Por Juan Páez

El 22 de marzo de este año, poco antes de iniciar la temporada de Grandes Ligas, los Marlins de Miami anunciaron la firma de Jorge Soler por tres años y 36 millones de dólares, además de algunas particularidades contractuales que explicaremos más adelante. Desafortunadamente tanto para el jardinero cubano como para su nuevo equipo, el primer año del vínculo profesional dejó saldo negativo.

Luego de ganar el premio al Jugador Más Valioso de la Serie Mundial con los Bravos de Atlanta, Soler se alistó para un buen contrato. Su paso con los Marlins comenzó con un abril en el que consiguió solo 13 hits, dos jonrones, 11 empujadas y se ponchó 25 veces en 20 juegos disputados, con frecuencias de .171/.284/.303.

Sin embargo, si nos vamos a la actuación por meses, lo que vino en mayo fue lo mejor para Soler en su corta temporada con los Marlins, en la que fue nuevamente víctima del fantasma de las lesiones que lo atacó en el pasado en numerosas ocasiones. En mayo, a lo largo de 23 desafíos, el OPS del slugger fue de .939, gracias en parte a cuatro dobles, nueve jonrones y nueve bases por bolas en 23 juegos (22 iniciados). Su producción en el segundo mes de la ronda regular es la que esperan los Marlins mientras dure el nexo.

Sin embargo, Soler volvió a caer en un slump bien notable, además de sufrir una lesión en la zona pélvica, que lo alejó del diamante entre el 28 de junio y el 15 de julio. En sus 28 juegos finales desde el 1 de junio, su promedio se cayó a .178, con OPS de .531, y solo remolcó siete carreras para los peces en 114 apariciones al plato hasta que sufrió otra lesión que lo sacó de acción por el resto de la temporada. El 23 de julio, cuando los Marlins ni siquiera llevaban 100 compromisos disputados, se reportaron dolores en la espalda baja del cubano. Eso fue todo.

Soler entró en los planes de Miami como jardinero izquierdo y esa fue el rol que más desempeñó en su primer año con los Marlins. Fue 57 veces patrullero izquierdo, 14 veces bateador designado y salió en dos ocasiones como bateador emergente.

En total, fueron 72 duelos, 56 hits, 13 dobles, 13 cuadrangulares, 34 empujadas, 32 anotadas, 31 boletos, 90 ponches y una línea ofensiva de .207/.295/.400, con OPS de .695. 

El término contractual para Soler pensando en el 2023 es ideal para él y, quizás, no tan ideal para su equipo. Su contrato incluye tiene dos cláusulas de rescisión tras las campañas del 2022 y 2023, pero es altamente probable (por no decir que es prácticamente un hecho) que Soler, tras su negativa temporada, prefiera mantenerse con los Marlins y cobrar $15 millones en 2023 que probar suerte una vez más, con todo en su contra, en la agencia libre.

NOTA: Las estadísticas completas de Jorge Soler puede revisarlas haciendo clic aquí.

1 comentario en “Jorge Soler: de MVP de Serie Mundial a revivir FANTASMAS del pasado. Cubanos MLB 2022”

  1. Por q todo en su contra ?,si despacha 30 hr resolvió ,mira Muncy ,Belinguer ,etc q son paquetes multimillonarios,o el mismo Schwarber ,estos tres batearon menos de lo q pesan ,pero llevan haciéndolo hace años y no veo fantasmas !!!,veo q siguen firmando contratos y ninguno bateará casi 50 hr y mucho menos impulsar 120 carreras en su vida ,pero ni sueñen q terminaran con el ave de por vida de Soler ,ni en las mejores películas de ciencia ficción ,pero son gringos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio