Por José Alejandro Rodríguez Zas

Luego de fallar en elevado al derecho en el tercer episodio, el boricua volvió al cajón de bateo en la parte alta del quinto, con el marcador 3×0 en contra, la casa llena y un out en la pizarra. Correa no se desesperó y dejó lanzar a Wentz, quien estaba dando serias muestras de descontrol en el inning con par de boletos seguidos.

Más tarde, a la altura del séptimo, el boricua volvió a la carga y con par de outs conectó su segundo imparable del encuentro, esta vez sobre una sinker a 98 mph lanzada por el relevista de Detroit, el derecho Jason Foley. Este fue el imparable 149 de la contienda para Correa y el número 930 de por vida.

Luego de esta actuación, cuando solo restan tres partidos a la temporada para los Twins, Correa batea para .289 de promedio ofensivo, con 22 jonrones, 64 impulsadas y línea ofensiva de .365/.467/.832 (OBP/SLG/OPS).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba