¿Llegó la salvación para el béisbol cubano? Este quizás es el comienzo

April 4, 2019
Los nombres de Alexei Ramírez, Leslie Anderson, Yuniesky Betancourt y Erisbel Arrebarruena suenan con posibilidades para volver a jugar en la Serie Nacional

Por Alexander García Milián

Ya los comentarios comienzan a crecer y a tomar otras dimensiones, primero empezaron como rumores, luego apareció una que otra esquela informativa en redes sociales y algunos medios oficiales; ya ahora suenan con fuerza.

Los nombres de Alexey Ramírez, Leslie Anderson, Yuniesky Betancourt y Erisbel Arrebarruena aparecen dentro de una amplia gama de posibilidades para volver a jugar en la Serie Nacional.

Esta quizás sea parte de los primeros beneficios que aporte el acuerdo entre la Federación Cubana de Béisbol y la MLB, algo de las cosas buenas que pudieran llegar y ya la situación empieza a pintarse diferente. Más cuando este martes 2 de abril se dio a conocer los primeros 34 peloteros elegibles para hacer el grado en la MLB.

Si bien es cierto que mediáticamente ver a estos jugadores en acción- Yuniesky Betancourt, Alexey Ramírez, Leslie Anderson y Erisbel Arrebarruena; sería todo un show, también es cierto que su forma deportiva, sus aptitudes actuales también son una incertidumbre y aquí la gran interrogante.

En este punto cabe acotar que esto que hacen estos jugadores es el mismo modo de actuar de tantos peloteros latinos que gastan sus mejores balas en el béisbol de primer nivel y luego regresan a entregar lo último de su talento en los torneos domésticos; Ligas Invernales y demás certámenes de similar categoría.

Acoto este planteamiento porque es un enfoque objetivo que se impone, ahora…

Ya esta noticia del posible regreso de estos peloteros y ello comienza a venderse como parte de la gran solución, de la salvación de nuestras Series Nacionales y señores,…. Resta buen tramo para ello, del dicho al hecho…

Sí ahora mismo con estos peloteros empieza un éxodo de otros jugadores que en igual condición quisieran retornar y su rendimiento aporta  buenos augurios, tal vez la hipótesis se concrete en realidad cabal.

Más aún si los elegibles logran hacerse de un contrato y luego de adquirir la experiencia- a cualquier nivel – que aporta jugar para una organización de Grandes Ligas; si eso ocurre y vienen a Cuba después al menos para ver acción por un mes en la Serie Nacional; aquí sí habría que hablar en otro idioma y empezar a creer en el retorno a los planos estelares de antaño.

Pero hay que esperar, por ahora… la solución no pasa por el hecho de ver otra vez en nuestros estadios a estos peloteros, aunque es una realidad, innegable; poder disfrutar los fildeos y batazos de Riquimbili y Alexei, ya es como para comerse los dedos…

Es quizás el comienzo, la concreción de los sueños, esos que parecían lejanos y ahora están ahí al doblar de la esquina.

Pero el dime que te diré del asunto estriba en que el goce real sería poder ver en un futuro no muy lejano a las grandes estrellas cubanas que al día de hoy brillan en Estados Unidos; Abreu, Chapman, Céspedes, Puig; tan solo para jugar aunque sean 20 partidos de Serie Nacional, eso señores sería lo máximo, el verdadero show realmente estaría hoy, el cambio de imagen, de todo para nuestro campeonato vendría aupado a ello.

No es demeritar el sacrificio de los peloteros mencionados con anterioridad en el trabajo, su entrega en el terreno ha sido colosal y llegar a las Grandes Ligas y jugar en esa categoría es algo insoslayable.

Nos vemos a la vuelta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba