Partidazo: Cienfuegos dejó al campo a Industriales en el 9no

Los Elefantes de Cienfuegos dejaron tendidos en el campo a los Leones capitalinos 7-6 en el último duelo de la porfía particular de esta semana y los volvieron a arrastrar al sótano

Los Elefantes de Cienfuegos dejaron tendidos en el campo a los Leones capitalinos 7-6 en el último duelo de la porfía particular de esta semana y los volvieron a arrastrar al sótano
Los Elefantes de Cienfuegos dejaron tendidos en el campo a los Leones capitalinos 7-6 en el último duelo de la porfía particular de esta semana y los volvieron a arrastrar al sótano (Foto: Aslam Ibrahim Castellon)

Por Boris Luis Cabrera

Con un soberano lineazo de Yusniel Ibáñez que encontró un espacio en la pradera cerrando la novena entrada, los Elefantes de Cienfuegos dejaron tendidos en el campo a los Leones capitalinos 7-6 en el último duelo de la porfía particular de esta semana y los volvieron a arrastrar, en medio de la euforia colectiva reinante en el coliseo sureño, al sucio y pestilente hueco que hay en lo último de la tabla de posiciones.

Temblaron las almas azules cuando el diestro Pedro Álvarez se desconcentró en las postrimerías después de un relevo meritorio de tres episodios donde no permitió siquiera un imparable a sus contrarios.

Un boleto al enmascarado Richel después de dominar el ímpetu de César Prieto en rolata al cuadro en medio de gestos y palabras al viento, encendió las alarmas en el bull-pen capitalino y tras dos bolas consecutivas al temerario Yasniel González, estalló del box para darle paso a Yandi Molina.

Un cañonazo de hit a la banda izquierda fue la forma que encontró el refuerzo de Mayabeque para saludar a su rival dejando el escenario listo para que, después de un ponche de Pavel Quesada que sonó como un latigazo en las tribunas, Ibáñez se vistiera de héroe y se reafirmara como el máximo impulsor del campeonato.

La victoria fue a la cuenta de Miguel Lahera (4-1) en una magnífica labor de contención de 3.2 entradas manteniendo el plato libre de felinos quienes apenas pudieron ligarle un trio de sencillos en ese trayecto.

La tropa de Rey Vicente Anglada se había encargado de dinamitarle el montículo al estelar Lázaro Blanco en el sexto capítulo cuando le fabricaron un racimo de tres anotaciones para igualar las acciones en el marcador, gracias a un cohete de Yordanis Samón con las almohadillas repletas frente a un frio Lahera que aún no se había encontrado a sí mismo.

Los Industriales conectaron dos hits más que sus adversarios (12), destacando el reincorporado Alberto Calderón con par de sencillos y un triple y Yhosvani Peñalver con dos incogibles e igual cantidad de compañeros remolcados para lo goma.

Por los anfitriones, fue clave un triple de César Prieto con los ángulos congestionados que ayudó a completar un ramillete de cinco carreras en el cuarto episodio frente a los envíos del abridor azul Bryan Chi.

Después de la derrota, enclaustrados nuevamente en el sótano de la campaña, el equipo que más títulos ha ganado en nuestros campeonatos domésticos se trasladará a su cuartel general del Latinoamericano a recibir a los Leñadores tuneros, en una serie donde estarán en juego orgullos y posibles clasificaciones.

Nos vemos en el estadio.

1 Comment

  1. ¿Y no es que los Industriales de La Habana habían salido “de una vez y por todas” del sótano? Eso afirmó Cabrera hace pocos días.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*