Leinier Domínguez…más allá del límite

April 8, 2019
Un día hubo un José Raúl Capablanca, al tiempo, al transitar los días y los meses llegó un chico llamado Leinier Domínguez y nos llenó de ilusión

Por Alexander García Milián

Ya empiezan a hacer campaña contra Leinier, sí, contra Leinier Domínguez, el mejor ajedrecista cubano de los últimos años, el mejor sin objeción y como es normal su salida del circuito ajedrecístico de la isla comienza a politizarse, más cuando llegó a Estados Unidos y la posibilidad de que compita por este país es casi una realidad.

La cuestión es de sueños, de metas, de ilusiones, de poseer sensaciones, de tener motivación para echar para adelante y entonces como siempre como ha pasado con tantos- Pasternak, Sohelnitzin- la demonización es parte del ritual para mandarlos al ostracismo.

Es que para los señores del poder, soñar y querer son utopías; más cuando se tienen hijos y familia, y ahora es Leinier y es el ajedrez el centro de las disputas, pero el béisbol, el voleibol, el boxeo, el atletismo; es un hecho este de buscar el futuro fuera de aquí, de Cuba, es algo que se impone por cualquier parte.

Hasta ahora nadie ha dado una explicación clara, seria, algo parecido a una verdad respecto a la situación del oriundo de Guines, ya incluso empiezan a borrarlo de los libros, de las estadísticas, ya no cuenta en nuestro ranking, no cuenta para nada; ahora sí Bruzón goza la papeleta pues se ganó el primer puesto, vacilando la croqueta.

Ahora, se anuncia la lista para el próximo Capablanca y vendrá otra vez Ivanchuk pero Leinier no está y una sensación de vacío, un hueco profundo casi como un abismo se siente en el ambiente.

  • “ Yo creo en mi fe, es lo que me mueve, pues creo en Cristo…”- le dice Leinier a Aurelio Prieto, luego en RT habla sobre ello también y un sentimiento de admiración creció de a poco en mi- tan grande ya y tan sencillo, tan noble-

Aquí, en este punto, cuando unos mentecatos empiezan a atacarlo y tratar de hacer polvo su figura, me quito el sombrero una vez más y le deseo a Leinier toda la suerte del mundo; pienso que su fe lo guiara y me da calma.

Una vez existieron también un Nabokov, un Asimov, un Kissinger, un Einstein, un Infeld, ahora también existe un Fabiano Caruana y un Ikaro Nakamura; todos grandes, todos personalidades excelsas; Leinier está por ahí, pidiendo permiso, tocando la puerta.

Al menos está en Estados Unidos y puede que como desean muchos, la memoria lo relegue un poco al olvido en unos diez años; pero yo, mientras tanto, estaré aquí, escribiendo y recordando que un día hubo un José Raúl Capablanca, luego al tiempo, al transitar los días y los meses llegó un chico llamado Leinier Domínguez y nos llenó de ilusión.

Nos vemos a la vuelta.

4 comentarios en “Leinier Domínguez…más allá del límite”

  1. Alexander García Milián eres el periodista más tonto que he visto en mi vida. Voy a dejar de visitar este sitio porque todo lo que escribes son sandeces, que lástima.
    Como dijera Umberto Eco «Las redes sociales le dan el derecho de hablar a legiones de idiotas… Es la invasión de los necios»

    1. Alexander García Milián, muy certero y elegante su artículo sobre Leinier Domínguez, me ha gustado mucho, gracias …
      Sería bueno un escrito sobre la vida y obra del GM y campeón del mundo José Raúl Capablanca.

  2. Estimado Sr.Mars puede Humberto Eco haber lo que dijo de las redes sociales(a mi no me consta) pero ud con su respuesta se puede incluir pues no veo Sandra ninguna en el escrito pero si ud conoce algo sobre Leinier dígalo pero su respuesta no es muy respetuosa que digamos opine y deje opinar aunque sus no le guste pero primero respete.

    1. Primero aprende a escribir, no se entiende nada en tu respuesta. Segundo Umberto se escribe sin H, busca en intenet para que te cultives un poquito más, claro que no te puede constar si no sabes escribir n siquiera su nombre.
      Saudos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba