Por Yasel Porto

Sin el ruido de otros peloteros cubanos nuevamente el primera base cubano de los Medias Blancas de Chicago, José Dariel Abreu, se las ingeniado para tener una nueva temporada de excelencia.

Así ha sido desde que debutó en Grandes Ligas en 2014 para ser sin discusión, el mejor bateador de Series Nacionales que ha jugado en el conocido «big show».

Después de un inicio muy irregular como ha sido la tónica casi siempre, «Pito» enderezó el rumbo con la potencia acostumbrada y varios de sus parámetros ofensivos están al nivel de los mejores. Incluso en uno de ellos es el líder absoluto dentro de la Liga Americana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba