Exindustrialista Ernesto Noris: «Colocamos en el mapa mundial al béisbol de Brasil»

En la pelota cubana Noris dejó balance de 28 ganados y 21 perdidos, 31 juegos como abridor de ellos completó seis y 134 como relevista, tuvo un promedio de carreras limpias de 3.73 un WHIP de 1.32

En la pelota cubana Noris dejó balance de 28 ganados y 21 perdidos, 31 juegos como abridor de ellos completó seis y 134 como relevista, tuvo un promedio de carreras limpias de 3.73 un WHIP de 1.32
En la pelota cubana Noris dejó balance de 28 ganados y 21 perdidos, 31 juegos como abridor de ellos completó seis y 134 como relevista, tuvo un promedio de carreras limpias de 3.73 un WHIP de 1.32 (Foto: Daniel de Malas)

Por Darien Medina

Para Ernesto Noris su retiro con 28 años del béisbol cubano tras 11 Series Nacionales con Industriales no fue nada prematuro ¨me di cuenta que no tenía ninguna perspectiva de integrar algún equipo nacional y por suerte tenía un amigo brasileño que me propuso  venir a Brasil¨.

En la pelota cubana Noris dejó balance de 28 ganados y 21 perdidos, 31 juegos como abridor de ellos completó seis y 134 como relevista, tuvo un promedio de carreras limpias de 3.73 un WHIP de 1.32 mientras que los oponentes le batearon para 265, ganó dos campeonatos nacionales 1992 y 1996.

Nació en Guanajay aunque vivió hasta los 11 años en El Henequén poblado del Mariel,  luego se muda a San Agustín en La Lisa,  donde transitó  por todas las categorías hasta llegar a Industriales.

Noris reside en Brasil y participó con ese equipo en el Clásico Mundial de 2013, con el  cual se enfrentó a Cuba, es entrenador y tras su salida del  país estuvo muy cerca de firmar con alguna organización de Grandes Ligas.

Protagonista del desarrollo del béisbol brasileño Ernesto Noris conversó con SwingCompleto acerca de sus experiencias en la pelota cubana y de su trabajo en Brasil.

Formó parte del equipo nacional juvenil en 1988. ¿Qué recuerda de esa etapa?

Fue en México, tenía 16 años y allí me di cuenta que podía ser un jugador de Serie Nacional, pues tuve una buena actuación en ese campeonato, después entré a la ESPA Manuel Permuy, participé en el campeonato nacional juvenil y jugué la provincial de mayores con el equipo de La Lisa, luego paso a la preselección de los equipos de Metropolitanos e Industriales con el que estuve en 11 Series Nacionales, en la época en que todos los lanzadores del equipo eran mis ídolos desde que yo era niño.

Llega a los Industriales con 18 años, no debuta en su primera temporada 1990-1991. ¿Puede afectar a un novato que llega lleno de expectativas que no lo tengan en cuenta?

Cuando llegué a la Serie Nacional con aquellos lanzadores que estaban en el equipo no había muchas esperanzas de lanzar, para mí estar allí y ser parte de ese staff ya era lo máximo, entonces no me decepcioné. Hice muchas amistades con todos ellos y les agradezco mucho por lo que me ayudaron a madurar y ser un profesional en todos los sentidos.

¿Experiencias y recuerdos de la primera temporada?

En esa temporada yo lanzaba bastante en las prácticas de bateo, me gusta mucho eso, desarrollé lanzamientos que me ayudaron a tener un buen repertorio.

Llega el debut en 1992 contra los Metros

El primer bateador a quien me enfrenté fue Rolando Verde que me conectó fly al jardín izquierdo, no me acuerdo de los otros dos, pero sí sé que no me conectaron de hit, estuve casi 7 inning sin permitirlos, el primero en hacerlo fue Jorge Milián.

¿Qué sucedió en 1996 cuando a tu entender mereciste estar en el equipo Cuba menores de 25 años?

Fue uno de los mejores años que tuve, quedé entre los primeros en varios departamentos y no me tuvieron en cuenta, recuerdo que Pedro Jova me preguntó a mí y a Osnel Blas Bocourt que por qué no estábamos entrenando con el equipo, que él era el manager, no he entendido nada hasta ahora, parece que estaba en la lista y no sé por qué me sacaron.

Que sucedió luego de la salida de Industriales. ¿Cómo llega Brasil a su vida?

Cuando terminé la serie del año 2000 ya pude haber ido para Brasil, pero quería jugar un año más con los Industriales y esperé que terminara la serie 2000-2001, tuve una buena temporada y ya decidí que era la hora de dejar de jugar en Cuba y comencé a hacer los papeles para mi salida.

¿Siempre tuvo claro que trabajaría con el béisbol en ese país o llegó de manera casual esa oportunidad?

Cuando llegué a Brasil estuve entrenando para ver si me probaba en otras ligas y pude hacer algunas presentaciones para varios equipos de la MLB, pero por problemas de visa no pude hacer contrato,  Marlins y Boston eran los interesados, desde el momento de mi llegada he estado entrenando con niños en varios clubes, actualmente me desempeño en el Nikkey Clube de Marília, casualmente Guillermo Carmona trabajó aquí entre 1995 y 1996.

¿Cómo ha desarrollado su trabajo de entrenador de picheo dentro de la selección  nacional de Brasil?

Tuve la oportunidad de trabajar en el Preolímpico en Cuba en 2006, los Juegos del Alba 2007, Juegos Panamericanos de Río de Janeiro 2007, Copa América de 2008 y después como jugador en el Clásico de 2013, donde colocamos en el mapa mundial al béisbol de Brasil, creo que fue un paso muy importante de este deporte para el país.

Clásico Mundial  y su trabajo con Barry Larkin

El Clásico fue una experiencia única en la vida, para cada uno de los jugadores que participamos  en  el 2013 principalmente, porque ganamos el clasificatorio en Panamá y dejamos fuera a equipos cómo Nicaragua, Colombia y el país sede, que tienen más tradición que Brasil .

Trabajar con Barry Larkin fue más importante todavía porque en ese año fue electo para el Salón de la Fama y aceptó el desafío de llevar a la selección de Brasil a esa aventura y trajo con él muchas experiencias, es un gran conocedor del béisbol y un líder en el campo.

Confió en la experiencia que teníamos Juan Carlos Muñiz y yo, fuimos muy utilizados en los momentos más importantes de los juegos.

¿Qué sensaciones viviste cuando enfrentaste a Cuba en ese Clásico Mundial?

Fue un poco diferente a todo lo que ya había vivido como jugador, en el momento que entré al juego vine con dos out para enfrentarme a Alexei Bell con dos hombres en base y el juego 1-0 a favor de Cuba, infelizmente me dio hit y después dominé a Yulieski Gurriel con fly al jardín derecho.

Hacía mucho tiempo que no vivía un momento tan especial como ese, pero no es fácil enfrentar a los jugadores que un día fueron tus compañeros, pero así es el deporte, adversarios en el campo y amigos fuera del terreno.

¿Cómo se está desarrollando el béisbol en Brasil?

Las puertas del béisbol se abrieron para los jugadores brasileños después de ese Clásico Mundial, varios llegaron a Grandes Ligas.

Hoy en día él béisbol de Brasil está con buenas perspectivas ya que existe un centro de entrenamiento de la MLB y sus equipos están acompañando el desarrollo de varios prospectos en el país.

No existe ninguna liga profesional, pero tenemos una competencia todos los años que se llama Taza Brasil donde juegan los jugadores que están firmados por equipos de Grandes Ligas además de Japón, Venezuela y México, todos juegan con el equipo en el que se iniciaron sí está clasificado.

Su valoración desde la distancia del estado de la pelota cubana actual

Yo no tengo mucho contacto con el béisbol de Cuba en la actualidad, a veces veo algún juego principalmente de los Industriales. Por los resultados que están teniendo los equipos nacionales en los últimos tiempos no veo que esté con buena salud la pelota allá en Cuba, no sé lo que sucede, pero ya no es fácil ganar juegos como en mi época.

[types field=’cc’][/types]

 

1 Comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*