Por Jesús Pérez Vichot (Chuchi)

Este jueves los Marlins visitaron el Great American Ball Park, el hogar de los Cincinnati Reds y se llevaron una dramática victoria 7×6 ante los locales. Los de Miami fabricaron tres carreras en la parte alta de la novena entrada después de estar debajo en el marcador 4×5. La figura más destacada del encuentro por los vencedores fue el venezolano Jesús Aguilar.

El bateador designado y segundo hombre en el lineup de los peces se fue de 4-3. Pero lo más curioso es que se quedó a un triple de conseguir el dificilísimo triple. Aguilar no es un corredor rápido y aunque todo es posible en el béisbol, esta vez no se consumó el hecho.

En el quinto capítulo el corpulento toletero de los Marlins pegó un sencillo (elevado al bosque derecho) con dos outs en la pizarra. Le pegó a una sinker de 96.8 mph con la cuenta en dos bolas y un strike.

En la séptima Aguilar conectó el doble número 15 de la campaña para él (línea por el jardín derecho). Remolcó a un corredor, siendo esta su cuarta carrera Impulsada del choque. Esta vez ante un cutter de 98.0 mph en cuenta pareja de una bola y un strike.

En el noveno, trajo hacia el home la séptima de su equipo, con elevado de sacrificio al jardín central.

De las franquicias actuales, los Marlins (desde 1993, primero Florida) son los únicos que no han logrado registrar un ciclo. Aunque sí han sido víctima de tres. Aguilar estuvo cerca de hacer historia este jueves. Ahora el venezolano tiene una línea ofensiva de .251/.296/.399/.695, con 43 carreras remolcadas y otras 33 anotadas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba