Abreu y Yuli CEDEN terreno, CubanSox GANAN división de la mano de Luis Robert, LESIÓN INSÓLITA de Yunito. Resumen MLB

September 24, 2021
Ambas estrellas cubanas están muy cerca de hacer historia

Por Juan Páez

En el primer juego de la doble tanda que dividieron los Medias Blancas de Chicago con los Indios de Cleveland este jueves, los patiblancos tuvieron una alegría que no vivían desde 2008. Su victoria 86 de la temporada significó ganar la División Central de la Liga Americana por primera vez desde la campaña 2008. En ese encuentro, Luis Robert estuvo en plan estelar.

La Pantera se fue de 3-2 y disparó su noveno jonrón de la ronda regular, totalizó dos carreras impulsadas, anotó en una ocasión, se tragó un chocolate y recibió un pelotazo (.355). Su cuadrangular, sin hombres en circulación, llegó para abrir el segundo inning e iniciar un racimo de seis rayitas en esa entrada. El cubano también aprovechó ese episodio para fletar, con sencillo, la séptima anotación de Chicago en el duelo.

Tal vuelacerca fue el vigésimo en la joven carrera de Robert, quien también llegó a 12 juegos seguidos con al menos un imparable. Durante esa racha, tiene promedio de bateo de .440, por 22 inatrapables en 50 veces legales al bate, con seis dobles y dos pelotas fuera del parque, además de 14 producidas y seis anotadas.

En ese primer enfrentamiento, José Abreu tomó dos boletos, pero falló en sus dos turnos oficiales (.263) sin remolcar carreras, aun detrás de Salvador Pérez y en el afán de lograr hazaña sin precedentes para Cuba y de muy pocos en las Grandes Ligas, con tres campañas consecutivas siendo el máximo impulsador.

Yoán Moncada terminó de 3-0, con anotada, pasaporte y dos abanicados (.263), mientras que Yasmani Grandal se fue en blanco en cuatro idas al box, con tres ponches. Lo positivo de Grandal es que vio acción en el segundo juego y terminó de 3-2, con anotada y base por bolas (.236).

MALA FORTUNA

La derrota que sufrieron los Azulejos de Toronto 7×2 contra los Mellizos de Minnesota tuvo un sabor agridulce para Lourdes Gurriel Jr. Aunque los imparables y los extrabases siguen llegando para él en la recta final de la etapa eliminatoria, sufrió una lesión este jueves y debió salir temprano del encuentro.

Antes del percance físico, Gurriel Jr. disparó un doblete (28) en dos chances válidos, con impulsada (84) y ponche (.285). Ese biangular fue su quinto extrabase en sus últimos siete cotejos.

El momento insólito de la noche llegó en el cierre del quinto acto. El isleño, cubriendo el jardín izquierdo, fue a buscar junto con su compañero Randal Grichuk una pelota conectada por Mitch Garver. Quien finalmente hizo el corte fue Grichuk, pero este le pisó la mano derecha al terminar su disparo al infield. Acá, para mayor comprensión, el video…

Por suerte, los rayos X resultaron negativos pese a que recibió dos puntos de sutura en el dedo medio derecho. Su estatus es día a día.

CON SUSTO

Aunque Raisel Iglesias le puso suspenso al noveno inning, pudo concretar la victoria de los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim 3×2 contra los Astros de Houston. Fue su salvado número 33 del 2021.

El derecho comenzó su labor ponchando a Chas McCormick y a Marwin González, pero recibió cuadrangular solitario del emergente Jason Castro y luego José Altuve le conectó un sencillo. Finalmente, ponchó al novato dominicano José Sirí para cerrar las compuertas y dejar su efectividad en 2.69, tras labor de 1.0 entrada, dos hits (un jonrón), una carrera limpia y tres ponches.

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este jueves en las Grandes Ligas:

José Israel Barrero (CIN) se fue de 3-1 y dejó su average en .167.

Guillermo Heredia (ATL) falló en dos turnos legales, con dos ponches y un boleto intencional (.223), mientras que su compañero Jorge Soler fue retirado en los cinco chances válidos que consumió, con ponche incluido (.217).

Por los Rangers de Texas, Andy Ibáñez terminó de 3-0, con pasaporte y abanicado (.266), y José Adolis García no tuvo suerte en cuatro viajes al plato, con dos chocolates incluidos (.241).

Yulieski Gurriel (HOU) cerró la noche con tres turnos legales sin hit, dos ponches y un pasaporte (.317) y se alejó a 5 puntos del título de bateo, virtualmente en poder de Vladimir Guerrero Jr. (322). El Yuli sin dudas conseguirá su primera temporada bateando por encima de .300 pero llevarse el «Champion Bate» lo pondría en un nivel legendario en la historia de la bolas y los strikes para Cuba en la MLB.

Recuerde que este y todos los resúmenes que envuelvan jugadores cubanos los encuentra persiguiendo este enlace, o sea, dando clic aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba