ESCÁNDALO: Jorge Soler solo tuvo un voto al MVP. Otros 3 cubanos cogieron puntos

El slugger cubano de los Reales merecía más respeto de los que eligen, nadie tenga duda de eso. Jorge Soler tuvo un año de leyenda

El slugger cubano de los Reales merecía más respeto de los que eligen, nadie tenga duda de eso. Jorge Soler tuvo un año de leyenda
El slugger cubano de los Reales merecía más respeto de los que eligen, nadie tenga duda de eso. Jorge Soler tuvo un año de leyenda

Por Daniel de Malas / swingcompleto@gmail.com

Cada día se hace más difícil la promoción, los premios e incluso el seguimiento de la prensa para los cubanos en las Grandes Ligas, por diversas razones, pero con clara evidencia de un fenómeno que nos toca combatir, como fanáticos, medios de comunicación y sobre todo hijos de una misma Cuba. Hoy debatimos los votos obtenidos Jorge Soler y los nuestros por la carrera el Jugador Más Valioso (MVP de la temporada 2019.

El ganador del premio MVP fue para Mike Trout (para el dolor de muchos que no lo vieron ganador), con 355 puntos, 17 votos en el primer lugar y 13 en el 2do puesto entre los 30 escritores que eligen, seguido por Alex Bregman, con 335-13-17.

Para entender el sistema, la votación se lleva a cabo antes de la Postemporada, con dos escritores por equipo, por liga, sumando 30 votantes en la Americana y 30 en la Nacional.

Los designados otorgan votos del 1 al 10, sumando 14 puntos por el primer lugar, 9 por el segundo, 8 por el tercero y así sucesivamente hasta llegar a un punto por el 10mo puesto.

O sea, esos escritores ponen 10 nombres, en orden y sus respetivos lugares suman los puntos que al final determinan ganador, nominados y lugares finales.

Entonces, y para exacerbar la frustración de los que amamos el béisbol cubano y sus representantes en las Grandes Ligas, Jorge Soler solo ganó un punto, lo que significa que solo un votante (Anthony Fenech del Detroit Free Press fue quien se lo dio, ni siquiera los escritores de Kansas City lo tuvieron en cuenta) escribió su nombre en la boleta, en el 10mo puesto, para ser exactos.

Soler, que viene de poner record para la franquicia con 47 jonrones (jamás un pelotero de los Reales había pegado 40 bambinazos), total que le valió para ser el líder jonronero de la Liga Americana.

No estamos diciendo que el habanero merecía el premio, pero solo un punto ronda entre el ridículo y el escándalo.

Soler, de hecho, tuvo mejor OPS (922) que 18 de los 25 que recibieron puntos en el joven circuito y empujó (117), solamente superado por su compatriota José Abreu que trajo 123 carreras al plato.

Aquí como votaron en la Liga Americana

Aquí como votaron en la Liga Nacional

Si alguien se va a montar en el tema de que su equipo no llegó a los playoffs, pues por favor quítenle a Trout todos sus premios. Ese argumento no vale.

El slugger de los Reales merecía más respeto de los que eligen, nadie tenga duda de eso.

Hablando de Pito Abreu, el cienfueguero consiguió 5 puntos (1 voto en el 7mo puesto y uno en el 10mo) siendo el cubano mejor ubicado, mientras su paisano Yoan Moncada corrió la misma suerte de Soler, con 1 voto.

Por la Liga Nacional el único antillano con puntos fue Yasmani Grandal, que se llevó 4 (2 boletas en el 9no puesto.

Nada, que los nuestros la tienen cuesta arriba para recibir el reconocimiento que merecen por su calidad.

Los dejamos con ambas votaciones desglosadas:

2019 AL MVP
2019 NL MVP

2 Comments

  1. Muchas gracias Daniel por publicar estos datos
    Yo cada año le doy menos importancia a estos procesos por que están viciados, para unos casos exacerban el valor de una o varias estadísticas y para otros las ignoran, hay favoritismo y hay procesos mediáticos, así Francisco Lindor recibe un guante de Oro cuando hay mínimo otros 2 SS en AL mejores que el, según las estadísticas.Para los bates de plata valen mas las BB que las carreras producidas, cuando los juegos se gana con carreras, así Pito impulso 30 carreras mas que Carlos Santana pero este recibió muchas mas bases y eso le dio OBP mas alto y esto mas OPS que Pito.
    Bredman fue clave en los Astros a la serie mundial, supero a Trout en casi todas las estadísticas pero no recibió el premio, jajaja, MV para que Anaheim vea los play off desde sus casas.

    • Excelente articulo de Daniel, y estoy de acuerdo con la exortacion de que tenemos que hacer lo posible, especialmente los periodistas, para que al menos se den cuenta que nosotros nos damos cuenta de este doble standard (descaro).

      Los cubanos la tienen el doble de dificil, lo mismo para debutar en GL que para recibir un premio, el reconocimiento o la confianza.

      Hoy lei en un articulo de ESPN en referencia al nuevo contrato de Pito Abreu:….

      «El primera base/bateador designado, que cumplirá 33 años en enero, demostró que aún puede castigar las bolas rápidas, ya que se clasificó entre los líderes en velocidad de salida general, pero tuvo problemas para conectar rompimientos, además que rara vez negoció boletos».

      Observen usted el comentario que se hace de uno de los mejores bateadores de todas las GL en los utimos 6 anos y el lider en impulsadas en la Liga Americana. Al autor (no aparece su nombre) «le precoupa» y relsalta que Abreu «tuvo problemas con los rompimientos y que rara vez negocio boletos». En otros palabras, fue bueno, pero….

      En el mismo articulo miren como ese pseudoperiodista se refiere a Odorizzi, ….»que cumplirá 30 años en marzo, viene de la mejor temporada de su carrera, con marca de 15-7 y efectividad de 3.51 en 30 aperturas para el campeón de la división central de la Liga Americana, los Twins. Estableció máximos de carrera en victorias y ponches (178) cuando su equipo acumuló 101 victorias y obtuvo su primer título de división desde 2010″. No hay referencia a sus limitaciones frente a bateadores zurdos o su inconsitencia en los juegos importantes.

      Cualquier «doble standard» no es pura coincidencia, es la forma en que diariamente son «evaluados» nuestros peloteros en relacion a los otros, especialmente a los estadounidenes.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*