Leyenda del pitcheo cubano de alta en su casa, pero con sufrimiento

September 1, 2021
El gran exlanzador avileño salió del hospital y sigue su vida lleno de tristeza

Por SwingCompleto/ contacto@swincompleto.com

A pesar de que se han recibido unas cuantas noticias desagradables este mismo mes sobre expeloteros cubanos que no han podido ganarle la batalla a esta contagiosa y terrible enfermedad, en realidad han sido más los que han logrado curarse y hoy se encuentran en su casa.

Tal es el caso del gran exlanzador avileño Lázaro Santana, quien tuvo la fuerza suficiente para salir del hospital, aunque ya su vida está siendo diferente, llena de tristeza.

Y es que en el centro hospitalario donde se encontraba el veterano expelotero estaba su esposa “Lula”, quien no pudo resistir los embates de este virus tan dañino. Ella era enfermera de un policlínico del municipio Venezuela donde residía este añejo matrimonio.

También te puede interesar: CRISIS EN CUBA: Murió enfermera esposa de leyenda del béisbol cubano y este sigue hospitalizado

El fallecimiento de ella causó impacto, no solo por la fama de su esposo sino por tratarse de una persona bastante querida por su manera de ser conjuntamente con la importancia del trabajo que realizó hasta el momento de contraer la enfermedad.

Santana no pudo despedirse de “Lula”, como sucede en la mayoría de los casos desde que este mal comenzó a aquejar a la humanidad hace dos años prácticamente.

«Lula y Santana crearon una familia que llora la pérdida de su tronco mayor y los residentes de su municipio lamentan el fallecimiento de quien por años, sirvió al sistema de Salud desde la honorable profesión de la Enfermería», escribió en su perfil de Facebook la periodista de Radio Surco Idania Pupo.

«Hasta siempre Lula. Te recordaremos con tu carácter jaranero, tus bromas y tu alegría. EPD», concluyó su post quien conociera directamente a la fallecida junto con su familia.

Afortunadamente Santana sí pudo salvar su vida, aunque ya no tendrá a su compañera de siempre para acompañarlo en lo adelante.

Ciego de Ávila ha sido una de las provincias más golpeadas de toda la isla por el tema de la pandemia tanto en número de casos como de fallecidos, sin mostrarse de momento índices que hagan pensar en una mejoría ostensible en las próximas semanas. Dos exlanzador del territorio perdieron la vida el pasado mes, como fueron los casos de Julio Mantilla y Omar Carrero Jr.

Santana nació el 24 de diciembre de 1946 en el poblado avileño de Baragua.  Debuto en Series Nacionales en 1965 y en total alcanzó 140 triunfos hasta que se retiró en 1983. Entre sus récords aparece el de retirar a 29 bateadores de forma consecutiva.

Fue esencial para los títulos de Ganaderos en 1976 y Camagüey en la Selectiva de 1977, pese a que en aquellos tiempos las escuadras de la entonces provincia Camagüey estaban plagadas de lanzadores estelares. Santana hizo el doble rol de abridor y relevista.

Quedó invicto en eventos internacionales con marca de 16 y 0, y entre sus participaciones más destacadas aparecen los Mundiales de 1969 y 1978, los Centroamericanos de 1978 y los Panamericanos de 1979.

Su hijo Lázaro Santana Jr. tuvo buenas actuaciones como relevista de los tigres avileños desde la campaña de 2002. Actualmente reside en Chile.

2 comentarios en “Leyenda del pitcheo cubano de alta en su casa, pero con sufrimiento”

  1. Adelante Santana hay muchos jóvenes que esperan por tus enseñanzas en cuanto te recuperes, vamos peloteraso, el pueblo de Ciego de Ávila y de Cuba te queremos, lucha por tú vida qué hay muchos niños para que les enseñe como pitchar, vamos qué tú experiencia y sapiensa la necesita nuestro Béisbol.

  2. Ernesto Santiago Gil Beney

    Buenas tardes muy buen comentario pero muy poco profesional la persona q publicó ,pues la foto q utilizaron es la de mi vivienda y nunca nadie me pidió autorización para publicarla y mucho menos para adjudicársela a otra persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba Secured By miniOrange