Por Williams Roque

Las selecciones de Francia y Polonia dieron inicio a la segunda jornada de los Octavos de Final del Mundial de Fútbol con sede en Qatar. El Al Thumama Stadium fue el campo de batalla donde ambos equipos pusieron en juego su permanencia en el torneo.

«Les Bleus» llegaron a este encuentro como líderes del grupo D con dos victorias y una sorpresiva derrota frente a Túnez en la última fecha cuando ya estaban clasificados. Polonia con cuatro puntos lo hizo como escolta de Argentina en la llave C.

En una primera mitad muy pareja con ocasiones de peligro para ambos equipos, fue la campeona del mundo quien sacó la mejor parte. Al filo del descanso comenzó el show de Kylian Mbappé, que pusó una asistencia de lujo a Olivierd Giroud que con un disparo cruzado venció al arquero Wojciech Szczesny. Con este gol, Giroud se convierte en el máximo goleador histórico de la Selección Francesa en solitario, con 52, y supera los 51 de Thierry Henry.

A la vuelta de los vestuarios, Francia salió impetuosa en busca del gol que les diera la tranquilidad y dejara encarrilada su clasificación a cuartos de final, con varias ocasiones de peligro que no pudieron concretar. Los polacos dieron un paso adelante en busca del empate y al minuto 74  en un contragolpe letal, despejó Griezmann en su área un balón peligroso, la bajó Giroud en su campo, se la dejó a Dembélé quien corrió como un bólido y se la dejó a Mbappé en banda izquierda, y con un fuerte disparo de pierna derecha batió a Szczesny que no pudo reaccionar.

El portero francés Hugo Lloris, hizo historia al llegar a los 142 partidos jugados con la selección, igualando al mítico Lilian Thuram como los jugadores con más partidos jugados para Francia. El próximo día 10 cuando se enfrente al ganador del duelo entre Inglaterra y Senegal se convertirá en el líder solitario de este acápite.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio