La Serie Mundial de Yordan Álvarez fue histórica para Cuba

Esta actuación de Álvarez en el clásico otoñal, con frecuencias de 412/524/588 quedará a discusión de si es la mejor en la historia para un cubano

Esta actuación de Álvarez en el clásico otoñal, con frecuencias de 412/524/588 quedará a discusión de si es la mejor en la historia para un cubano
Esta actuación de Álvarez en el clásico otoñal, con frecuencias de 412/524/588 quedará a discusión de si es la mejor en la historia para un cubano (web screen shot)

Por Juan Paez

Si bien la primera temporada de Yordan Álvarez en Grandes Ligas pudo terminar con una cereza en el pastel, ganando la Serie Mundial, esta terminó como empezó: con una tórrida ofensiva que lo ayudó a convertirse en uno de los novatos más destacados de la Gran Carpa. El toletero de los Astros de Houston englobó una de las mejores temporadas para un novel cubano en la historia y la coronó con una deslumbrante actuación en el Clásico de Otoño, ante los Nacionales de Washington.

Álvarez, de 22 años, participó en los siete juegos de la máxima instancia y coleccionó siete imparables en 17 turnos legales con el madero. Dio un jonrón, impulsó dos carreras y anotó otro par.

Tomó cuatro bases por bolas y se ponchó en dos ocasiones. Su línea final fue de .412 de average, .524 de porcentaje de embasado, .588 de slugging y 1.112 de OPS.

El que posiblemente será el Novato del Año de la Liga Americana también se convirtió en el cubano más joven con un estacazo de vuelta completa en la Serie Mundial, al romperle el récord a José Canseco, quien lo hizo con 24 años y 105 días de nacido. También se tituló como el antillano de menor edad en sacar la bola en postemporada en general.

¿La mejor?

Esta actuación de Álvarez en el clásico otoñal quedará a discusión de si es la mejor en la historia para un cubano. Quizás pueda entrar en comparación con el accionar que tuvo Tony Pérez en 1972, cuando el único inmortal isleño también perdió el trofeo del comisionado con los Rojos de Cincinnati frente a los Mets de Nueva York.

En aquel momento, “Tany” tuvo 28 apariciones al plato y disparó 10 incogibles en 23 oportunidades oficiales. Dio dos biangulares, produjo dos rayitas y le dio tres vueltas al cuadro, con cuatro pasaportes y cuatro abanicados. Su línea terminó en .435/.500/.522 en también siete compromisos.

En el caso de Álvarez, quien se convirtió en el debutante cubano con el mejor desempeño en esta fase, quedó con la cuarta mejor cantidad en inatrapables, con el segundo average más alto, el segundo promedio de embasado más elevado, el mejor slugging y el segundo mejor OPS, solo por debajo del que tuvo Sandy Amoros en 1955 (1.113).

En total, en todos los playoffs, coleccionó cuatro extrabases (tres dobles y un vuelacerca), tres fletadas, cinco anotadas y 14 imparables en 18 juegos totales, con una línea de .241/.323/.345.

Pese a que el nacido en Las Tunas no pudo coronarse junto a sus Astros de Houston, su torneo quedará para el recuerdo.

Desde la ronda regular hasta la postemporada construyó un camino histórico, que casi seguramente terminará de edificarse con el trofeo de Novato del Año.

Números de Yordan Álvarez en la postemporada 2019:

Serie Rival JJ VB CA H 2B 3B HR CI BB AVG OBP SLG OPS
ALDS TBR 5 19 2 6 3 0 0 1 1 .316 .350 .474 .824
ALCS NYY 6 22 1 1 0 0 0 0 2 .045 .125 .045 .170
WS WSN 7 17 2 7 0 0 1 2 4 .412 .524 .588 1.112
18 58 5 14 3 0 1 3 7 .241 .323 .345 .668

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*