Por José Alejandro Rodríguez Zas

«Vin es como un padre para mí», reiteró el cubano al citado medio. «Lo mismo para Tommy Lasorda y Mike Brito. Estamos muy tristes de extrañar a estos tres muchachos increíbles. Triste por mí y por todo el béisbol, por Los Ángeles», confesó.

Brito, fallecido en julio pasado a los 87 años, era un cazatalentos cubanoamericano de los Dodgers que jugó un papel importante en traer a Puig a Los Ángeles, en tanto, Lasorda, fue un lanzador y gerente de béisbol profesional estadounidense que dirigió a los Dodgers de Los Ángeles desde 1976 hasta 1996.

El cubano recordó en la entrevista un momento especial que vivió con Scully, al abrazarse ambos en las calles de Beverly Hills, en 2017, ante las cámaras.

«Estaba tan emocionado (…) Wow, esa persona tan increíble vino a decirme que lo abrazara, a hablarme», recordó el cubano.

Igualmente, es su perfil de Instagram, el cubano escribió sobre Vin, Mike y Tommy:

«Trabajé con leyendas. Siento no haber tenido tiempo de hacerte sentir orgulloso de mí otra vez. Pero sé que todavía me ves. Sé que sigues conmigo. Seré mejor y lo haré mejor de la manera que todos ustedes me enseñaron. Mis tres padres»

Lo más sorprendente es que desde el fallecimiento de Scully, Puig eslabonó una cadena de tres partidos consecutivos con cuadrangulares, para llegar a un total de 10 en la temporada, sobre lo cual el cubano realizó una impresionante confesión en su perfil de Twitter.

«Desde que se fue al cielo, escribo su nombre antes de cada turno al bate y sé que él es la razón por la que obtengo un jonrón todos los días desde que pasó. Quiero que la pelota de béisbol lo alcance. Gracias chicos»

«Él está dentro de mí en este momento. Le doy Gracias a Dios porque está al lado de Dios y al lado de su esposa en este momento», agregó Puig en la mencionada entrevista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba