Por Pablo Pichardo

La definición de la temporada de Grandes Ligas comienza acercarse con la llegada en unas semanas del último mes de competencia, por lo que un paso en falso después de tener una cómoda ventaja en la tabla de posiciones podría sacar de la postemporada a cualquier equipo. 

Los Yankees de Nueva York, el mejor plantel de la MLB durante la primera parte del torneo y los reyes de la Liga Americana desde el pasado 26 de abril, se encuentran en una racha adversa que ha prendido las alarmas entre sus seguidores. 

Anoche los Bombarderos fueron víctimas nuevamente de su eterno rival, Boston Red Sox, con marcador de 3×0, donde resultó imprescindible la actuación del abridor de 31 años Michael Wacha durante siete episodios en lo que soportó dos imparables, con una base por bola y nueve ponches propinados, rebajando de esta forma su efectividad hasta 2.44. 

Devers a lo largo de la temporada ha sido verdugo para el staff de pitcheo de los Yankees al sumar en once encuentros seis bambinazos con doce carreras remolcadas, siete anotadas, par de dobles y promedio ofensivo de .250 (40-10), logrando pegar de imparables en nueve de los 12 juegos que ha intervenido. 

El dominicano fue noticia el pasado 7 de julio cuando despachó par de bambinazos al estelar lanzador Gerrit Cole en Fenway Park, sumando además cinco impulsadas aquella jornada. 

Si buscamos sus números contra los Yankees solo como local se aprecia mejor sus dotes ofensivas, (18-5), promedio de .277, con tres vuelacercas, tres carreras anotadas y siete impulsadas. 

A lo largo de su carrera según las estadísticas de Baseball Reference, Devers ha disputado 82 encuentros frente a los Yankees, sumando 312 veces al bate, 78 imparables, 17 dobles, 19 cuadrangulares (la mayor cantidad frente a cualquier equipo de MLB), 53 impulsadas, promedio de .250 y línea de bateo de (.304 OBP/ .487 SLU/ .791 OPS). 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba