la noche? ¿Cuántos partidos podrán verse?, ¿Saldrán los peloteros cubanos? Con la censura nunca se sabe, pero igual, las expectativas crecen. 

   En este punto otra arista retorna y la misma versa sobre la opción de poder tener los derechos de transmisión de una temporada de MLB; bastante cara según criterios expresados por directivos de Tele Rebelde, pero para una campaña que, en su totalidad, sumando postemporada y todo, rondará los 80 juegos, el precio del paquete televisivo, por lógica debe ceder y bastante, pues no es la misma cantidad de partidos. 

   En fin, señores, si alguien pudiera salir a hablar respecto a este tema sería perfecto, pues a todas luces la lógica indica que en esta ocasión “clavarse el puñal” para aludir a términos monetarios, parece posible, más cuando se trata del pasatiempo nacional. 

   En lo personal, creo que la oportunidad es única para complacer el reclamo de millones de cubanos, fanáticos hasta los tuétanos de las Grandes Ligas. 

   No obstante, a estas incógnitas, la opción del paquete, de la antena, de ver los juegos por internet, esa opción está ahí y consuela bastante. 

   Lo más importante es que las Grandes Ligas ya comenzaron y en este año 2020, cargado de malas sensaciones y energías negativas, el béisbol puede dar algo de luz. 

   Nos vemos a la vuelta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*