Rubén Paz, el tunero al que robaron el Novato del Año y se fue a jugar a México

De su paso por el béisbol cubano, de su traslado a Las Tunas y otros temas Rubén Paz conversó con SwingCompleto

De su paso por el béisbol cubano, de su traslado a Las Tunas y otros temas Rubén Paz conversó con SwingCompleto
De su paso por el béisbol cubano, de su traslado a Las Tunas y otros temas Rubén Paz conversó con SwingCompleto

Por Darien Medina

Rubén Paz mereció ser el novato del año de la Serie Nacional 55 con el equipo de Las Tunas, pero su nombre pasó a esa larga lista de los que de una manera cuestionable nunca recibieron esa condición.

En su único año en la Serie Nacional tuvo un promedio de bateo de 361, rompiendo la marca para un novato de 360 impuesta por Rolando Verde.

El OBP de Paz fue de 411, OPS de 887 y un slugging de 476, ese año el ganador del premio a Novato del Año fue el pinareño Yoandri Cruz.

Ha tenido que ir superando obstáculos desde los inicios en su natal Granma, donde no supieron valorar tu talento, fue acogido en Las Tunas provincia a la que le profesa un agradecimiento eterno, en la actualidad reside en México país al que emigró en el 2015 de manera legal buscando la firma con una organización de Grandes Ligas, no ha podido cumplir su sueño, tampoco ha dejado de luchar.

Ha tenido participación en ligas semi profesionales de México, además de formar parte de la nómina de los Sultanes de Monterrey participando en nueve partidos.

De su paso por el béisbol cubano, de su traslado a Las Tunas y otros temas Rubén Paz conversó con SwingCompleto.

Nace en Bayamo, pero se traslada a Las Tunas ¿por qué?

Me traslado a Las Tunas porque ya había jugado ahí desde la categoría 13-14 hasta 15-16, posteriormente regreso a Granma por mi padre, que por problemas de salud ya no podía seguirme y apoyarme como lo hacía anteriormente, quiero aclarar que la decisión la tomé porque en mi provincia natal nunca me dieron la oportunidad, el chance que necesitaba para demostrar mi talento, simplemente nunca creyeron en mi a pesar de que los números hablaban por sí solos.

¿Cómo consideras la acogida en esa provincia?

Nunca dudaron en acogerme y darme el chance que necesitaba, ellos ya sabían la calidad que tenía por los resultados obtenidos  desde las categorías 13-14 hasta 15-16, pero necesitaba demostrarlo, primeramente en el sub 23 donde quedé segundo en jonrones en el país con seis, gracias a ese buen desempeño fue lo que me dio la oportunidad de integrar el equipo a la Serie Nacional 55.

¿Cómo transcurrió esa temporada?

Comencé como jugador de cambio hasta que se me dio la oportunidad de jugar de titular frente a Matanzas y no la desaproveché, ese día jamás lo voy a olvidar, batié de 4-3 con dos dobles frente a Yoannis Yera uno de los mejores lanzadores de Cuba.

Le tengo que dar las gracias a Ermidelio Urrutia quien batalló mucho conmigo por mi carácter y me dio muchos consejos otros nombres son los Reinaldo Infante, Alain Campos y Ulises Cintra que para mí fueron como mis hermanos, mis padres, mis amigos y nunca se cansaron de aconsejarme porque ellos sabían el talento que traía.

También quiero agradecer a la afición que siempre me apoyó y me aplaudió en las buenas y malas jugadas, una vez más un millón de gracias a Las Tunas, siempre voy a estar agradecido con esa provincia.

¿Por qué abandonar el país?

La decisión de irme de Cuba la tomé por las injusticias que hicieron conmigo, primeramente­ no me llevaron al Juego de Estrellas estando entre los primeros 4 bateadores en average del país, creo que me lo gané por derecho propio y con resultados y números, dos no fui incluido en el equipo Cuba de ese mismo año. Realmente no veía que eso fuera a cambiar y esto fue lo que me llevó a salir de Cuba.

Mi objetivo era el de  firmar con alguna organización de la MLB, no lo pude hacer y entonces busqué la opción de jugar en México, no tenía nada asegurado lo que he logrado ha sido con mi esfuerzo, siempre con fe y mentalidad positiva.

¿Por qué se te ha hecho tan difícil encontrar una organización interesada en tus servicios?

Realmente en estos países si no tienes un buen representante o alguien que te ayude a echar adelante no juegas en ningún lado.

¿Durante todo ese tiempo de espera a qué se dedicó Rubén Paz?

Siempre me mantuve jugando béisbol en ligas semi profesionales.

¿Cómo es el nivel en estas ligas?

Depende en el estado que juegues, por ejemplo la Liga Meridana, Liga Norte de Coahuila y Norte de México son semi profesionales, pero de muy buen nivel.

¿Cómo llegas a los Sultanes de Monterrey?

Llego gracias al Gerente Deportivo Grimaldo Martínez que anteriormente  me había visto jugar y debido a varias bajas de jugadores en los Sultanes me llamó y me dio la oportunidad.

¿Cuáles son los siguientes planes?

Hasta el momento no tengo contrato con ningún equipo de la Liga Mexicana de Béisbol, mi plan es no darme por vencido y jamás dejaré de luchar por mis sueños, me mantendré entrenando y participando  en una liga semi profesional.

[types field=’cc’][/types]

 

1 Comment

  1. Es increíble que nadie absolutamente nadie de la comisión nacional haya podido ver que ese jugador tenía clase y nivel para poder representarnos en cualquier evento internacional, así ha pasado durante épocas y sigue pasando ahora,ahí está la clave del porqué en CUBA no hay béisbol y no habrá mientras esté esa comisión nacional que solo hace destruir, comenzaron por retirar a todos los jóvenes de aquel invensible equipo, una vez dejaron a Ermidelio Urrutia sentado en el aeropuerto con sus pertenencias siendo el líder de bateo sin aún haber nadie que diga que pasó, es un bochorno escuchar que en este país hay una institución que se dedica a realizar injusticia, eso todo el mundo lo sabe y nada se hace,entonces no busquen más donde está el bajo rendimiento de la pelota cubana,donde hay injusticia, hay corrupción, el béisbol tendrá vida cuando haya vida en la comisión nacional y lo demuestra la cantidad de peloteros cubanos que juegan fuera de aquí, en CUBA hay béisbol bueno,pero hay también una comisión nacional que lo ha puesto malo…..saque usted sus propias conclusiones

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*