Por Raul del Pino

Por lo tanto, la selección de pitcheos para trabajarlo debe ser cuestión de un minucioso estudio, toda vez que equivocarse puede ser pagado con un largo home run por todo el jardín central. La lección fue aprendida por Dylan Case, el abridor de Colorado Rockies este sábado ante San Diego Padres en el Pecto Park.

El derecho trepó en el montículo con temprana ventaja de 1-0 en el mismo primer capítulo de juego. Al momento de enfrentar a Soto ya había un out en la pizarra y llegó a ponerlo en cuenta de un strike sin bolas.

Sin embargo, para el siguiente lanzamiento decidió tirarle una recta de cuatro costuras a 96.5 millas por hora por el centro del home plate y en la parte alta de la zona de strike. El zurdo quisqueyano no lo pensó dos veces y sacó de inmediato los brazos para conectar justo al medio la pelota y enviarla hasta los 401 pies detrás de la cerca del center field.

El batazo se convirtió en el vuelacerca número 27 que celebra Soto en el actual año, y el sexto que pega con el traje de los Padres en 49 juegos desde que fue canjeado por Washington Nationals a finales de julio.

Sin más, los dejamos con el jonronazo del dominicano que salió disparado de su bate a 106 mph.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba