Ronnier Mustelier, los Yankees, la mala suerte y otras historias

Cuando parecía que sus pasos se perdían en la bruma del olvido, Ronnier vuelve a resurgir, llega a México y da cátedra de bateo.

Cuando parecía que sus pasos se perdían en la bruma del olvido, Ronnier vuelve a resurgir, llega a México y da cátedra de bateo.
Cuando parecía que sus pasos se perdían en la bruma del olvido, Ronnier vuelve a resurgir, llega a México y da cátedra de bateo.

Por Alexander García

   A simple vista, parece una historia triste y pienso que es triste, a veces tiende a otros tonos, a los de una historia simplona y mediocre pero no, es una historia triste la de Ronnier Mustelier.

   Y digo Ronnier Mustelier pero pudiera decir tantos otros nombres como Yadil Mujica, Juan Miguel Miranda, Yobal Dueñas; todos cubanos, todos ligados a la órbita de los Yankees de Nueva York, todos muy buenos, buenísimos diría, todos tocados con el halo de la mala suerte, de cierta maldición enclaustrada que emerge en contextos específicos para castigar a determinadas personas.

   Hoy es la crónica de Mustelier y entonces, enseguida nos enfocaremos hacia el béisbol mexicano; Tomateros de Culiacán, Guerreros de Oaxaca, creeremos en un primer momento que la carrera del santiaguero queda resumida a sus años en suelo azteca. Unos diez años atrás no era así, más allá, cuando Alex Rodríguez recesa transmisiones con los Bombarderos del Bronx, cuando la plaza en tercera parecía calarle, la gerencia se hace con los servicios de Chase Headley y otra vez Mustelier queda relegado a las Ligas Menores.

   En 2011, los Yankees habían contratado a Ronnier, quien había salido de Cuba en 2009, luego de jugar casi 300 partidos en Series Nacionales. Dos años después, tras la lesión de Curtis Granderson, Mustelier pudo optar por un puesto en los Spring Training pero no, a pesar de rendir fue mandado a las Ligas Menores donde compiló 272 de average.

   Estimados lectores, cuando hablo de historia triste, lo hago para referirme al hecho de que Mustelier lo tuvo todo, el talento, el rendimiento, las ganas para hacerlo bien, para llegar al primer nivel en MLB, si bien tuvo la oportunidad con los Bravos de Atlanta en 2016, tras descocer la pelota en triple A, con 291 de average durante 117 juegos, si bien fue así, la estadía fue corta tras ser promovido al primer equipo. Mustelier entró el 3 de julio en un partido contra los Marlins y al día siguiente regresó a las Ligas Menores.

   Cuando parecía que sus pasos se perdían en la bruma del olvido, Ronnier vuelve a resurgir, llega a México y da cátedra de bateo. Tanto en invierno como en verano el cubano luce a lo grande y muchos juraron que volvería a la MLB pero no, parece haberse conformado.

   Si muchos miran a Olivera, a Navas, a Meriño, a José Julio Ruiz y Alexey Bell como los referentes de aquella “Aplanadora” de Santiago de Cuba, la de Antonio Pacheco; si muchos tienen a esos peloteros como figura, Ronnier reclama un puesto, pues fue un primer bate letal, podría haber sido segundo, tercero, cuarto o quinto, lo mismo daba línea entre dos que la perdía de aire entre left y center, allá en el Guillermón Moncada.

   Las historias se cuecen y en varias ediciones de la Serie del Caribe, Ronnier, vistiendo la franela de equipos mexicanos, ha enfrentado a las respectivas escuadras cubanas que han estado presentes; amor, odio, resentimiento, pasión, sentimientos encontrados una y otra vez, Mustelier parece que se pierde, su historia ha sido así, de llegar, de caer, de trastabillar, una historia triste pero con ribetes hermosos.

   Por ahora, hay momentos en que Ronnier parece que se va pero no, sigue ahí, dando palo. Es él, ya pasando los 35 años es él, pienso que siempre lo ha sido.

   Nos vemos a la vuelta.

2 Comments

  1. Para nada Ronni Mustelier el avispon lo tenia todo para trascender en la MLB, jugador polivalente y dueño de todas las herramientas no pudo acceder al maximo nivel a lo mejor por otras causas coyunturales que se agruparon en un momento determinado y aunque resaltaron la calidad de los peloteros cubanos, que llegaban por racimos intentando lograr su gran sueño, con mucho potencial , siendo su principal característica
    estar 100 % libre de anabolicos y esteroides, eran el mas preciado tesoro, mas al final los cubanos que asociados la mayoria a representantes o manejadores con intereses sobre todo en Republica Dominicana donde los niños prospectos de 15 años son manipulados por personas inescrupolosas que manejan sus finanzas y los obligan debutar con las drogas deportivas, contra eso Q.H no hay rendimiento por muy destacado que sea, ejemplos hay de jugadores cubanos con un aval ya reconocido en MLB y que no pueden acceder a los rosters de 40, partiendo las Ligas Menores, pudiendo ser regulares de al menos 6 o 7 equipos, factor económico, racial, mediatico, no se sabe, ojala el efecto floyd tambien deje sus repercusiones en la forma en que se manejan contrataciones de afrodescendientes y sobre todo de los latinos, amen de que todo el mundo no puede jugar Grandes Ligas por muy bueno que sea, solo en Dominicana hay mas de 150 jugadores cubanos esperando y haciendo try_outs con la voluntad de acceder a la MLB, pero otra vez la falta de un representante serio, honesto, hacen mella del beisbolista cubano a la hora de definir, para mi Ronni deberia estar ahora mismo en algun rosters de la MLB.

  2. Daniel no se cual recurso literario utiliza este muchacho en sus articulos,pero sinceramente y que lo tome como critica constructiva o hace periodismo deportivo o literatura,porque estos «frankestein» que se publican bajo su autoria quedan a deber para un lector promedio como soy yo,porque sinceramente cada vez que leo alguno la «informacion relevante e importante» es infima,Ronnier estuvo implicado en doping y de eso el «articulo» no dice ni J,como fue?,que paso? que tan culpable es el jugador?,que no llego a establecerse en GL eso lo sabemos todos pero que mas???.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*