Pablo Civil, el manager y la tarea del indio

Ya las presiones comenzaron y todos hablan de la Serie del Caribe y la posibilidad de ganarla, pero Civil no es Urquiola, aún le falta tiempo

Ya las presiones comenzaron y todos hablan de la Serie del Caribe y la posibilidad de ganarla, pero Civil no es Urquiola, aún le falta tiempo
Ya las presiones comenzaron y todos hablan de la Serie del Caribe y la posibilidad de ganarla, pero Civil no es Urquiola, aún le falta tiempo

Por Alexander García Milián


Es el tipo que dijo que volvería y ganaría; el hombre que debuto como manager en la Serie de Oro, luego se fue, regresó, fue segundo, lo excluyeron de cualquier opción para dirigir algún equipo Cuba pero ahora ganó.



Es Pablo Civil, un tipo que se muestra sobrio, taimado; mientras lo vemos hablar con Aurelio Prieto Alemán en Confesiones de Grandes, antes había hablado con todos, estaba herido, habían sido injustos- pero soy un soldado de la Patria- dice y pienso, el béisbol es secundario, ser un soldado es lo primero; perder con dignidad y esas cosas, ta, ta, ta; pura labia… 


Es Pablo Civil un hombre inteligente, con dones de dictador pero inteligente; le saca las purgas a Yordanis Alarcón, este le fue arriba y luego de la piñasera,- Alarcón fuera- ; – “… A este atravesado hay que sacarlo…”- creo pensó Civil.


Pero salvemos la distancia, el pasado, las conductas y buenas intenciones de Pablo Civil, ahora lo importante estriba en el hecho de que será el próximo director del Equipo Cuba, el de turno; ¿Cambiará algo?



Civil ha llegado con bombos y platillos; es buen preparador físico, durante su etapa con Ermidelio Urrutia fue coach de bateo y Las Tunas entonces batió casi todos los records ofensivos de la provincia en las Series Nacionales.


Civil ha llegado en un momento difícil, llega a recoger la estela de Carlos Martí, de Roger Machado, de Víctor Mesa; meses, años de inmensa frustración que parecen no acabar nunca cuando vemos que en cada evento se juega como siempre y se pierde de igual modo.


Llega Civil y veremos ahora que le deja hacer la Comisión Nacional, si le otorgan más autonomía, más poder, si no lo limitan como hacen siempre o le ponen al lado a individuos atravesados como hicieron con Roger y Urquiola, cuando le espantaron de mala manera al complicado Víctor Mesa.



Poner fin a la debacle, creo que es tarea imposible, quizás dar una mejor cara, mostrar una mejor versión de equipo serio, tal vez estas sean las mejores opciones que ofrezca el tunero.


Ya las presiones comenzaron y todos hablan de la Serie del Caribe y la posibilidad de ganarla, pero Civil no es Urquiola, aún le falta tiempo y carretera para llegar a la altura del pinareño. Puede que la selección de Las Tunas vaya a discutir el oro pero ganar es un empeño mayor, obvio decirlo pero no esta demás.


No es una cuestión de equipo, como de dinámica, de métodos para organizar las cosas, de vías para enfrentar los problemas y darle solución. La tarea por ahora a simple vista se torna como la del indio,… ¡difícil!


Nos vemos a la vuelta.


1 Comment

  1. Si gana o no es solo responsabilidad de CIVIL. si no se juega bien, no se ganará. pienso que los comentarios de esta página carecen de lógica, y le veo mucho de basura.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*