Por Yasel Porto

Incluso para muchos que no vivimos ese batazo, el jonrón de Pedro Medina en la final de la Copa Intercontinental de Edmonton 1981 está en nuestras mentes como algo sagrado y sublime si se habla de jonrones o momentos trascendentales en la historia del béisbol cubano. Todo a pesar de que aquella conexión solo sirvió para empatar un partido que finalmente Cuba perdió contra la selección de Estados Unidos.

Pero ese cuadrangular se hizo famoso por varios factores, los cuales lo mantienen como algo trascendental a pesar del paso del tiempo y la llegada de nuevos pasajes merecedores de pertenecer al imaginario Salón de la Fama de los grandes momentos de la pelota cubana.

Aquel batazo no solo sirvió para levantar el ánimo de un equipo que estaba prácticamente derrotado ya, sino que aconteció en el noveno inning del juego por el título del torneo y frente a un rival que para los cubanos era el que siempre generaba más interés a la hora de enfrentar y vencer. Y por si fuera poco se trataba de un jonrón salido del bate de un hombre que salió como emergente después de pasarse un juego entero en el banco.

Ese suceso estuvo marcado por varias historias interesantes y no solo alrededor de la figura de Medina. Era la etapa tan controversial en la que Servio Borges actuaba como rey y señor del equipo nacional sin cuestionamiento de nadie. Sin embargo, el revés en aquella Copa en suelo canadiense y el posterior fracaso en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1982 efectuados en La Habana, hizo que Borges perdiera su poder y su puesto.

TE PUEDE INTERESAR: El próximo Presidente de la Federación… “¿Pedro Medina Ayón?”

En diálogo sostenido hace unos meses con el legendario exreceptor habanero, éste nos profundizó buena parte de lo sucedido en ese juego. Aprovechó Medina para aclarar algunos mitos y polémicas que con el tiempo se fueron generando, aunque ratificó otras realidades y controversias alrededor de Servio y del equipo en el partido de marras.

El real motivo de no abrir como titular, sus relaciones con el manager, lo que dijo antes de salir de emergente y las reacciones de varias figuras importantes dentro de aquel equipo, fueron puntos comentados con profundidad por el legendario número 31 de los equipos capitalinos y nacionales, a quien muchos catalogan como el receptor más integral que ha pasado por las Series Nacionales.

Aquí los comparto entonces lo expresado por Medina sobre uno de los momentos más famosos con que cuenta la pelota cubana, de aquellas derrotas que pocos olvidan por la forma que se perdió ese juego, tanto por el desenlace en sí como por el resultado final después de empatarse el desafío de manera espectacular con el citado jonronazo.

Por cierto que el hombre que también destacó como manager y entrenador sigue recuperándose de forma satisfactoria de la afectación sufrida por la pandemia a mediados del pasado mes de noviembre.

10 comentarios en “Pedro Medina aclaró en exclusiva sobre polémicas, mitos y realidades del histórico jonrón de Edmonton”

  1. Era una época de grandes jonrones espectaculares. El de Medina, el de Muñoz en Japón 80, los de Cheíto contra Ken Daily en la Habana 79, los de Gurriel en Parma 86 contra Jim Abbot y el veloz relevista Chris Carpenters, y hay más pero estos junto al de Marquetti 70, están en la cúspide del salón imaginario de la fama. Pero deberían estar plasmados en placas históricas.

Responder a Rolando González Sotomayor Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba