Abreu llegó a 40 remolques, Cionel estuvo de lujo. Resumen cubano MLB

May 28, 2021
Ahora José Abreu es el segundo cubano que llega a la cifra de las 40 impulsadas en el 2021

Por Franco Miguel Alvariño

“Después de la tormenta siempre llega la calma”, diríamos los cubanos dicharacheros. En las Grandes Ligas (MLB por sus siglas en inglés), el barco de la Mayor de las Antillas no se detiene, y rara vez hay tranquilidad en los juegos en que intervienen. Los bates criollos no paran de producir, mientras los guantas brillan y los lanzadores cumplen.

Los Cubansox sin penas ni glorias

Los Medias Blancas de Chicago vencieron a los Orioles del Baltimore, en un duelo en el que los jugadores de Tony La Russa ligaron 12 imparables, sin embargo entre los tres cubanos que vieron acción en la jornada del jueves, 27 de mayo, solo lograron dos imparables, una impulsada y dos carreras anotadas.

José Abreu consiguió el único remolque de los cubanos con su sexto doblete de la temporada. El inicialista de los Medias Blancas con su poderosa línea al jardín izquierdo impulsó a su compañero de equipo, Nick Madrigal, y llegó a 40 en la presente temporada. Sin estar en su mejor forma ofensiva, el cienfueguero exhibe línea ofensiva de .256/.344/.488 AVE/OBP/SLU.

Yasmani Grandal logró un indiscutible en cuatro visitas al rectángulo de bateo. Además, negoció una base por bolas y llegó a 39 en el 2021. La Russa aprovechó sus habilidades para llegar a la primera base y lo colocó como segundo bate en la alineación. Sus frecuencias ofensivas, a pesar de presentar un anémico average, su promedio de embasado rescata su trío ofensivo .141/.391/.359 AVE/OBP/SLU.

Yoan Moncada fue el único de los tres que no logró “rayar la tarjeta”. El antesalista tomó dos “chocolates” en cuatro turnos y negoció un boleto de libre tránsito, que le valió para anotar una carrera. Como aspecto negativo dejó a tres compañeros en circulación. Sus promedios ofensivos son de .274/.409/.396 AVE/OBP/SLU.

En doble juegos   

Los Blue Jays de Toronto y los Yankees de New York dividieron honores en la jornada de este jueves. A primera hora, los azulejos derrotaron 2×0 a los mulos, mientras que en el segundo partido los del Bronx vencieron 5×2 a los canadienses.

El único cubano que vio acción en los partidos fue Lourdes Gurriel Jr. “Yunito” no pudo ligar imparables en el primer duelo, en el que además se ponchó en una ocasión y dejó tres corredores en circulación. En el segundo hizo la cruz en tres turnos, recibió otro “café” y elevó sus guarismos a .249/.261/.361 AVE/OBP/SLU.

Los Reds de Cincinnati y Nacionales de Washington también dividieron en la doble cartelera. En el primero de los encuentros, que concluyó 5×3 favorable a los capitalinos, Cionel Pérez trabajó una entrada completa, ponchó un rival y rebajó su promedio de carreras limpias 7.20. El otro que entró en acción, nuevamente como emergente, fue Yadiel Hernández, sin embargo en esta ocasión no pudo responder y lo dominaron por la vía de los strikes.

En el segundo duelo los Rojos se impusieron con un excelente dominio de los lanzadores, por lo que el choque concluyó 3×0. Hernández volvió a entrar como bateador situacional y la repercusión fue negativa, otro turno sin producir que provoca el descenso de sus números hasta .283/.333/.400 AVE/OBP/SLU.

El resto de los cubanos

Evidentemente, no todos los días pueden ser de fiesta para José Adolis García. El “Bombi” compareció en cuatro oportunidades al cajón de bateo, de ellas recibió un boleto, falló en tres ocasiones y una por la vía de los strikes. Por lo que sus frecuencias con el bate descendieron a .282/.322/.607 AVE/OBP/SLU.

 A pesar de estar en una mala jornada, su nombre no para de sonar en los estadios de la Gran Carpa, pues le robó un inatrapable a Kyle Lewis con un excelente fildeo en los jardines.

Los Tampa Bay Rays fueron superiores 7×2 a los Reales de Kansas City. En el desafío, Jorge Soler volvió a dar muestra de estar en lo más profundo de un agujero negro, y lo peor es que parece no tener fuerzas para salir. Frente a Tampa 4-0, con una base por bolas. Sus estadísticas son .171/.253/.311 AVE/OBP/SLU.

 Randy Arozarena alineó como primer madero, bateador designado y, aunque se tomó dos ponches en cuatro turnos, remolcó con un fly de sacrificio la séptima carrera de su conjunto. Ahora acumula 49 imparables en 185 turnos y su línea ofensiva es de .265/.357/.427 AVE/OBP/SLY.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba