Por Alexander García Milián


Es el colmo de los sinsentidos, es la nueva bomba, la extrema salvajada; unos dicen que sí, que se cambian las cosas, ¿Para bien?,- me pregunto- les pregunto a ustedes de hecho.



Ya semanas atrás, el genio, el cerebro, Yosvani Aragón, anunció que habrá otra vez Serie Especial; ¡Sííí!- casi grite espantado. Es ya la gota que copo el vaso esto de la Dirección Nacional.


El anuncio fue hecho con vítores y aclamado por los siervos de siempre- la prensa nacional- hay que prepararse para Lima, hay que ganar los Panamericanos a como sea. – Sí Estados Unidos no va, hay que aprovechar- pienso yo dijeron los jefes.


Entonces la memoria nos lleva hacia atrás, unos 360 días; en la anterior “Serie Especial”, mucho entrenamiento, juego va y viene, se pierde con Colombia y Venezuela, en un tope preparatorio, se le gana forzosamente a Nicaragua y luego para rematar se pierde con los chamacos de preescolar A de un colegio en Estados Unidos.


Se vió en aquellos días a un elenco cansado, sobreentrenado, sin ganas de nada; y ahora de nuevo Serie Especial.



Pero salen también, vuelvo al punto; los defensores de lo mal hecho; ejemplo: Rodolfo García en Al duro y sin guantes;- La Comisión sabe lo que hace, nunca piensa en hacer el mal, para aprender hay que equivocarse- ; ¡Vayaa!… es la misma justificación de siempre, el clásico pretexto de los acomodados.


Luego, para rematar, en una especie de comunicado oficial, Hernández- Lujan explica en Bola Viva que en esta Serie- según la Comisión- se viajara menos.


Es un show en la carpa Trompo Loco, es la burla de las burlas,… ¿qué pasa?, ¿hasta cuando seguirán acabando?


Ya Despaigne y Gracial están atrasados para la liga en Japón, ambos están en Cuba esperando por la Serie del Caribe sin necesidad ninguna, ellos no son los únicos buenos peloteros y además corren el riesgo de lesión o de algún otro inconveniente asociado a ello.



Tal parece que un analfabetismo extremo invade las mentes de los compañeros de la Dirección Nacional, queman a los jugadores, malgastan dinero adquirido de los contratos en torneos que suenan más que ridículos.


La Serie Especial de 2018, se organizó para buscar el primer lugar en Barranquilla y se obtuvo la plata a golpe de suplicio. Después del fracaso- maquillado como siempre- casi se acepto por todos los encargados con poder de decisión, que era algo no viable, y ¿por que regresa?


Buenos lectores, aquí va quizás la bola nueva de este año, otra de las tantas a las que nos acostumbra nuestra Federación… Veremos pues.


Nos vemos a la vuelta.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba