Las MEJORES temporadas de bateadores cubanos en la DÉCADA 2010-2019

Hubo 4 bateadores cubanos que se repartieron las 5 mejores campañas ofensivas de los nuestros esta década en la MLB

Hubo 4 bateadores cubanos que se repartieron las 5 mejores campañas ofensivas de los nuestros esta década en la MLB
Hubo 4 bateadores cubanos que se repartieron las 5 mejores campañas ofensivas de los nuestros esta década en la MLB

Por Juan Páez

No habrá más béisbol de Grandes Ligas en la presente década, que termina en días. Ahora es pertinente evaluar los desempeños individuales de los que marcaron las últimas 10 temporadas de la pelota de la Gran Carpa, hoy venimos con los bateadores cubanos.

SwingCompleto realizó un conteo con las cinco actuaciones más brillantes tomando en cuenta a todos los miembros de nuestra armada que participaron en las Mayores. A continuación, en orden ascendente, la lista de bateadores cubanos más destacados:

5) Yulieski Gurriel, 2019: Gurriel terminó su cuarta campaña en el big show con números envidiables. A sus 35 años de vida, disputó 144 juegos, dio 168 imparables, conectó 40 dobles y sacó 31 pelotas del parque por primera vez en su trayectoria.

El “Yuli” acompañó esos números con su primera cosecha de 100 producidas (104) y con 85 anotadas, también tope personal en su carrera. Tomó 37 bases por bolas, solo se ponchó en 65 ocasiones y dejó promedios de .298/.343/.541, lo que redunda en un OPS de .884.

En la historia de las Grandes Ligas, aparte de Gurriel, solo David Ortiz consiguió al menos 40 biangulares, 30 vuelacercas, 100 producidas y .290 de average en una ronda regular contando desde los 35 años de edad. El dominicano logró tal campaña en 2016.

En esta temporada de las Grandes Ligas solo hubo tres otras figuras con, por lo menos, 40 conexiones de dos esquinas, 30 tablazos y 100 carreras llevadas al plato: Anthony Rendón, Rafael Devers y Xander Bogaerts.

Mejor aun: en la década solo hubo 21 jugadores que alcanzaron esos registros, grupo que también integran los cubanos Yoenis Céspedes y José Abreu.

4) Jorge Soler, 2019: El jardinero, del que por varios años se esperó una actuación explosiva, finalmente llenó las expectativas en 2019, con los Reales de Kansas City.

Soler nunca paró de batear cuadrangulares y no solo terminó líder de la Liga Americana en estacazos de vuelta completa, sino que también sus 48 vuelacercas lo convirtieron en el cubano con la mayor cantidad en una ronda regular.

En el último día de la etapa eliminatoria, Soler desapareció la bola en dos ocasiones para empatar y romper el récord de Rafael Palmeiro, quien totalizó 47 en las zafras 1999 y 2001.

Aparte de eso, el slugger participó en todos los compromisos disputados por los monarcas (162), registró 156 imparables, 117 carreras impulsadas, 33 dobletes, 95 recorridos al diamante, 73 bases por bolas y 178 ponches, también máximo número en el joven circuito.

Terminó imponiendo topes personales en juegos, indiscutibles, dobles, bombazos, fabricadas, anotadas, boletos y OPS (.922).

3) José Abreu, 2017: El inicialista de los Medias Blancas de Chicago tuvo una de sus mejores temporadas en 2017.

Gracias a su esfuerzo durante toda la campaña terminó con brillantes promedios de: average de .304, OBP de .354 y slugging de .552. Increíblemente no fue al Juego de Estrellas, pero terminó 14 en la votación para el Jugador Más Valioso de la Liga Americana.

“Pito” totalizó 189 incogibles en 156 compromisos disputados para los patiblancos. Entre esos inatrapables, hubo 43 batazos de dos esquinas, seis triples y 33 estacazos de vuelta completa.

Produjo 102 carreras y anotó en 95 ocasiones. Dejó récords personales en anotadas, hits, dobles e incluso conexiones de tres bases.

Entre cubanos en la década, nadie pegó más imparables en un año. De hecho, los 189 de Abreu son la máxima marca para un antillano en una temporada desde los 203 que conectó Rafael Palmeiro en 1991, con los Rangers de Texas.

2) Yoenis Céspedes, 2015: La “Potencia” estuvo en su mayor expresión en 2015, cuando dividió su accionar entre los Tigres de Detroit y los Mets de Nueva York.

Los metropolitanos lo adquirieron a mitad de temporada para potenciar sus aspiraciones de llegar a los playoffs y vaya que los ayudó el poderoso toletero.

En total, Céspedes (uno de los mejores bateadores cubanos del siglo actual) finalizó con 184 hits en 159 duelos, disparó 42 dobles, seis triples y 35 tablazos. Coleccionó 105 impulsadas y anotó 101 carreras. Se robó siete bases y ligó para .291 de average, con un OPS de .870.

Defensivamente, ganó su único Guante de Oro hasta ahora.

Ofensivamente, como un dato curioso para medir en parte cuán bueno fue su rendimiento, es uno de los cinco cubanos que han registrado un torneo con al menos 100 fletadas y 100 vueltas al cuadro, junto con Palmeiro, José Canseco, Tony Pérez y Orestes Miñoso.

1) José Abreu, 2014: Abreu arrancó su tremenda trayectoria en el mejor béisbol del mundo con todos los hierros, en 2014. De hecho, para el último día de junio, ya se había adueñado del récord de más jonrones para un antillano en su primer año en las Grandes Ligas, con 25 tablazos, 17 biangulares y 64 anotaciones producidas.

En total, en 145 juegos, cosechó 176 imparables, 35 batazos de dos esquinas, dos triples, 36 palazos, 107 fabricadas, 80 anotadas, 51 bases por bolas y 131 abanicados. Su average quedó en .317, dejó OBP de .383 y dominó la liga en porcentaje de slugging, con .581. Todos esos promedios redundaron en un OPS de .964, el mejor de su carrera hasta ahora.

Con sus registros en su primera zafra, el primera base impuso la segunda mayor cantidad de jonrones, solo superada por los 48 de Soler.

También tuvo la séptima mayor cifra de indiscutibles, la novena de dobles, la tercera en empujadas, el mejor promedio ofensivo y el mejor OPS (estas dos últimas estadísticas son tomando en cuenta solo hombres con al menos 500 apariciones al plato).

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*