¿Mala suerte para Kendrys?, Candelita se monta en 300, Raisel pierde, resumen cubano MLB

May 1, 2019
Hay números que dan a pensar que el inicialista podría revertir esta situación más pronto que tarde y volver a sus estándares ofensivos

Por Juan Páez

Para nadie es secreto que Kendrys Morales está teniendo la que quizás es, hasta ahora, su peor temporada en las Grandes Ligas. Su cambio de equipo, de los Azulejos de Toronto a los Atléticos no ha ido del todo bien. De hecho, este martes, en la derrota de Oakland 5-1 ante los Medias Rojas de Boston, volvió a fallar en cuatro turnos legales al bate para extender su mal momento con el madero.

El industrialista apenas ha dado tres hits en sus últimos 13 juegos (37 oportunidades oficiales), lo que arroja un promedio de .081, con un doble, dos impulsadas y una anotada, a la par de seis bases por bolas e igual cantidad de ponches.

En total, luego de sus primeros 25 encuentros con los de la bahía, su average es un pobre .162 (el séptimo peor de las Mayores entre bateadores con al menos 80 apariciones), con solo cuatro rayitas producidas y apenas dos extrabases.

Pero el andar de Morales podría estar cargado de un intangible llamado mala suerte, al menos así lo sugieren sus estadísticas. Hay números que dan a pensar que el inicialista podría revertir esta situación más pronto que tarde y volver a sus estándares ofensivos.

Por ejemplo: su porcentaje de conexiones suaves (9.7 %) es el 13ro más bajo entre jugadores con, como mínimo, 80 idas al box. Eso se combina con porcentajes sólidos de conexiones medias y fuertes, además de un uso de todo el terreno para repartir sus batazos.

Incluso la velocidad de salida de sus impactos está por encima del promedio de la MLB (93.2 millas por hora Vs. 89.0 MPH), al igual que su ángulo de despegue (15.3 Vs. 12.7).

Incluso debido a la calidad de su contacto, solo midiendo su velocidad de salida y su ángulo de despegue, el average de Morales debería estar en .250, más adecuado a sus guarismos habituales. Por lo que conforme transcurra la ronda regular, es realista esperar un resurgir del nacido en Kendrys Morales, quien aparte tiene una relación tremenda de 11 boletos y 13 abanicados.

Las dos caras de la moneda

Los representantes cubanos de apellido Iglesias, sin ser familiares, ayer tuvieron una jornada que se asemeja a una moneda. En el lado bueno, José Iglesias se fue de 5-2 en la derrota que sufrieron los Rojos de Cincinnati 4-3 contra los Mets de Nueva York y se montó en los .300 de promedio (.304).

“Candelita” dio dos sencillos para llegar a 24 inatrapables en 26 duelos y anotó en una ocasión.

Pero en el lado malo, su compañero Raisel Iglesias cortó una racha positiva de puro dominio, al cargar con el revés en ese compromiso. El derecho solo retiró a un bateador, permitió dos imparables y (con un elevado de sacrificio de Pete Alonso) recibió la carrera con la que los Rojos quedaron tendidos en el terreno en la décima entrada.

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este martes en las Grandes Ligas:

Yasmani Grandal (MIL) fue el único otro antillano que dio hit, un sencillo en trío de idas oficiales al box, con una anotada y un ponche. Aledmys Díaz (HOU) se fue de 4-0, pero remolcó una carrera.

Leonys Martín (CLE) terminó de 5-0, con engomada y un abanicado, mientras que Yasiel Puig (CIN) recibió un boleto y se ponchó dos veces en cuatro chances válidos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba