Por Aliet Arzola Lima

Sandy Menocal, un pelotero que promedia .266 en un campeonato donde se batea para .294, demostró este jueves que en un diamante de béisbol no hay enemigo pequeño. Frente a más de ocho mil almas en el parque Latinoamericano, con su equipo debajo en la pizarra a la hora de recoger los bates, el noveno madero de Industriales le enfrió el alma a toda la fanaticada santiaguera con un espectacular walk-ff que selló la barrida de los Leones ante el elenco oriental en la continuación de la 61 Serie Nacional.

Ningún guionista hubiera escrito un desenlace tan dramático, pero Menocal, quien hasta hace muy poco tiempo era un simple suplente en los Cocodrilos de Matanzas, se encargó de ponerle sabor al más reciente “Clásico” de la pelota cubana al enganchar una recta del zurdo Luis Fonseca que voló directo a las gradas del bosque izquierdo. En conteo completo, con dos hombres en circulación, el torpedero capitalino se vistió de slugger y desató la locura de los parciales azules en el Coloso del Cerro, donde la barra indómita, por el contrario, vio como se apagaba el estruendo de su conga.

El jonrón de Menocal selló la barrida de Industriales ante Santiago de Cuba y dio más ventaja a los Leones en el duelo particular durante los últimos 30 años. Desde la Serie 32 hasta la fecha, contando solo los choques de temporada regular, los habaneros lideran con cómodo parcial de 81 victorias y 67 derrotas, sobre todo gracias a sus nueve barridas este lapso, por cinco de la tropa indómita.

Precisamente, a raíz del más reciente pase de escoba de los capitalinos, desempolvamos algunos archivos para descubar más detalles de todas las barridas acontecidas entre Industriales y Santiago de Cuba durante los últimos 30 años. Aquí se los mostramos.

Viaje en el tiempo hasta la Serie 38

La primera barrida en los “Clásicos” de la pelota cubana durante los últimos 30 años se produjo en la Serie 38, específicamente en un match de dos partidos celebrados en el parque Guillermón Moncada. En el feudo santiaguero, los Industriales consiguieron par de triunfos 16×6 y 8×7, a la cuenta de Ernesto Noris y del zurdo Rolando Viera, respectivamente.

Te puede interesar: Industriales SE BURLÓ de Santiago con walk-off y barrida, JONRÓN de Turiño dejó al campo a Sancti Spíritus. Resumen Serie 61

Los azules sacaron la artillería pesada en esos encuentros y fabricaron 24 carreras, con 28 imparables y nueve extrabases, liderados por Javier Méndez, autor de siete imparables en ocho turnos, con seis remolques en los dos encuentros. Los indómitos, por su parte, pisaron 13 veces la goma y pegaron tres jonrones, pero su pitcheo no pudo contener el empuje de los capitalinos, a pesar de mandar a la lomita a Norge Luis Vera, Osmel Cintra, Elizardo Guilart, Jorge Tissert y Wilson López.

Aunque Santiago perdió más de 40 partidos aquella temporada de 1998-1999, no era fácil ganarles por barrida. De hecho, uno mira su alineación de esos duelos y meten miedo: Reutilio Hurtado, Rolando Meriño, Antonio Pacheco, Orestes Kindelán, Fausto Álvarez, Gabriel Pierre, Pedro Poll, Ariel Cutiño y Luis Miguel Nava. ¡A recogerse!

Sin embargo, Industriales no solo los barrió en el Guillemón, también le ganaron cuatro de los cinco partidos que disputaron en la campaña regular, aunque después los indómitos impusieron su ley en la final del campeonato con una histórica remontada en el Latino.

2001: La barrida total

En temporadas con subseries de ida y vuelta (en Santiago y en La Habana), solo una vez se ha dado el caso de una barrida total. Eso sucedió en la Serie 40, cuando los indómitos de Higinio Vélez –que llevaban dos títulos seguidos– ganaron tres partidos en el Coloso del Cerro y dos en el Guillermón Moncada.

Las primeras estocadas fueron en la capital, donde el estelar Ormari Romero consiguió par de triunfos. El gigante de Seboruco ganó primero como abridor (4×3) al completar toda la ruta con cinco ponches y nueve jits permitidos, mientras Reutilio Hurtado, con jonrón y dos remolques, fue el mejor con el madero de aquel partido, en el que Lázaro de la Torre recetó 11 ponches a la artillería santiaguera.

En los siguientes desafíos del Latino los santiagueros se soltaron a batear y anotaron 12 carreras en cada uno. En el primero de ellos, Meriño y Kindelán impulsaron siete carreras entre los dos con sendos vuelacercas, y el zurdo Rubén Rodríguez, en rol de relevo, se encargaba de amarrar a los Industriales a pesar de sus cinco boletos y seis imparables concedidos.

El tercer encuentro fue un festival de lo mal hecho, con 22 carreras, 35 jits y cinco errores entre los dos equipos. Los capitalinos se llevaron la peor parte con cuatro marfiladas que propiciaron cuatro anotaciones sucias en los indómitos en un duelo que finalizó 12×10 en 11 capítulos. Ormari de nuevo apareció en el box con un relevo de tres episodios y se apuntó el éxito.

La vuelta en el Guillermón fue más de lo mismo. Santiago ganó el primero 6×2 con faena completa de Danny Betancourt y jonrones de Pacheco, Reutilio y Frank Tamayo, mientras en el segundo choque anotaron cinco carreras entre el octavo y el noveno inning para dejar al campo a los azules con pizarra de 6×5. Los indómitos estaban imparables y al final, esa temporada, lograron su tercera corona en línea.

El inicio de la era Anglada

Después de su barrida total en la Serie 40, Santiago de Cuba no volvió a pasar la escoba a Industriales en largo tiempo. Mucho tuvo que ver en eso el ascenso al alto mando capitalino de Rey Vicente Anglada, quien tuvo balance de 25 victorias y 16 derrotas contra los indómitos en siete campañas (solo contando fase regular).

No obstante, en ese lapso Anglada solo consiguió una barrida ante las Avispas en la Serie 42, la temporada del récord de 66 victorias y la de su primer título con los Leones. El pase de escoba acontenció en el Guillermón Moncada, donde más duele a los santiagueros, con dos partidos decididos por margen mínimo y un nocao.

Te puede interesar: Lanzador de Industriales Pedro Álvarez DEMOSTRÓ otra vez su humanismo sin límites

El primer asalto de aquella batalla fue un cerradísimo encuentro (7×6) de 11 capítulos, en el que Arley Sánchez se apuntó el éxito en rol de relevista. El zurdo enfrentó a siete bateadores y retiró a tres por la vía de los strikes, mientras Yasser Gómez como emergente en el onceno, remolcaba la decisiva por elevado de sacrificio. Pero el hombre grande a la ofensiva ese día fue Antonio Scull, quien pegó dos dobles, dos jonrones e impulsó tres anotaciones.

La noche siguiente fue más plácida para Industriales, que ganó por nocao 14×1. Cinco jugadores remolcaron par de carreras en el festival ofensivo de los azules, que también contaron con gran faena combinada de Jorge Luis Machado y Luis Alberto González. Los derechos completaron toda la ruta a ritmo de siete ponches sin boletos.

En el duelo del cierre, Industriales llegó perdiendo 3×2 al noveno inning, pero Bárbaro Cañizares acabó con la fiesta indómita al pegar su segundo jonrón de la noche. El designado capitalino fue el héroe del duelo al impulsar tres de las cuatro carreras de los Leones, mientras Yamel Guevara y de nuevo “El Queso” González se encargaban de controlar a los santiagueros con siete ponches y solo seis jits permitidos.

Siete años de sequía

La estabilidad que ganó Industriales durante la era Anglada y el repunte de Santiago con Antonio Pacheco como manager igualaron las fuerzas en los “Clásicos” durante varios años. De hecho, desde la Serie 42 hasta la 49 no hubo barridas de ninguno de los dos conjuntos, racha que se rompió en la edición 50 del torneo beisbolero cubano.

En ese curso, los Leones de Germán Mesa, monarcas vigentes del certamen, pasaron la escoba a los indómitos en el Guillermón, con victorias de Gerardo Concepción, Frank Montieth y Odrisamer Despaigne, quienes cumplieron a la perfección con su rol de abridores y dejaron los encuentros encaminados para los respectivos relevos de Alexei Chorot, Armando Rivero y Yohandri Portal.

En sentido general, fueron tres partidos bastante cómodos para los Industriales, que ganaron con pizarras de 6×2, 7×2 y 7×4 frente a tres de los mejores lanzadores santiagueros: Alberto Bicet, Danny Betancourt y Norge Luis Vera. A la ofensiva, Juan Carlos Torriente, Rudy Reyes, Yoandry Urgellés y Raiko Olivares se repartieron el gasto de los capitalinos.

Escobas van, escobas vienen

A partir de la Serie 52, Industriales y Santiago han intercambiado barridas casi todas las temporadas. A excepción de las Series 56  y 57, en todas las demás campañas alguno de los dos equipos han pasado la escoba en el “Clásico”.

Serie 52: Industriales pasó la escoba en el Latino en tres duelos muy cerrados. En el primero perdían 2×0 en el noveno, pero le dieron la vuelta por batazo decisivo de Irait Chirino con las bases llenas, el cual sirvió para remolcar dos de carreras y dejar al campo a los indómitos. En el choque siguiente, Alexander Malleta pegó jonrón y cinco lanzadores azules dejaron sin carreras a Santiago, con destaque para Antonio Baró (ganador con seis entradas en blanco) y Julio Raizán Montesinos, quien se apuntó el rescate. El cierre del compromiso fue también espectacular, con un sencillo decisivo de Frank Camilo Morejón en el décimo episodio, poco después de que Lisbán Correa, en el noveno, borrara la ventaja de las Avispas y empatara el juego 4×4 con vuelacercas de emergente.

Serie 53: Después de 13 años sin pasar la escoba en los “Clásicos”, finalmente Santiago de Cuba logró la barrida contra Industriales en el 2014. Con un relevo largo de seis entradas y ocho ponches, Alberto Bicet abrió el camino para el elenco oriental en el Guillermón, donde al siguiente día se apoyaron en gran trabajo de Danny Betancourt. Héctor Olivera pegó cuatro imparables y remolcó cinco carreras en los dos primeros juegos, mientras Reutilio fue el verdugo del tercer choque con jonrón decisivo de tres carreras contra Vicyohandri Odelín. Por cierto, el ganador del último duelo de la subserie fue el avileño Yander Guevara, quien estaba de refuerzo con las Avispas.

Serie 53: En menos de un mes, Industriales devolvió el golpe en el Latino con gran faena monticular de Montieth y del refuerzo José Norbelis Betancouert en los dos primeros encuentros. En esos dos choques, Santiago solo anotó dos carreras y pegó nueve inatrapables, mientras los azules rayaban 15 veces la tarjeta, con 20 jits, de ellos ocho extrabases. El tercer partido fue un festival de batazos entre los dos, pero los Leones sacaron la mejor parte con jonrones de Correa y Stayler, y par de remolques a la cuenta de Yulieski Gurriel y Yasmany Tomás.

Te puede interesar: EMOCIONANTE: Armando Capiró formó parte este miércoles de algo trascendental

Serie 54: Los azules volvieron a sacar la escoba en el Latino con tres duelos muy cerrados, definidos todos por margen de tres carreras o menos. Ian Rendón y Brandon Delgado como abridores, e Irandy Castro en rol de relevo, se apuntaron los triunfos para Industriales con marcadores de 4×1, 7×5 y 4×2, respectivamente, Los Leones contaron con implacable despliegue de Lourdes Gurriel Jr., quien pegó seis jits en 12 turnos, dio tres jonrones, remolcó cinco carreras y anotó cuatro en los tres duelos.

 Serie 55: Industriales completó una cadena de nueve victorias seguidas sobre Santiago con otra barrida en septiembre del 2015. Muchos recuerdan aquella subserie por un apagón en el parque Guillermón Moncada en medio del segundo partido, lo cual retrasó las acciones hasta bien entrada la noche. Pero al margen de esta anécdota, los Leones confirmaron su paternidad en suelo indómito, donde consiguieron su cuarta barrida desde la Serie 38. El duelo comenzó con una paliza 11×2 de los azules, apoyados en gran relevo de Yoel David Paula y castigo de Rudy, Malleta y Torriente, quienes remolcaron nueve carreras de conjunto. En la siguiente jornada, el pleito se decidió 7×6 en extrainnings, y en el tercero Frank Montieth le ganó el duelo de lanzadores a Danny Betancourt, con jonrón y dos remolques de Malleta.

Serie 58: Apuntamos como barrida esta subserie, aunque la misma fue interrumpida por culpa de la lluvia. Industriales ganó dos encuentros en agosto, ambos definidos en las postrimerías. En el primer duelo, terminaron el quinto capítulo con ventaja de 10×3, pero Santiago activó el plan de remontada y anotó nueve carreras entre el sexto y el noveno, lo cual los obligó a sacar la casta, con imparable decisivo de Yoandry Urgellés que dejó al campo a las Avispas. En el siguiente encuentro, llegaron igualados 3×3 al séptimo, cuando Industriales puso cifras definitivas con racimo de tres anotaciones. El tercer duelo este compromiso se efectuó en octubre con cómodo triunfo azul de 10×0, apoyados en faena monticular de Bryan Chi y gran despliegue de Malleta (dos jonrones y cuatro impulsadas).

Serie 59: Después de 14 derrotas en 17 encuentros ante Industriales, Santiago de Cuba logró sacudirse del dominio de su eterno rival con un escobazo en el 2019. En el Guillermón, el pitcheo de las Avispas solo permitió tres carreras a los Leones en 26 entradas, con grandes faenas de Ulfrido García, Alberto Bicet y Carlos Font, quienes se apuntaron las sonrisas 6×1, 8×2 y 3×0, por ese orden.

Serie 60: En subserie de dos partidos, Santiago barrió a Industriales en el Latino por primera vez desde el 2001, casi 20 años después. Carlos Font puso la primera piedra con una apertura de siete entradas y solo dos limpias permitidas, mientras Santiago Torres remolcaba tres carreras para la novena indómita, que se impuso 6×2. Con idéntico marcador acabó el segundo partido, en el que las Avispas fabricaron todas sus anotaciones en el primer tercio. Desde la lomita, Luis Fonseca, Yoandri Montero y Yunior Tur propinaron ocho ponches a la artillería azul, que solo logró pasar dos veces por la registradora.

4 comentarios en “BARRIDAS HISTÓRICAS: Industriales es el PAPÁ de Santiago en los últimos 30 años”

  1. para ser Industriales papá de Stgo en 30 años debio haberle ganado más serie de pla off y eso no lo veo.por consiguiente aqui el papá es Stgo que le ha arrancado más campeonatos sin contar la serie del 80 donde vinent lo masacró.

    1. Muy de acuerdo, no lo ha hecho en play off que es la hora de la verdad. De que te vale barrer en la clasificatoria cuando en play off te parten la cara.

    1. Estimado José Orlando, el trabajo es sobre lo sucedido en temporada regular. En enfrentamientos directos en play off, Santiago ha ganado dos de las tres veces que se ha medido a Industriales en finales. Tienen otros compromisos en el historial de postemporada en los años que jugó todos contra todos, entre la Serie 25 y la 28, con balance parejo en este caso. Realmente estos dos equipos han estado muchas veces en postemporada, pero no se han enfrentado tanto.

Responder a José Orlando Sotolongo Rodríguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba